Los in­de­pen­den­tis­tas pre­pa­ran una vi­gi­lia pa­ra ga­ran­ti­zar el vo­to

Perfil (Sabado) - - INTERNACIONALES - AGENCIAS

En la rec­ta fi­nal ha­cia el referéndum de ma­ña­na, na­die quie­re ce­der un mi­lí­me­tro en Ca­ta­lu­ña. El go­bierno es­pa­ñol ad­vir­tió ayer a la Ge­ne­ra­li­tat y a sus so­cios se­ce­sio­nis­tas que ten­drán que res­pon­der an­te la Jus­ti­cia si ce­le­bran la con­sul­ta, mien­tras que gru­pos de pa­dres y alum­nos pro referéndum to­ma­ron los co­le­gios elec­to­ra­les pa­ra evi­tar que la po­li­cía los clau­su­re por la ma­dru­ga­da.

Las au­to­ri­da­des tie­nen or­den ju­di­cial del Tri­bu­nal Su­pe­rior de Jus­ti­cia de Ca­ta­lu­ña (TSJC) de re­qui­sar las ur­nas y ce­rrar los co­le­gios de vo­ta­ción. El ma­yor de los Mos­sos d’Es­qua­dra –la po­li­cía re­gio­nal de Ca­ta­lu­ña–, Jo­sep Lluís Tra­pe­ro, or­de­nó ayer a sus sub­al­ter­nos que el do­min­go a las seis de la ma­ña­na des­alo­jen sin vio­len­cia los co­le­gios pre­vis­tos pa­ra el referéndum. An­te el te­mor que la si­tua­ción se sal­ga de con­trol, só­lo au­to­ri­zó el uso de la fuer­za “pa­ra ha­cer el acom­pa­ña­mien­to de per­so­nas has­ta el ex­te­rior” o “pa­ra per­mi­tir abrir un pa­si­llo”. La po­li­cía ca­ta­la­na se­rá apo­ya­da por la Po­li­cía Na­cio­nal y a la Guar­dia Ci­vil.

Desafian­do el ri­gu­ro­so ope­ra­ti­vo de se­gu­ri­dad y las sen­ten­cias de los tri­bu­na­les, el go­bierno ca­ta­lán anun­ció que pre­vé dis­po­ner de 2.315 co­le­gios elec­to­ra­les y de 7.235 vo­lun­ta­rios pa­ra que 5,3 mi­llo­nes de per­so­nas pue­dan vo­tar el do­min­go. Pa­ra cum­plir con el an­he­lo in­de­pen­den­tis­ta, pa­dres, alum­nos y ve­ci­nos or­ga- ni­za­ron ac­ti­vi­da­des y jor­na­das lú­di­cas en los cen­tros edu­ca­ti­vos, don­de pla­nea­ban or­ga­ni­zar “pi­ja­ma­das” y dor­mir la no­che del sá­ba­do, con el ob­je­ti­vo de evi­tar que las au­to­ri­da­des cie­rren sus puer­tas.

El vi­ce­pre­si­den­te ca­ta­lán, Oriol Jun­que­ras, ase­gu­ró que ha­brá “al­ter­na­ti­vas” en los ca­sos en los que las fuer­zas de se­gu­ri­dad im­pi­dan vo­tar. “Los ciu­da­da­nos de Ca­ta­lu­ña po­drán vo­tar y es­ta­mos con­ven­ci­dos de que los re­sul­ta­dos ten­drán to­da la va­li­dez que les co­rres­pon­de”, afir­mó.

Por su par­te, el pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat de Ca­ta­lu­ña, Car­les Puig­de­mont, tam­bién se mos­tró op­ti­mis­ta y ade­lan­tó que su go­bierno “tie­ne mu­chas más ur­nas” de las que ne­ce­si­ta. En una en­tre­vis­ta con el diario ale­mán Frank­fur­ter All­ge­mei­ne Zei­tung ( FAZ ), el lí­der in­de­pen­den­tis­ta di­jo que es­tá dis­pues­to a ha­blar con Madrid en cuan­to se ce­le­bre el referéndum, aun­que con con­di­cio­nes. “Que­re­mos una me­jor coope­ra­ción con Es­pa­ña, pe­ro des­de el res­pe­to mu­tuo y en­tre igua­les”, ase­ve­ró.

Por su par­te, el vo­ce­ro del go­bierno es­pa­ñol, Iñi­go Mén­dez de Vi­go, res­pon­sa­bi­li­zó al Eje­cu­ti­vo ca­ta­lán y a sus so­cios de la for­ma­ción in­de­pen­den­tis­ta CUP de “des­leal­tad ins­ti­tu­cio­nal” y “desobe­dien­cia cons­ti­tu­cio­nal” y ase­gu­ró que ten­drán que res­pon­der por ello an­te los tri­bu­na­les. “Las le­yes obli­gan a to­dos, por­que na­die es­tá por en­ci­ma de la ley”, ase­ve­ró el fun­cio­na­rio.

Pa­dres y alum­nos pa­sa­rán la no­che en los co­le­gios elec­to­ra­les pa­ra que no los cie­rren

VI­GI­LAN­TES. Los Mos­sos d’Es­cua­dra, aten­tos al cli­ma en las ca­lles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.