Cla­ves pa­ra en­ten­der el na­ci­mien­to de la prin­ci­pal pe­tro­le­ra pri­va­da del país

Con la in­te­gra­ción de PAE y Axion, Ale­jan­dro y Mar­cos Bulg­he­ro­ni cons­tru­yen re­no­va­dos con­tra­pe­sos con sus so­cios bri­tá­ni­cos y chi­nos.

Perfil (Sabado) - - ECONOMIA - JAI­RO STRACCIA

El na­ci­mien­to de Pan Ame­ri­can Energy Group, la ma­yor pe­tro­le­ra pri­va­da de la Ar­gen­ti­na, es la pri­me­ra gran ju­ga­da de la fa­mi­lia más rica del país, los Bulg­he­ro­ni, ju­ga­do­res cla­ve del mer­ca­do ener­gé­ti­co, lue­go del fa­lle­ci­mien­to de su fac­tó­tum, Car­los, ha­ce un año.

Cuan­do en­tre en vi­gor el acuer­do, se in­te­gra­rán las com­pa­ñías PAE, pro­duc­to­ra de cru­do don­de son ac­cio­nis­tas Bri­tish Pe­tro­leoum y el gru­po Bri­das (que con­for­man los Bulg­he­ro­ni jun­to a la chi­na Cnooc), con la re­fi­na­do­ra y ex­pen­de­do­ra de com­bus­ti­bles Axion, con­tro­la­da has­ta aho­ra só­lo por Bri­das. En el fla­man­te PAEG, BP y Bri­das se re­par­ti­rán las ac­cio­nes en par­tes igua­les.

“Se abre una nue­va eta­pa in­te­grán­do­nos jun­to a nues­tros so­cios”, sos­tu­vo Ale­jan­dro Bulg­he­ro­ni, chair­man de Bri­das Cor­po­ra­tion y fu­tu­ro pre­si­den­te del nue­vo hol­ding. “Es­te acuer­do de in­te­gra­ción ra­ti­fi­ca nues­tro com­pro­mi­so con la in­ver­sión, el em­pleo y el desa­rro­llo”, afir­mó Mar­cos Bulg­he­ro­ni, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Pan Ame­ri­can Energy y pró­xi­mo CEO de la nue­va si­gla.

Las de­cla­ra­cio­nes de ri­gor se pro­du­je­ron el lu­nes pa­sa­do cuan­do una foto ha­bló más que las pa­la­bras: el her­mano y el hi­jo del his­tó­ri­co pe­tro­le­ro que fa­lle­ció el 3 de sep­tiem­bre de 2016 en­vían una se­ñal de uni­dad tan­to a los so­cios co­mo al mer­ca­do del pe­tró­leo.

Es que el va­cío que es­tán obli­ga­dos a lle­nar no es me­nor. Car­los Bulg­he­ro­ni, que jun­to a Ale­jan­dro po­ten­cia­ron los ne­go­cios de la fa­mi­lia que lle­gó a te­ner una for­tu­na de más de US$ 5 mil mi­llo­nes, fue du­ran­te mu­chos años un to­do­te­rreno del lobby tan­to con go­bier­nos co­mo con otras em­pre­sas. El doc­tor, co­mo se lo re­fe­ren­cia­ba, era ca­paz de ges­tio­nar una li­ci­ta­ción en Turk­me­nis­tán pa­ra ex­traer gas co­mo de sen­tar­se con ta­li­ba­nes pa­ra ne­go­ciar un ga­so­duc­to; o era ca­paz de po­ner­le un avión al hi­jo de Car­los Me­nem pa­ra que lo vea un médico u otra ae­ro­na­ve pa­ra traer al país a Fe­li­pe Gon­zá­lez en tiem­pos de la cri­sis de 2001, co­mo cuen­tan Pa­blo Fer­nán­dez Blan­co y Es­te­ban Ra­fe­le en Pa­tro­nes de la Ar­gen­ti­na K. Allí tam­bién se re­la­ta que te­nía tres se­cre­ta­rias en dis­tin­tos hu­sos ho­ra­rios pa­ra cu­brir re­que­ri­mien­tos las 24 ho­ras del día; que fue ca­paz de ha­cer acuer­dos pa­ra con­se­guir di­vi­sas en tiem­pos del ce­po o de ne­go­ciar to­do ti­po de sub­si­dios pa­ra la ex­por­ta­ción de hi­dro­car­bu­ros, el fuer­te de PAE. An­tes de mo­rir, de he­cho, al re­ci­bir un pre­mio de la Asociación de Di­ri­gen­tes de Em­pre­sa, ha­bla­ba ya de “ex­plo­rar el es­pa­cio ex­te­rior” en bus­ca de más re­cur­sos na­tu­ra­les. Aje­drez. Des­de esa pers­pec­ti­va, el nue­vo acuer­do es la pri­me­ra gran mo­vi­da de la era post Car­los que ha­ce la fa­mi­lia Bulg­he­ro­ni, que, se­gún pu­do re­cons­truir PER­FIL en el mer­ca­do, tie­ne va­rias lec­tu­ras po­si­bles:

