Ta­len­tos en la Web.

En un mun­do glo­ba­li­za­do, hallar pro­fe­sio­na­les con las ca­pa­ci­da­des es­pe­cí­fi­cas que se re­quie­ren es muy im­por­tan­te. Có­mo pue­de ayu­dar In­ter­net a hallar al em­plea­do ade­cua­do. por

Pymes - - NEWS - Ali­cia gior­get­ti

ac­tual­men­te, el em­pleo es­tá en cons­tan­te tran­si­ción: si bien se es­ti­ma que en 2020 ya no exis­ti­rán mu­chos de los pues­tos de tra­ba­jo que hoy son tra­di­cio­na­les, tam­bién hay una de­man­da cre­cien­te de al­gu­nos per­fi­les, en­tre ellos, los de tec­no­lo­gía y los vin­cu­la­dos con ne­go­cios agro­pe­cua­rios y con los ne­go­cios ba­sa­dos en ser­vi­cios.

Por ejem­plo, la de­man­da de pro­fe­sio­na­les de tec­no­lo­gía no de­jó de cre­cer en los úl­ti­mos años a es­ca­la glo­bal. Y es­to ha­ce que en es­te sec­tor las re­glas de re­clu­ta­mien­to sean di­fe­ren­tes de las que ri­gen en otros sec­to­res eco­nó­mi­cos don­de –más allá de los di­ver­sos pro­ce­sos de se­lec­ción– siem­pre el em­plea­dor tie­ne una po­si­ción de su­pe­rio­ri­dad.

Pe­ro co­mo en el mun­do de la tec­no­lo­gía la ne­ce­si­dad de pro­fe­sio­na­les ex­ce­de a la ofer­ta de can­di­da­tos, las re­glas de jue­go son di­fe­ren­tes.

Por ejem­plo, en la Argentina, se­gún da­tos de la Cá­ma­ra Argentina de Soft­wa­re y Ser­vi­cios In­for­má­ti­cos (CESSI), la de­man­da to­tal de pro­fe­sio­na­les de tec­no­lo­gía es de 15.000 tra­ba­ja­do­res por año apro­xi­ma­da­men­te. So­la­men­te las em­pre­sas desa­rro­lla­do­ras de soft­wa­re ne­ce­si­tan al­go más de 5.000 pro­fe­sio­na­les por año, pe­ro ape­nas egre­san 3.600 can­diad­tos de las uni­ver­si­da­des del país.

Es­to ha­ce que ca­da pro­fe­sio­nal se en­cuen­tre con va­rias op­cio­nes la­bo­ra­les. Por lo tan­to, ade­más de

las con­di­cio­nes eco­nó­mi­cas –que por su­pues­to pe­san y mu­cho– hay otras va­ria­bles que se to­man en cuen­ta a la ho­ra de de­ci­dir­se por un em­pleo: en­tre ellas es­tán el de­sa­fío que im­pli­ca el pues­to, el plan de ca­rre­ra, quié­nes se­rán los com­pa­ñe­ros de tra­ba­jo y la co­mo­di­dad en cuan­to a ho­ra­rios y ám­bi­to la­bo­ral.

Ade­más, se­gún una en­cues­ta rea­li­za­da por Nu­be­lo en­tre más de 7.000 pro­fe­sio­na­les de tec­no­lo­gía de la Argentina y Es­pa­ña, el 70% de ellos ele­gía tra­ba­jar en una mul­ti­na­cio­nal ha­ce cin­co años y en 2016 ese porcentaje ba­jó al 33%. El res­to eli­ge tra­ba­jar en py­mes o em­pren­di­mien­tos.

En cuan­to a ho­ra­rios, el mis­mo in­for­me mues­tra que el 71% de los em­plea­dos pre­fie­re uno fle­xi­ble mien­tras el res­to op­ta por ho­ra­rios de­fi­ni­dos.

