El as­cen­so ‘mi­li­tar’ al otro la­do de la fron­te­ra

Perfil (Sabado) - - POLITICA - M.B.

“Los ge­ne­ra­les bra­si­le­ños tie­nen to­dos su Twit­ter. No­so­tros te­ne­mos uno so­lo que es ins­ti­tu­cio­nal. Ellos tie­nen for­mas de co­mu­ni­car­se de ma­ne­ra más di­rec­ta con la so­cie­dad”, ilus­tró un al­to man­do con des­pa­cho en el Edi­fi­cio Li­ber­ta­dor, a PER­FIL.

Así des­cri­bió la prin­ci­pal di­fe­ren­cia con las fuer­zas ar­ma­das bra­si­le­ñas, sin­di­ca­li­za­das y mu­cho más pro­cli­ves a lan­zar opi­nio­nes de cor­te po­lí­ti­co. “Ni en la épo­ca del Mo­din, en el que ha­bía mu­cho ex mi­li­tar in­vo­lu­cra­do en po­lí­ti­ca, se vio lo que su­ce­de en Bra­sil”, com­ple­tó.

En las úl­ti­mas elecciones, hu­bo una ex­plo­sión de can­di­da­tos de ori­gen mi­li­tar, no so­lo en cargos le­gis­la­ti­vos pe­ro tam­bién en go­ber­na­cio­nes e in­ten­den­cias. Gran par­te del equi­po de cam­pa­ña de Bol­so­na­ro –y él mis­mo– son de ori­gen cas­tren­se. De ahí que tam­bién sus­ci­ta­ran un apo­yo im­por­tan­te en­tre los mi­li­ta­res ac­ti­vos, en par­ti­cu­lar del Co­man­do Sur, que es el que man­tie­ne la ma­yor coope­ra­ción con las fuer­zas ar­gen­ti­nas.

Ca­sual­men­te, es­ta se­ma­na, su co­man­dan­te, el ge­ne­ral Ge­ral­do Miot­to, pa­só por Bue­nos Ai­res en vi­si­ta di­plo­má­ti­ca. Se reunió con al­tos man­dos y vi­si­tó di­ver­sos cuar­te­les e ins­ta­la­cio­nes co­mo el Re­gi­mien­to de Gra­na­de­ros a Ca­ba­llo y el Cen­tro Ar­gen­tino de En­tre­na­mien­to Con­jun­to pa­ra Ope­ra­cio­nes de Paz –don­de hoy tra­ba­ja un im­por­tan­te nú­me­ro de ins­truc­to­res bra­si­le­ños–, an­tes de re­gre­sar a su país. Tam­bién allí su nom­bre so­nó pa­ra lan­zar­se a una ca­rre­ra pre­si­den­cial ha­ce no mu­cho.

VI­SI­TA. Del je­fe mi­li­tar bra­si­le­ño.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.