Tres ar­gen­ti­nos ele­gi­dos en­tre los jó­ve­nes sub 35 más in­no­va­do­res de Amé­ri­ca La­ti­na

Agus­ti­na Fain­guersch, Flo­ren­cia Mon­ti­ni y San­tia­go Si­ri fue­ron re­co­no­ci­dos por la re­vis­ta de la pres­ti­gio­sa uni­ver­si­dad co­mo los lí­de­res más pro­me­te­do­res por sus pro­yec­tos de nue­vas pla­ta­for­mas on­li­ne y bio­ma­te­ria­les.

Perfil (Sabado) - - CIENCIA - ENRIQUE GARABETYAN

Son 35 jó­ve­nes la­ti­noa­me­ri­ca­nos de me­nos de 35 años y se ca­rac­te­ri­zan por es­tar lle­van­do ade­lan­te ideas ori­gi­na­les que pue­den cam­biar al mun­do. No só­lo son in­ven­to­res y em­pren­de­do­res, tam­bién son pio­ne­ros y vi­sio­na­rios. Y persiguen fi­nes hu­ma­nis­tas: se tra­ta de los fi­na­lis­tas del con­cur­so la­ti­noa­me­ri­cano que –des­de 2011– or­ga­ni­za la pu­bli­ca­ción MIT Tech­no­logy Re­view, y que bus­ca dar­le un re­co­no­ci­mien­to pú­bli­co a quie­nes tie­nen las me­jo­res ideas en te­mas de tec­no­lo­gía, innovación y em­pren­di­mien­tos so­cia­les. Y en­tre los fi­na­lis­tas de es­ta edi­ción se des­ta­can tres pro­yec­tos de in­no­va­do­res ar­gen­ti­nos.

Flo­ren­cia Mon­ti­ni Ba­lla­rin, de 32 años, es in­ves­ti­ga­do­ra del Co­ni­cet y tra­ba­ja co­mo in­ves­ti­ga­do­ra y pro­fe­so­ra en el Ins­ti­tu­to de In­ves­ti­ga­cio­nes en Ciencia y Tec­no­lo­gía de los Ma­te­ria­les (In­te­ma) en Mar del Pla­ta. “Pe­se a que mi ca­rre­ra fue in­ge­nie­ría, siem­pre me gus­tó la me­di­ci­na; por eso me en­fo­qué a tra­ba­jar en el desa­rro­llo de ma­te­ria­les bio­mé­di­cos”, le con­tó a PERFIL.

Se­gún Mon­ti­ni Ba­lla­rin, “cuan­do los ci­ru­ja­nos ha­cen un by­pass de­ben re­em­pla­zar ar­te­rias pe­que­ñas ta­po­na­das, pa­ra lo que sue­len usar ma­te­ria­les extraídos de otras par­tes del cuer­po. Sin em­bar­go, es­ta op­ción a ve­ces no sir­ve. Y las prue­bas que se hi­cie­ron con in­jer­tos sin­té­ti­cos fra­ca- sa­ron”. Pa­ra su­pe­rar ese re­vés, la experta ela­bo­ró jun­to con sus co­le­gas un ma­te­rial sin­té­ti­co bio­mi­mé­ti­co con las mis­mas pro­pie­da­des elás­ti­cas de los va­sos san­guí­neos y que, ade­más, es reab­sor­bi­ble por el cuer­po. “Hi­ci­mos prue­bas in vi­tro que fun­cio­na­ron muy bien y aho­ra es­ta­mos ha­cien- do en­sa­yos biológicos en un bio­rreac­tor. To­das las prue­bas pre­li­mi­na­res die­ron re­sul­ta­dos alen­ta­do­res y el si­guien­te pa­so que da­re­mos, tal vez el pró­xi­mo año, son prue­bas ‘in vi­vo’ en ani­ma­les de gran ta­ma­ño, co­mo ove­jas”. Vi­sio­na­rios. Agus­ti­na Fain- guersch, de 27 años, es­tu­dió in­ge­nie­ría in­for­má­ti­ca en el ITBA y el año pa­sa­do, mien­tras par­ti­ci­pa­ba de una ac­ti­vi­dad de la Sin­gu­la­rity Uni­ver­sity, la ins­ti­tu­ción fi­nan­cia­da por Goo­gle, co­men­zó a desa­rro­llar una idea ori­gi­nal: un “Uber” pa­ra ha­cer tests de sa­lud y es­tu­dios clí­ni­cos. “Se tra­ta de Mu­zi, una pla­ta­for­ma di­gi­tal que se apo­ya en la tec­no­lo­gía pa­ra de­mo­cra­ti­zar la realización de diag­nós­ti­cos mé­di­cos”, le de­ta lló Fa in­guersch a es­te dia­rio.

