Apar­ta­ron del Bue­nos Ai­res al alumno acu­sa­do de abu­so du­ran­te la to­ma del co­le­gio

Lo de­ci­die­ron las au­to­ri­da­des de la UBA. La víc­ti­ma, de 14 años, no hi­zo la de­nun­cia for­mal. El Con­se­jo del Ni­ño y Ado­les­cen­te de la Ciu­dad con­tac­tó ayer a sus pa­dres.

Perfil (Sabado) - - PORTADA - JOSEFINA HAGELSTROM

El alumno acu­sa­do de co­me­ter un pre­sun­to abu­so se­xual a una me­nor du­ran­te la to­ma del Co­le­gio Na­cio­nal Bue­nos Ai­res, fue apar­ta­do ayer del co­le­gio y de­be­rá con­ti­nuar sus es­tu­dios en otra ins­ti­tu­ción. La de­ci­sión de las au­to­ri­da­des de la Uni­ver­si­dad de Bue­nos Ai­res, de don­de de­pen­de el co­le­gio, y co­mu­ni­ca­da por la tar­de en un es­cri­to fir­ma­do por el rec­tor Gus­ta­vo Zor­zo­li, quien más tem­prano ha­bía re­ci­bi­do fuer­tes crí­ti­cas por sus de­cla­ra­cio­nes res­pec­to al he­cho, tan­to por par­te del mi­nis­tro de Edu­ca­ción na­cio­nal, Alejandro Fi­noc­chia­ro (ver apar­te), co­mo por gru­pos de pa­dres del co­le­gio.

“He­mos de­ci­di­do –en res­guar­do de los de­re­chos de la ado­les­cen­te– que el es­tu­dian- te par­tí­ci­pe del pre­sun­to ilí­ci­to de­je de asis­tir a cla­ses en el co­le­gio. Le ase­gu­ra­re­mos a és­te la con­ti­nui­dad de sus es­tu­dios en otro ám­bi­to fí­si­co”, de­cía el co­mu­ni­ca­do en­via­do ayer, don­de ade­más se ex­pli­ca­ba que con­ti­nua­ban “ins­tru­men­tan­do ac­cio­nes de con­ten­ción y orien­ta­ción tan­to pa­ra la alum­na de­nun­cian­te co­mo pa­ra el res­to de nues­tros es­tu­dian­tes, se­gún lo es­ta­ble­ce el Pro­to­co­lo de In­ter­ven­ción Ins­ti­tu­cio­nal an­te de­nun­cias por vio­len­cia de género, aco­so se­xual y dis­cri­mi­na­ción de género de la UBA”.

En ese con­tex­to, tan­to la me­nor –quien de­nun­ció lo ocu­rri­do en las re­des so­cia­les– co­mo su fa­mi­lia es­tán sien­do ase­so­ra­dos por el Con­se­jo de De­re­chos de Ni­ños, Ni­ñas y Ado­les­cen­tes de la Ciu­dad de Bue­nos Ai­res, que por un de­cre­to in- ter­mi­nis­te­rial de­be to­mar in­ter­ven­ción en ca­sos don­de se vul­ne­ran los de­re­chos de los me­no­res.

Aún no hu­bo una de­nun­cia for­mal, y la fa­mi­lia bus­ca con­te­ner lo más po­si­ble a la me­nor, que se en­cuen­tra en su ca­sa muy afec­ta­da. El alumno acu­sa­do, en tan­to, es­ta­ría en Bariloche de via­je de egre­sa­dos has­ta el pró­xi­mo miér­co- les, se­gún lo di­cho por el pro­pio Zor­zo­li en la con­fe­ren­cia que brin­dó ayer.

“Cuan­do se co­me­te un de­li­to so­bre un me­nor la de­nun­cia la pue­de ha­cer su pa­dre, ma­dre o

El cur­so del jo­ven se­ña­la­do es­tá de via­je de egre­sa­dos en Bariloche

FO­TOS:CEDOC PER­FIL

SERGIO PIE­MON­TE

SI­LEN­CIO. Ayer en a puer­ta del tra­di­cio­nal co­le­gio los alum­nos se ne­ga­ron a ha­blar del tema.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.