Al con­cre­tar una ope­ra­ción que se in­ten­tó en otras opor­tu­ni­da­des pe­ro no se lle­vó a ca­bo, tan­to Mar­cos co­mo Ale­jan­dro Bulg­he­ro­ni se blin­dan an­te una even­tual ofer­ta uni­la­te­ral del gi­gan­te BP con los chi­nos de Cnooc, que even­tual­men­te pu­die­ran arre­ba­tar­le el con­trol de la com­pa­ñía. “Sin du­das aho­ra van a dor­mir más tran­qui­los”, pun­tua­li­zan los que co­no­cen el mer­ca­do. Ade­más, am­bos man­tie­nen el ma- na­ge­ment tan­to lo­cal co­mo fa­mi­liar de la em­pre­sa.

A su vez, “se ecua­li­zan los con­flic­tos de in­te­rés que pu­die­ra ha­ber en­tre los so­cios has­ta aho­ra”, di­cen quie­nes co­no­cen de cer­ca la ope­ra­ción de PAE y Axion. Es que BP has­ta aho­ra era so­cio de Bri­das só­lo en la pro­duc­ción de cru­do, que le ven­día la ma­te­ria pri­ma pa­ra re­fi­nar a Axion, só­lo de Bri­das. Y el pre­cio de esa transac­ción siem­pre ge­ne­ró sus­pi­ca­cias, al­go que aho­ra se di­lu­ye, ya que BP pa­sa a te­ner un pie en ese seg­men­to.

Bob Dud­ley, re­fe­ren­te de BP, ex­pre­só a su vez que es­pe­ra po­ten­ciar des­de la nue­va em­pre­sa sus desa­rro­llos en el país y la re­gión. En el mer­ca­do hay con­sen­so de que efec­ti­va­men­te el gi­gan­te in­glés pue­de bus­car te­ner más pre­sen­cia en Va­ca Muer­ta, aun­que otros no des­car­tan que aho­ra, al te­ner pre­sen­cia en una em­pre­sa in­te­gra­da, los activos de BP en el país sean “más ven­di­bles” y pue­da con­cre­tar así su sa­li­da del país, que in­ten­tó en otras oca­sio­nes.

Co­mo sea, el ho­ri­zon­te de PAEG será cla­ve pa­ra el sec­tor: PAE es la prin­ci­pal pro­duc­to­ra pri­va­da de cru­do y Axion ocu­pa el ter­cer lu­gar en la ven­ta de com­bus­ti­bles con un 15% del sha­re, de­trás de YPF, líder con más del 50%, y Shell, con el 16%. Ade­más, es­ta fir­ma lle­va ade­lan­te una in­ver­sión de US$ 1.500 mi­llo­nes en la re­fi­ne­ría de Cam­pa­na.

PREN­SA PAE

SIMBOLO. Al cen­tro, Mar­cos y Ale­jan­dro Bulg­he­ro­ni, CEO y pre­si­den­te del fla­man­te hol­ding que in­clu­ye a Bri­das y Bri­tish Pe­tro­leoum.

CEDOC PER­FIL

MI­TO. Car­los Bulg­he­ro­ni mu­rió el 3 de sep­tiem­bre de 2016.

LO­GOS. BP, has­ta aho­ra so­cio de Bri­das en PAE, tam­bién pa­sa a te­ner par­ti­ci­pa­ción en Axion.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.