El Go­bierno y la CGT bus­can fre­nar jui­cios con­tra obras so­cia­les

Perfil (Sabado) - - POLITICA - AURELIO TO­MAS

Las cues­tio­nes ju­di­cia­les co­mo in­ter­ven­cio­nes a gre­mios, pro­ce­sos por la­va­do o ex­tor­sión y cau­sas vin­cu­la­das con in­ves­ti­ga­cio­nes de la AFIP ge­ne­ran ten­sión en­tre el mun­do gre­mial y el ofi­cia­lis­mo. Sin em­bar­go, una cues­tión que se dis­cu­te tam­bién en los tri­bu­na­les fue un eje cla­ve del re­no­va­do en­ten­di­mien­to en­tre la CGT y el Go­bierno. Son los jui­cios con­tra obras so­cia­les y los am­pa­ros que los obli­gan a pres­tar ser­vi­cios de sa­lud ex­tra­or­di­na­rios.

Los am­pa­ros ju­di­cia­les man­tie­nen en aler­ta a las obras so­cia­les sin­di­ca­les, por una se­rie de de­fi­ni­cio­nes que los obli­ga­ron a cu­brir tra­ta­mien­tos ex­tra­or­di­na­rios a par­tir de la de­man­da de afi­lia­dos. Un gre­mio, por ejem­plo, fue obli­ga­do a tra­vés de una de­ci­sión ju­di­cial a ofre­cer un cos­to­so tra­ta­mien­to de equi­no­te­ra­pia pa­ra asis­tir al hi­jo de un afi­lia­do.

Otro ca­so que se to­ma co­mo ejem­plo es el de un sin­di­ca­to al que se le obli­gó a pa­gar una ca­sa pa­ra un afi­lia­do con li­mi­ta­cio­nes de mo­vi­li­dad. “No­so­tros ga­na­mos al fi­nal la pe­lea de fon­do, pe­ro mien­tras es­tu­vo el am­pa­ro vi­gen­te de­bi­mos pa­gar el al­qui­ler; es­tos son cos­tos que im­pac­tan muy fuer­te en las cuen­tas de la obra so­cial”, ex­pli­có a PER­FIL el se­cre­ta­rio ge­ne­ral de ese gre­mio, quien pi­dió re­ser­va.

Es­ta cues­tión es­tá en la agen­da de diá­lo­go ini­cia­da con la ges­tión Cam­bie­mos, a tra­vés del su­per­in­ten­den­te de Ser­vi­cios de Sa­lud sa­lien­te, Luis Scervino, cer­cano a Luis Lin­ge­ri, ti­tu­lar del gre­mio de AySA y es­pe­cia­lis­ta en las cues­tio­nes sa­ni­ta­rias. Pe­ro se re­to­mó el diá­lo­go con Sandro Ta­ric­co, nue­vo res­pon­sa­ble de la SSS, tras los días de ten­sión que se vi­vie­ron por la mar­cha de la CGT a Pla­za de Ma­yo y la ame­na­za de un se­gun­do pa­ro ge­ne­ral.

A par­tir de los nue­vos acer­ca­mien­tos, se to­mó a las obras so­cia­les co­mo un eje cen­tral de acuer­do. Tam­bién se es­ta­ble­ció el com­pro­mi­so en avan­zar en una so­lu­ción pa­ra fre­nar los am­pa­ros que afec­tan con cos­tos mi­llo­na­rios a las obras so­cia­les. Es par­te de un pa­que­te de acuer­do que per­mi­tió re­to­mar la paz sindical y evi­tó más me­di­das de fuer­za, tras los des­pi­dos de dos fun­cio­na­rios cer­ca­nos al sin­di­ca­lis­mo de la ad­mi­nis­tra­ción na­cio­nal (Scervino y el ex se­cre­ta­rio de Tra­ba­jo Eze­quiel Sa­bor).

El com­pro­mi­so gu­ber­na­men­tal es ace­le­rar la crea­ción de una agen­cia que re­gu­le los ser­vi­cios y pres­ta­cio­nes. El ob­je­ti­vo es que la mis­ma sir­va co­mo re­fe­ren­cia pa­ra las ac­cio­nes ju­di­cia­les, ya que aho­ra se dan de­fi­ni­cio­nes con cri­te­rios muy des­pa­re­jos, con el con­se­cuen­te cos­to pa­ra las obras so­cia­les cuan­do un am­pa­ro las obli­ga a co­men­zar las ero­ga­cio­nes an­tes de la de­fi­ni­ción ju­di­cial de fon­do. Des­de la CGT, en tan­to, se com­pro­me­tie­ron a pres­tar su acuer­do pa­ra que se lan­ce la Co­ber­tu­ra Uni­ver­sal Sa­lud (CUS), un am­bi­cio­so pro­gra­ma que se fi­nan­cia­rá con unos 8 mil mi­llo­nes que sa­len de la deu­da que acu­mu­ló el Es­ta­do du­ran­te la era kirch­ne­ris­ta con las obras so­cia­les.

CEDOC PER­FIL

RI­SAS. Du­ran­te la vi­si­ta del mi­nis­tro Tria­ca a la se­de de Azo­par­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.