Green­pea­ce de­nun­ció a un dipu­tado y un em­pre­sa­rio vin­cu­la­dos al ofi­cia­lis­mo

Se tra­ta del le­gis­la­dor na­cio­nal de Cam­bie­mos Juan Carlos Vi­lla­lon­ga y de Alejandro Braun Pe­ña, pri­mo del jefe de Ga­bi­ne­te. Am­bos ne­ga­ron to­das las acu­sa­cio­nes.

Perfil (Sabado) - - POLITICA - ANDRES FIDANZA

Green­pea­ce de­man­dó por ame­na­zas a dos fi­gu­ras vin­cu­la­das al Go­bierno. Con perfil ba­jo, lo hi­zo el 11 de abril pa­sa­do, y la de­nun­cia se man­tu­vo en si­len­cio has­ta aho­ra. La or­ga­ni­za­ción eco­lo­gis­ta des­pués re­for­zó la acu­sa­ción an­te la Co­mi­sión In­te­ra­me­ri­ca­na de De­re­chos Hu­ma­nos (CIDH), y ade­más avi­só en Ca­sa Ro­sa­da que ha­bía em­pe­za­do ta­les ac­cio­nes pe­na­les. Los acu­sa­dos son un pri­mo de Marcos Pe­ña, el em­pre­sa­rio Alejandro Braun Pe­ña, y el dipu­tado ma­cris­ta Juan Carlos Vi­lla­lon­ga, quien fue di­rec­tor po­lí­ti­co de Green­pea­ce des­de 1994 has­ta 2011.

“Gas­té mu­cho tiem­po y di­ne­ro pa­ra ser uno de los em­pre­sa­rios más ri­cos del país, pe­ro tam­bién pa­ra es­tar en las som­bras y ser des­co­no­ci­do. No par­ti­ci­po de nin­gu­na red so­cial por eso. Hi­ce mu­cho es­fuer­zo pa­ra man­te­ner un perfil ba­jo y us­te­des me jo­die­ron”, les ha­bría di­cho Braun Pe­ña a los in­te­gran­tes de Green­pea­ce, in­clui­da su ac­tual di­rec­to­ra, Na­ta­lia Ma­chain. Fue du­ran­te una me­dia­ción en­tre la ONG y el em­pre­sa­rio, rea­li­za­da en una ofi­ci­na del Cen­tro por­te­ño el 8 de mar­zo pa­sa­do.

Pri­mo del jefe de ga­bi­ne­te na­cio­nal, Braun Pe­ña es due­ño de uno de los te­rre­nos de la Fin­ca Cu­chuy, en Sal­ta. Ahí Green­pea­ce des­plie­ga una cam­pa­ña pa­ra evi­tar el des­mon­te de bos­ques na­ti­vos. Tras un cru­ce de acu­sa­cio­nes y car­tas do­cu­men­to, vin­cu­la­das a una su­pues­ta in­frac­ción de Braun Pe­ña, se acor­dó una reunión de me­dia­ción.

Se­gún el re­la­to de la or­ga­ni­za­ción eco­lo­gis­ta, el em­pre­sa­rio ex­cla­mó: “Co­mo us­te­des hi­cie­ron la cam­pa­ña en­fo­ca­da en lo per­so­nal y da­ña­ron mi imagen, voy a gas­tar­me 2 o 3 pa­los ver­des pa­ra jo­der­los a us­te­des ”. Y su abo­ga­do ha­bría agre­ga­do: “Ten­gan en cuen­ta que por suerte es­ta­mos en otra épo­ca del país. El no es Ya­brán, si no ima­gí­nen­se”. Ré­pli­ca. Des­de el es­tu­dio ju­rí­di­co Romero Za­pio­la, Clu- se­llas & Slu­ga Abo­ga­dos, que re­pre­sen­ta a Braun Pe­ña, evi­ta­ron opi­nar so­bre esa si­tua­ción. Pe­ro re­cor­da­ron que una ley de con­fi­den­cia­li­dad prohí­be re­ve­lar el con­te­ni­do de esos en­cuen­tros. ¿Se vie­ne una con­tra­de­man­da? El es­tu­dio lo es­tá ana­li­zan­do.

Diez días des­pués de esa ci­ta, el dipu­tado Vi­lla­lon­ga ha­bló por te­lé­fono con Ma­chain, la di­rec­to­ra de Green­pea­ce. De acuer­do a la de­nun­cia de la ONG, pre­sen­ta­da en el juz­ga­do por­te­ño nú­me­ro 20, Vi­lla­lon­ga le ha­bría di­cho: “Hi­ja de pu­ta”, “pe­lo­tu­da”, “ya vas a ver lo que te va a pa­sar por me­ter­te con­mi­go”. Pa­ra la or­ga­ni­za­ción eco­lo­gis­ta, el dipu­tado ma­cris­ta fun­cio­nó co­mo una es­pe­cie de fuer­za de cho­que de Braun Pe­ña.

“Nos di­mos cuen­ta de que em­pe­za­ba a for­mar par te de un sis­te­ma de ame­dren­ta­mien­to por la ta­rea que ha­ce­mos, lo que re­sul­ta inacep­ta­ble en de­mo­cra­cia. Por nues­tra de­fen­sa al am­bien­te he­mos re­ci­bi­do siem­pre mu­chas pre­sio­nes, y las he­mos de­nun­cia­do, pe­ro ja­más vivimos al­go pa­re­ci­do a es­to”, afir­ma Ma­chain an­te PERFIL.

Vi­lla­lon­ga, en cam­bio, nie­ga ha­ber in­sul­ta­do y ame­na­za­do a la di­rec­to­ra de Green­pea­ce. Si bien re­co­no­ce ha­ber ha­bla­do con Ma­chain, el ac­tual dipu­tado re­cha­za la ver­sión que dio la agru­pa­ción que in­te­gró por 17 años. “Des­co­no­cía que hu­bie­ra una de­nun­cia. No co­noz­co a Braun Pe­ña. Y des­mien­to com­ple­ta­men­te ha­ber­le di­cho eso”, plan­tea.

En pa­ra­le­lo a es­te es­cán­da­lo, exis­te otra de­nun­cia con­tra otra al­ta fi­gu­ra de la or­ga­ni­za­ción, el ex di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Green­pea­ce Mar­tín Prie­to, quien es­tu­vo 23 años al fren­te de esa ONG. A fi­nes de mar­zo pa­sa­do, Prie­to re­ci­bió una de­nun­cia por aco­so la­bo­ral. Y des­de abril, fue se­pa­ra­do pre­ven­ti­va­men­te de su car­go. Prie­to, a su vez, ha­bía par­ti­ci­pa­do de la reunión de me­dia­ción con Braun Pe­ña en la que ha­brían ocu­rri­do las ame­na­zas del em­pre­sa­rio a los miem­bros de la or­ga­ni­za­ción eco­lo­gis­ta.

La ONG re­for­zó la acu­sa­ción an­te la Co­mi­sión In­te­ra­me­ri­ca­na de De­re­chos Hu­ma­nos

INS­TA­GRAM VI­LLA­LON­GA

VI­LLA­LON­GA. El le­gis­la­dor ofi­cia­lis­ta nie­ga ha­ber in­sul­ta­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.