Bus­can la sa­li­da de Lo­ren­zet­ti Pre­sión del Go­bierno pa­ra que se ale­je de la Cor­te

des­gas­te. A la em­bes­ti­da de Ca­rrió, se su­ma la me­sa ju­rí­di­ca de Ma­cri y un fren­te in­te

Perfil (Sabado) - - PORTADA -

Ma­cri le per­dió la con­fian­za y te­me una re­van­cha del ex je­fe del tri­bu­nal por ha­ber si­do des­tro­na­do. Hay una ta­rea de des­gas­te en mar­cha en tres fren­tes, que li­de­ra la “me­sa ju­rí­di­ca” del ofi­cia­lis­mo.

“Si fue­ra por no­so­tros, en no­viem­bre es­tá afue­ra”. Con to­tal her­me­tis­mo, y con un jue­go de pin­zas que in­vo­lu­cra a Eli­sa Ca­rrió pe­ro tam­bién a la me­sa ju­rí­di­ca que ase­so­ra al pre­si­den­te Mauricio Ma­cri, el Go­bierno es­tá tra­ba­jan­do pa­ra que Ri­car­do Lo­ren­zet­ti, ex pre­si­den­te de la Cor­te Su­pre­ma de Jus­ti­cia, de­je fi­nal­men­te el má­xi­mo Tri­bu­nal. Des­de co­mien­zos de año que el Pre­si­den­te ya no con­fia­ba en él, aca­so por ello alen­tó un re­cam­bio de au­to­ri­da­des.

“Es peor un león he­ri­do que uno sano”, le ex­pli­ca a PER­FIL uno de los ce­re­bros ju­rí­di­cos del Go­bierno, y ade­lan­ta que vie­nen tra­ba­jan­do jun­to a la dipu­tada cha­que­ña pa­ra des­gas­tar a Lo­ren­zet­ti in­ter­na y ex­ter­na­men­te pa­ra que se ale­je. “El pro­ble­ma que te­ne­mos aho­ra es que es­tá aden­tro to­da­vía, y he­ri­do, con lo cual tie­ne po­der de da­ño”, agre­ga la mis­ma fuen­te.

La es­tra­te­gia ha­bía co­men­za­do a te­jer­se an­tes de que Li­li­ta es­ta­lle con el mi­nis­tro de Jus­ti­cia, Ger­mán Ga­ra­vano, tras ad­mi­tir que es­tá en con­tra de las pri­sio­nes pre­ven­ti­vas cuan­do hay un pro­ce­sa­mien­to en pri­me­ra ins­tan­cia. En el ofi­cia­lis­mo lo con­si­de­ra­ron “in­jus­to”, en par­ti­cu­lar por­que Ga­ra­vano for­ma par­te de la me­sa ju­rí­di­ca y, aun­que ins­ti­tu­cio­nal­men­te tie­ne diá­lo­go con la Cor­te, fue fun­cio­nal al in­gre­so de Car­los Ro­sen­kratz co­mo fla­man­te pre­si­den­te del má­xi­mo tri­bu­nal. ¿La con­ven­cie­ron a Li­li­ta de es­to y por ello aban­do­nó el jui­cio po­lí­ti­co al mi­nis­tro de Jus­ti­cia? La pre­gun­ta so­bre­vo­la­ba ayer en Ca­sa Ro­sa­da.

La me­sa ju­rí­di­ca que ase­so­ra a Ma­cri la in­te­gran, en­tre otros, Pa­blo Clu­se­llas (se­cre­ta­rio Le- gal y Técnico), Jo­sé To­re­llo (jee­fe de asesores del Pre­si­den­te y ami­go per­so­nal), Fa­bián “Pe­pín” Ro­drí­guez Si­món (abo­ga­do per­so­nal de Ma­cri en las cau­sas ci­vi­les), Ber­nar­do Sa­ra­via Frías (Pro­cu­ra­dor del l Te­so­ro) y el pro­pio Ga­ra­vano. . To­re­llo y “Pe­pín” son in­ter­lo- cu­to­res pri­vi­le­gia­dos con la a lí­der de la Coa­li­ción Cí­vi­ca. A ellos, por su la­do, cuan­do se tra­ta de li­diar con Co­mo­do­ro Py, se su­man, en nom­bre del ma­cris­mo, Gus­ta­vo “el Ne­gro” Arri­bas, el je­fe los es­pías, y Da­niel “el Tano” An­ge­li­ci, el pre­si­den­te de Boca Ju­niors que no pier­de in­fluen­cia en­tre jue­ces fe­de­ra­les.

Es que Co­mo­do­ro Py fue cla­ve pa­ra sos­te­ner en el po­der a Lo­ren­zet­ti, y es una de las gran­des g ba­ta­llas don­de pu­so el ojo la crea­do­ra de la Coa­li­ción Cí­vi­ca.

Pin­zas. De to­das ma­ne­ras, el acuer­do con Ca­rrió so­lo con­cier­ne c al má­xi­mo tri­bu­nal y ex­clu­ye, cl de plano, el rol de An­ge­li­ci li y de Arri­bas en la ma­te­ria. La es­tra­te­gia su­po­ne un ope­ra­ti­vo tiv des­gas­te ha­cia den­tro de la Cor­te C con­tra Lo­ren­zet­ti, cu­yo pri­mer pr ca­pí­tu­lo se pu­do ver con la sor­da dispu­ta por el CIJ, el cen­tro ce de in­for­ma­ción que ma­ne­ja­ba ne Ma­ría Bour­din, ase­so­ra de Lo­ren­zet­ti. Pe­ro im­pli­ca­rá, a fu­tu­ro, otras dispu­tas in­ter­nas de áreas que ha­bía co­lo­ni­za­do el ex ti­tu­lar de la Cor­te. En es­ta ta­rea se en­cuen­tra Ro­sen­krantz con un alia­do: Ho­ra­cio Ro­sat­ti, otro de los ma­gis­tra­dos, quien ade­más go­za de la sim­pa­tía de Ca­rrió. Ro­sat­ti fue cla­ve pa­ra la caí­da de Lo­ren­zet­ti tam­bién. “A me­di­da que va­ya per­dien­do po­der los jue­ces que lo apo­ya­ban se van a ir co­rrien­do”, ra­zo­na otro fun­cio­na­rio ma­cris­ta.

Ha­cia afue­ra, es­tá pre­vis­to que “Li­li­ta” vuel­va a po­sar sus ojos so­bre el jui­cio po­lí­ti­co que ini­ció e in­ten­te mo­ver­lo en la Cá­ma­ra de Diputados. Aun­que

NA

FREN­TE A FREN­TE. Es­ta se­ma­na, en el mar­co del en­cuen­tro del J20, Lo­ren­zet­ti com­par­tió un ac­to ins­ti­tu­cio­nal con Ma­cri y con Ro­sen­krantz, su pre­de­ce­sor en la Cor­te.

FO­TOS: CEDOC PER­FIL

Ga­ra­vano y los asesores ju­rí­di­cos del Pre­si­den­te, Jo­sé To­re­llo y “Pe­pín” Ro­drí­guez Si­món.

AN­TI­CI­PO. PER­FIL pu­bli­có en abril la ju­ga­da de Ma­cri pa­ra qui­tar­le po­der a Lo­ren­zet­ti.

ME­SA.

EZE­QUIEL SPILMAN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.