Y en­tre los va­lo­res que se prio­ri­zan al de­ci­dir­se por un em­pleo, el 90% de los en­tre­vis­ta­dos men­cio­na el de­sa­rro­llo pro­fe­sio­nal, el 53% la pre­vi­sión so­cial y el 52% el sa­la­rio. “En 2020, uno de los va­lo­res esen­cia­les de los tra­ba­ja­do­res es­ta­rá cen­tra­do en su ca­pa­ci­dad de adap­ta­ción”, con­clu­ye Jorge Arau­jo, de Nu­be­lo.

PLA­TA­FOR­MAS

Hay mu­chos por­ta­les web que per­mi­ten bus­car y con­tra­tar pro­fe­sio­na­les de cual­quier ru­bro, co­mo Bu­me­ran, por ejem­plo.

Pe­ro hay otros que es­tán fo­ca­li­za­dos en la bús­que­da de pro­fe­sio­na­les de tec­no­lo­gía, y uno de ellos es Ban­dit. Su ob­je­ti­vo es con­tac­tar a los pro­fe­sio­na­les con los per­fi­les más bus­ca­dos o más di­fí­ci­les de hallar, con las em­pre­sas que los es­tán ne­ce­si­tan­do. Con­cre­ta­men­te, se orien­tan a la bús­que­da de Da­ta En­gi­neers, de­sa­rro­lla­do­res de soft­wa­re, de­sa­rro­lla­do­res de apps mó­vi­les y per­fi­les re­la­cio­na­dos con mar­ke­ting di­gi­tal, en­tre otros.

Fran­cesc Font, co­fun­da­dor y

CEO de la em­pre­sa, di­ce que vie­ron “que al­go no fun­cio­na­ba bien en el pro­ce­so de incorporación de ta­len­to a la em­pre­sa. En­ton­ces, crea­mos es­ta co­mu­ni­dad co­mo res­pues­ta. De­tec­ta­mos fal­ta de in­for­ma­ción, ma­la co­mu­ni­ca­ción en­tre las par­tes, y pro­ce­sos que son muy len­tos, po­co trans­pa­ren­tes y con ofer­tas no muy re­le­van­tes pa­ra los pro­fe­sio­na­les”.

Se­gún la em­pre­sa, los “ban­dits” – co­mo lla­man a los pos­tu­lan­tes– tie­nen una mi­ra­da di­fe­ren­te, bus­can desafíos y pre­ten­den una for­ma de tra­ba­jar don­de la in­no­va­ción sea obli­ga­to­ria.

Es de­cir, Ban­dit se en­fo­ca en la bús­que­da de pro­fe­sio­na­les que deseen opor­tu­ni­da­des in­no­va­do­ras y dis­rup­ti­vas. Y po­see una me­to­do­lo­gía llamada Lean Re­crui­ting que, se­gún ase­gu­ran, re­du­ce a dos se­ma­nas los pro­ce­sos de re­clu­ta­mien­to que, has­ta aho­ra, du­ran un mes. En ese pla­zo, la pla­ta­for­ma en­tre­ga a ca­da em­pre­sa per­fi­les pre­se­lec­cio­na­dos acor­des a los re­que­ri­mien­tos y de cual­quier par­te del mun­do.

Ban­dit ofre­ce dos pla­nes a las em­pre­sas que bus­quen pro­fe­sio­na­les, que se di­fe­ren­cian por el vo­lu­men de con­tra­ta­ción.

El plan Pay Per Hi­re tie­ne un cos­to por úni­ca vez de en­tre 15 y 20% del sa­la­rio bru­to anual (suel­do, o suel­do y me­dio apro­xi­ma­da­men­te), que pue­de ser abo­na­do en 10 pa­gos men­sua­les.

Hay pla­ta­for­mas on li­ne y de ba­jo cos­to que per­mi­ten que una py­me con­tac­te al pro­fe­sio­nal que ne­ce­si­ta y pue­da con­tra­tar­lo.

Y el plan Ban­dit At­tack es pa­ra quie­nes re­quie­ran con­tra­ta­cio­nes ili­mi­ta­das y se abo­na me­dian­te una sus­crip­ción men­sual que va­ría en­tre $ 3.000 y 50.000.