“Bus­ca­mos fa­ci­li­tar la co­ne­xión en­tre un po­si­ble pa­cien­te y per­so­nas que ac­túan c omo ‘di a g no s t ic ador e s’. Es­tos, en lu­gar de lle­var al pa­cien­te a la clí­ni­ca, van al do­mi­ci­lio y rea­li­zan el test”. Jun­to con una clí­ni­ca sud­afri­ca­na ya co­men­za­ron a usar una apli­ca­ción que a tra­vés del re­co­no­ci­mien­to de imá­ge­nes pue­de in­ter­pre­tar y me­jo­rar los re­sul­ta­dos de diag­nós­ti­cos de VIH.

¿A qué pú­bli­co apuntan? “Hoy el mer­ca­do son paí­ses cu­yas po­bla­cio­nes se vean afec­ta­das por VIH, pe­ro la ver­dad que Mu­zi po­dría ser uti­li­za­do pa­ra ha­cer el diag-

nós­ti­co de otras pa­to­lo­gías”.

Fi­nal­men­te, San­tia­go Si­ri, de 34 años –un re­co­no­ci­do em­pren­de­dor y gu­rú tech ar­gen­tino que vi­ve en EE.UU.–, re­sul­tó ele­gi­do por la re­vis­ta por su fuer­te apues­ta a com­bi­nar el uso de he­rra­mien­tas on­li­ne con una me­jor par­ti­ci­pa­ción de­mo­crá­ti­ca. Se­gún los ju­ra­dos, el pro­yec­to de Si­ri fue ele­gi­do por “su tra­ba­jo vi­sio­na­rio pa­ra do­tar al ac­ti­vis­mo de he­rra­mien­tas di­gi­ta­les que per­mi­tan cons­truir una me­jor de­mo­cra­cia par­ti­ci­pa­ti­va apro­ve­chan­do las re­des”.

La idea que es­tá desa­rro­llan­do se ba­sa en el uso de una tec­no­lo­gía co­no­ci­da co­mo “block­chain”, so­bre la que fun­cio­nan las crip­to­mo­ne­das, co­mo el Bit­coin. “Se tra­ta de ba­ses de da­tos dis­tri­bui­das en di­ver­sas re­des de compu­tado­ras, que ac­túan, en con­jun­to, co­mo un gran re­gis­tro con­ta­ble, inal­te­ra­ble, y que pue­de usar­se pa­ra cer­ti­fi­car un pro­ce­so de vo­ta­ción on­li­ne”.

Los pre­mia­dos se re­uni­rán el 16 de no­viem­bre en Mé­xi­co. Si bien la dis­tin­ción del MIT no con­lle­va re­tri­bu­ción eco­nó­mi­ca, los pre­mia­dos se in­te­gran a una co­mu­ni­dad de ta­len­to glo­bal que les otor­ga vi­si­bi­li­dad y les fa­ci­li­ta el ac­ce­so a in­ver­so­res, men­to­res y co­le­gas con quie­nes tra­ba­jar en red pa­ra ha­cer cre­cer los pro­yec­tos.

Los pre­mia­dos se in­te­gran en una red que fa­ci­li­ta el cre­ci­mien­to de sus pro­yec­tos

Flo­ren­cia Mon­ti­ni, San­tia­go Si­ri y Agus­ti­na Fain­guersch im­pul­san desa­rro­llos en ma­te­ria­les bio­com­pa­ti­bles, he­rra­mien­tas pa­ra la po­lí­ti­ca di­gi­tal y una app pa­ra fa­ci­li­tar la

FUTURO.

GZA: MIT TECH­NO­LOGY RE­VIEW

realización de tests de diag­nós­ti­co mé­di­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.