Una tormenta tro­pi­cal avan­za­ba con fuer­za ha­cia Mé­xi­co y EE.UU.

Perfil (Sabado) - - INTERNACIONALES - AP Y AFP

La tormenta tro­pi­cal Na­te ga­na­ba fuer­za ayer mien­tras apun­ta­ba ha­cia la pe­nín­su­la me­xi­ca­na del Yu­ca­tán, des­pués de anegar Cen­troa­mé­ri­ca con llu­vias que pro­vo­ca­ron al me­nos 22 muer­tes. El me­teo­ro po­dría lle­gar hoy a la cos­ta es­ta­dou­ni­den­se del Gol­fo de Mé­xi­co con ca­te­go­ría de hu­ra­cán.

Sus vien­tos sos­te­ni­dos má­xi­mos al­can­za­ron ayer al me­dio­día los 85 ki­ló­me­tros por hora y se es­pe­ra­ba que si­guie­ra for­ta­le­cién­do­se en el no­roes­te del mar Ca­ri­be a lo lar­go del día an­tes de un po­si­ble im­pac­to con fuer­za cer­ca­na a la de un hu­ra­cán en la re­gión de Can­cún, en el ex­tre­mo no­res­te de la pe­nín­su­la de Yu­ca­tán. Po­dría gol­pear la cos­ta es­ta­dou­ni­den­se cer­ca de Nue­va Or­leans.

Por su par­te, las au­to­ri­da­des de Lui­sia­na de­cla­ra­ron el es­ta­do de emer­gen­cia y or­de­na­ron a al­gu­nas per­so­nas que eva­cua­ran zo­nas cos­te­ras e is­las an­tes de la lle­ga­da de la tormenta, pre­vis­ta pa­ra ma­ña­na. En al­gu­nas pla­ta­for­mas pe­tro­lí­fe­ras del gol­fo se ini­cia­ron eva­cua­cio­nes. Des­truc­ción. Des­truc­ción de puen­tes, des­bor­de de ríos, inun­da­cio­nes, des­la­ves: Na­te cau­só de­vas­ta­ción a su pa­so por Amé­ri­ca Cen­tral.

Cos­ta Ri­ca, Ni­ca­ra­gua y Hon­du­ras, los paí­ses más gol­pea­dos por Na­te, co­men­za­ban a ha­cer el re­cuen­to de los da­ños, mien­tras las llu­vias pa­re­cían dar tre­gua.

La tormenta de­jó 11 muer- tos en Ni­ca­ra­gua, ocho en Cos­ta Ri­ca y tres en Hon­du­ras, ade­más de de­ce­nas de des­apa­re­ci­dos, se­gún los cuer­pos de so­co­rro.

En­tre tan­to, co­mu­ni­da­des se­guían ais­la­das por la des­truc­ción de puen­tes, inun­da­ción de ca­rre­te­ras, ríos des­bor­da­dos y des­la­ves que arra­sa­ron ca­sas y ca­mi­nos, mien­tras la sa­tu­ra­ción de agua en los sue­los ame­na­za con nuevos de­rrum­bes.

El go­bierno ni­ca­ra­güen­se con­si­de­ró que la tormenta afec­tó al me­nos a diez mil per­so­nas, al inun­dar mi­les de vi­vien­das en 31 mu­ni­ci­pios de 11 de las 16 pro­vin- cias del país.

Na­te se aba­tió so­bre el país des­pués de dos se­ma­nas de llu­vias cons­tan­tes que de­ja­ron el sue­lo sa­tu­ra­do y los ríos cre­ci­dos. Las au­to­ri­da­des de­cla­ra­ron aler­ta pa­ra to­do el país y ad­vir­tie­ron por po­si­bles inun­da­cio­nes y des­li­za­mien­tos.

En Hon­du­ras, la par­te más afec­ta­da fue el sur del pa ís, y se ma ntie­ne con aler­ta ama­ri­lla en la ma­yor par­te del te­rri­to­rio, se­ña­ló la Co­mi­sión Per­ma­nen­te de Con­tin­gen­cias (Co­pe­co), mien­tras Na­te avan­za por su cos­ta Ca­ri­be.

En Cos­ta Ri­ca, co­mu­ni­da­des del Pa­cí­fi­co nor­te y de la zo­na sur con­ti­nua­ban inun­da­das, mien­tras los cuer­pos de so­co­rro bus­ca­ban a más de 30 des­apa­re­ci­dos. Cin­co mil re­si­den­tes tu­vie­ron que re­cu­rrir a al­ber­gues de emer­gen­cia de­bi­do a las inun­da­cio­nes.

AFP

PRE­PA­RA­TI­VOS. En Can­cún es­pe­ra­ban su lle­ga­da el fin de se­ma­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.