LAS RE­DES PRO­FE­SIO­NA­LES

Es­tas pla­ta­for­mas cons­ti­tu­yen una gran he­rra­mien­ta pa­ra en­con­trar a los pro­fe­sio­na­les que se ne­ce­si­ten, es­pe­cial­men­te las que es­tán de­di­ca­das al ám­bi­to la­bo­ral.

En­tre és­tas, la más co­no­ci­da y la que tie­ne más can­ti­dad de usua­rios –al­go más de 400 mi­llo­nes en el mun­do– es Lin­ke­din. Se­gún el por­tal, en la Argentina hay más de 4.735.000 usua­rios re­gis­tra­dos, al­go más del 1% de los usua­rios to­ta­les.

Co­mo ca­da usua­rio tie­ne un per­fil que in­clu­ye su Cu­rri­cu­lum Vi­tae, las em­pre­sas pue­den bus­car los per­fi­les que ne­ce­si­tan por palabra cla­ve, des­de el bus­ca­dor de la pla­ta­for­ma.

Pe­ro, ade­más, pue­den ge­ne­rar una pá­gi­na em­pre­sa­rial y tam­bién crear anun­cios de em­pleo pa­ra di­fun­dir las va­can­tes exis­ten­tes y que sean ha­lla­das por los usua­rios que bus­can tra­ba­jo den­tro de la red de Lin­ke­din.

Cuan­do una em­pre­sa crea un anun­cio de em­pleo –pa­ra lo cual hay tu­to­ria­les den­tro del mis­mo por­tal– el sis­te­ma lo di­ri­ge a pro­fe­sio­na­les que coin­ci­dan con las ap­ti­tu­des y ex­pe­rien­cia que se bus­can. La ubi­ca­ción geo­grá­fi­ca de­ter­mi­na el cos­to de un anun­cio de em­pleo, y Lin­ke­din ga­ran­ti­za que se re­ci­bi­rán al me­nos 10 per­fi­les o pro­me­te de­vol­ver el di­ne­ro. Es po­si­ble pa­gar por un so­lo anun­cio que es­ta­rá on li­ne du­ran­te 30 días, o com­prar un pa­que­te de cin­co o 10 anun­cios a un pre­cio me­nor.

Ade­más, el por­tal ofre­ce otras he­rra­mien­tas pa­ra se­lec­ción y con­tra­ta­ción de per­so­nal co­mo Lin­ke­din Re­crui­ter.

Otra red so­cial pro­fe­sio­nal de al­can­ce glo­bal es Xing, que tie­ne fun­cio­na­li­da­des muy si­mi­la­res a las de Lin­ke­din. La di­fe­ren­cia más im­por­tan­te es que per­mi­te que los usua­rios se con­tac­ten en­tre sí a par­tir de su ser­vi­cio de men­sa­je­ría ins­tan­tá­nea o a tra­vés de lla­ma­das te­le­fó­ni­cas on li­ne. Hay di­ver­sos pla­nes pa­ra que las em­pre­sas ha­gan sus anun­cios de em­pleo: la cuen­ta Es­tán­dar ofre­ce 10 anun­cios por 30 días, con clics ili­mi­ta­dos y has­ta 20 can­di­da­tos re­co­men­da­dos, a un cos­to de 363 eu­ros.

OTRAS AL­TER­NA­TI­VAS

En 2013, el en­ton­ces pro­yec­to In­clú­ye­me ga­nó el con­cur­so Im­pac­tec. Su ob­je­ti­vo era ser un por­tal de em­pleo in­clu­si­vo, es de­cir, en­fo­ca­do en la incorporación la­bo­ral de per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad.

“Des­de que lan­za­mos In­clu­ye­me. com en fe­bre­ro de 2013, más de

1.000 per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad de la Argentina, Chile, Perú y México con­si­guie­ron em­pleo me­dian­te nues­tra pla­ta­for­ma y más de 350 em­pre­sas con­fían en no­so­tros. En la Argentina, hay unas 150 em­pre­sas y 530 per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad que con­si­guie­ron tra­ba­jo me­dian­te nues­tro por­tal”, cuen­ta Ga­briel Mar­co­lon­go, di­rec­tor de la ofi­ci­na argentina.

