Pos­ta­les de los par­ques in­dus­tria­les

De ma­ne­ra cre­cien­te, más py­mes eli­gen es­tos po­los don­de, an­tes de lle­gar, ya es­tá re­suel­ta bue­na par­te de los ser­vi­cios bá­si­cos. por

Pymes - - EN FOCO - Ma­ria­na ro­lan­di

En la Ar­gen­ti­na, la ma­yo­ría de las py­mes “fun­cio­nan so­las”, di­ce Mar­tín Rap­pa­lli­ni, ti­tu­lar de la or­ga­ni­za­ción Red de Par­ques In­dus­tria­les. “El es­fuer­zo que ha­cen pa­ra ser sos­te­ni­bles y com­pe­ti­ti­vas en me­dio de una ciu­dad, o en el me­dio del cam­po, es si­mi­lar al que de­be­rían ha­cer ope­ran­do en un de­sier­to”.

Rap­pa­ne­lli plan­tea que si una em­pre­sa se in­te­gra a una co­mu­ni­dad de em­pre­sas, lo­ca­li­za­da en un po­lo in­dus­trial, su­ma una se­rie de be­ne­fi­cios, que le per­mi­ten po­ner el fo­co só­lo en su trabajo y ga­nar com­pe­ti­ti­vi­dad.

“Ba­jan con­si­de­ra­ble­men­te los cos­tos en se­gu­ri­dad, el ser­vi­cio de lim­pie­za y re­co­lec­ción de ba­su­ra, la ca­pa­ci­ta­ción del per­so­nal, las obras de in­fra­es­truc­tu­ra, los se­gu­ros, el man­te­ni­mien­to de las áreas co­mu­nes y la fo­res­ta­ción, en­tre otros”, di­ce Eduar­do Mo­ra­les, due­ño de Ta­lle­res Grá­fi­cos Mo­ra­les e Hi­jos. Y agre­ga que tam­bién es más fá­cil ac­ce­der a be­ne­fi­cios cre­di­ti­cios e im­po­si­ti­vos.

Hay que ob­ser­var que, ge­ne­ral­men­te, “cuan­do una py­me em­pie­za a fun­cio­nar, lo ha­ce en un es­pa­cio re­du­ci­do, en un gal­pón inade­cua­do o en un ga­ra­je. Pe­ro al cre­cer, co­mien­za a ver que no cum­ple con las nor­ma­ti­vas que exi­gen los or­ga­nis­mos es­ta­ta­les y eso tra­ba ab­so­lu­ta­men­te su cre­ci­mien­to”, agre­ga Rap­pa­lli­ni.

Es­to no só­lo les im­pi­de cre­cer, sino que sue­le ge­ne­rar cie­rres, clau­su­ras, mul­tas y pér­di­das irre­cu­pe­ra­bles. Ahí es don­de las py­mes ven que un po­lo ofre­ce una in­fra­es­truc­tu­ra y el cum­pli­mien­to de nor­mas que no só­lo les per­mi­ten cum­plir con el Es­ta­do, sino tam­bién

ac­ce­der a clien­tes más gran­des.

Ro­que Pri­me­rano, pre­si­den­te del Par­que In­dus­trial De­sa­rro­llo Pro­duc­ti­vo de Mo­reno y due­ño de Tro­quel Cor Itu­zain­gó, una in­dus­tria que cum­plió 30 años, des­ta­ca que las py­mes allí ins­ta­la­das “tie­nen la es­ta­bi­li­dad que les otor­ga el he­cho de que en el fu­tu­ro no se­rán afec­ta­das por cual­quier cambio de zo­ni­fi­ca­ción que dis­pon­ga el Mu­ni­ci­pio”.

A es­to hay que su­mar las exen­cio­nes im­po­si­ti­vas pro­vin­cia­les y mu­ni­ci­pa­les en los dis­tri­tos ad­he­ri­dos al ré­gi­men, y la pre­fe­ren­cia en li­ci­ta­cio­nes de los es­ta­dos pro­vin­cia­les. Más el con­tac­to di­rec­to con em­pre­sa­rios de di­fe­ren­tes ru­bros que abre nue­vos fren­tes co­mer­cia­les.

Aho­ra bien, al eva­luar su ra­di­ca­ción en un po­lo, una fir­ma de­be te­ner en cuen­ta con­di­cio­nes del en­torno y del par­que en sí mis­mo. Con­tem­plar la ubi­ca­ción del par­que, ac­ce­sos, cer­ca­nía a las ru­tas, ae­ro­puer­tos, puer­tos o vías fé­rreas. Tam­bién, ana­li­zar si en la zo­na hay mano de obra ca­pa­ci­ta­da, con ex­pe­rien­cia en el sec­tor al que se de­di­que, y la cer­ca­nía de uni­ver­si­da­des y cen­tros de in­ves­ti­ga­ción y de­sa­rro­llo. Char­lar con co­le­gas y ana­li­zar el cli­ma so­cial que se vi­ve en la co­mu­ni­dad y la ca­li­dad ins­ti­tu­cio­nal de la ad­mi­nis­tra­ción del pre­dio. En la mis­ma lí­nea, es im­por­tan­te eva­luar el de­sa­rro­llo de ac­ti­vi­da­des de mar­ke­ting que tie­ne el par­que pa­ra dar­se a co­no­cer.

Por úl­ti­mo, pa­ra ins­ta­lar­se en un par­que, se de­be com­ple­tar una se­rie de trá­mi­tes re­fe­ri­dos a la ca­te­go­ri­za­ción del ne­go­cio, lo que in­clu­ye la eva­lua­ción del im­pac­to am­bien­tal y el cer­ti­fi­ca­do de ap­ti­tud am­bien­tal.

Hay que sa­ber, ade­más, que al for­mar par­te de un con­sor­cio, se pa­gan ex­pen­sas. Los en­tre­vis­ta­dos coin­ci­den en que es­te cos­to no ex­ce­de los $ 5.000.

Puer­to. El Par­que In­dus­trial y Lo­gís­ti­co Pa­ra­ná de las Pal­mas, en Zá­ra­te, es­tá es­tra­té­gi­ca­men­te ubi­ca­do a 2.000 me­tros de las Ter­mi­na­les Por­tua­rias y a 5 ki­ló­me­tros de la Pa­na­me­ri­ca­na.

Por el vo­lu­men de fir­mas que re­quie­ren ser­vi­cios de lim­pie­za, se­gu­ri­dad, re­co­lec­ción de ba­su­ra y fo­res­ta­ción, en­tre otros, den­tro de un par­que, esos cos­tos ba­jan has­ta en un 30%. El Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co Olavarría fun­cio­na den­tro del Par­que In­dus­trial de esa ciu­dad, ge­ne­ran­do re­la­cio­nes re­cí­pro­cas con las em­pre­sas.

“La co­mu­ni­dad de em­pre­sas en un par­que in­dus­trial am­pli­fi­ca to­dos los be­ne­fi­cios que una py­me pue­da lo­grar de ma­ne­ra in­di­vi­dual”, afir­ma Mar­tín Rap­pa­lli­ni, de la Red Par­ques.

Una py­me pue­de gas­tar en­tre $ 70.000 y $150.000 en se­gu­ri­dad, mien­tras que en el PI la cu­bre con el pa­go de sus ex­pen­sas, que van de los $ 3.000 a los $5.000.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.