Es­tu­dios glo­ba­les in­di­can que las per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad se ca­rac­te­ri­zan por per­ma­ne­cer más tiem­po en sus em­pleos, es­to per­mi­te re­du­cir en más de 60% el nivel de ro­ta­ción en las em­pre­sas.

Es­te por­tal es una gran op­ción pa­ra

las em­pre­sas que tie­nen pro­gra­mas de in­clu­sión la­bo­ral o de res­pon­sa­bi­li­dad so­cial, ya que ac­túa co­mo ne­xo en­tre ellas y di­ver­sas fun­da­cio­nes de­di­ca­das al te­ma. La em­pre­sa de­be re­gis­trar­se, el por­tal sube au­to­má­ti­ca­men­te sus avi­sos de em­pleo y en me­nos de 48 ho­ras re­ci­bi­rá los pri­me­ros can­di­da­tos, ase­gu­ran en In­clú­ye­me.

“Te­ne­mos bús­que­das de to­do ti­po en el por­tal, des­de per­fi­les con se­cun­da­rios com­ple­tos has­ta gra­dua­dos uni­ver­si­ta­rios. Lo que más pre­do­mi­na son las opor­tu­ni­da­des vin­cu­la­das a las áreas de tec­no­lo­gía y ad­mi­nis­tra­ti­vas”, des­ta­ca Mar­co­lon­go.

Y agre­ga que bus­can que los pre­cios de los ser­vi­cios no sean una ba­rre­ra pa­ra po­der con­tra­tar a una per­so­na con dis­ca­pa­ci­dad.

“Si una py­me quie­re pu­bli­car so­la­men­te un avi­so, le cos­ta­rá lo mis­mo que pu­bli­car en un por­tal de em­pleo tra­di­cio­nal, en­tre $ 4.200 y 4.500. Tam­bién hay mem­bre­sías que per­mi­ten pu­bli­car avi­sos en for­ma ili­mi­ta­da por el equi­va­len­te al pre­cio de dos avi­sos des­ta­ca­dos en un por­tal tra­di­cio­nal”, afir­ma el eje­cu­ti­vo.

Por otro la­do, si bien no es­tán es­pe­cí­fi­ca­men­te pen­sa­das pa­ra el am­bien­te pro­fe­sio­nal y la­bo­ral, hay re­des so­cia­les que tam­bién per­mi­ten en­con­trar can­di­da­tos. En Fa­ce­book, la red so­cial más po­pu­lo­sa del mun­do, hay di­ver­sos gru­pos en los que se pue­den pu­bli­car bús­que­das la­bo­ra­les.

Otra red muy usa­da es Twit­ter. Mu­chas em­pre­sas la uti­li­zan pa­ra pu­bli­car sus ofer­tas de em­pleo con di­ver­sos hash­tags (son pa­la­bras que se in­clu­yen en el avi­so pa­ra que és­te pue­da ser en­con­tra­do por quie­nes bus­can em­pleo). Al­gu­nos de los hash­tags su­ge­ri­dos son #em­pleo, #tra­ba­jo, #en­con­tra­rem­ple o, #en­con­trar­tra­ba­jo, #bus­co­tra­ba­jo, en­tre otros.

Tam­bién se pue­den uti­li­zar hash­tags que es­tén re­la­cio­na­dos con el pues­to de tra­ba­jo, por ejem­plo, #pe­rio­dis­ta, #ad­mi­nis­tra­ti­vo o #em­plea­do.

Di­ver­sas he­rra­mien­tas pue­den ayu­dar a la ho­ra de bus­car a un pro­fe­sio­nal con un per­fil es­pe­cí­fi­co pa­ra que se in­te­gre a la em­pre­sa.

És­tas son só­lo al­gu­nas, hay mu­chas más. Ca­da py­me de­be­rá en­con­trar la que más de ad­pa­te a sus ne­ce­si­da­des y con la que más có­mo­da se sien­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.