Una apues­ta fa­lli­da

EL PRO­YEC­TO DE QUASAR BUIL­DERS CON­CLU­YE CON EL RE­VÉS DE AVE­NI­DA.COM.

Pymes - - INFORME ESPECIAL -

La noticia más re­so­nan­te de los úl­ti­mos me­ses, en el re­du­ci­do ám­bi­to de la in­ver­sión de ries­go en la Argentina, es ma­la. Fun­da­da a fi­nes de 2013 por Andy Frei­re, Santiago Bi­lin­kis, Pa­blo Si­món, Fe­de­ri­co Ma­lek y Alan Kraus, y con US$ 50,5 mi­llo­nes en su ha­ber, pro­duc­to de tres ron­das de in­ver­sión, Ave­ni­da.com de­bió re­du­cir a la mi­tad su plan­tel, ce­rrar su de­pó­si­to y reorien­tar su es­tra­te­gia del e-com­mer­ce pro­pio a un mar­ket­pla­ce es­ti­lo Mer­ca­doLi­bre. La com­pa­ñía nun­ca lle­gó al pun­to de equi­li­brio, mien­tras que los fon­dos Nas­pers y Ti­ger, que li­de­ra­ron sus se­ries By C, su­frie­ron enor­mes pér­di­das de­bi­do a sus apues­tas por la in­dia Flip­kart, que su­cum­bió an­te Ama­zon. Por eso, “de­ci­die­ron no se­guir in­vir­tien­do en es­te ti­po de mo­de­lo de ne­go­cio en nin­guno de los nue­vos mer­ca­dos en los que es­ta­ban apos­tan­do”, se­gún ex­pli­có la firma en un co­mu­ni­ca­do.

Más allá del ca­so en par­ti­cu­lar, es la pro­pia Quasar Buil­ders la que de­ja de exis­tir, se­gún re­ve­la Pa­blo Si­món, su CEO: “Siem­pre se plan­teó co­mo un pro­yec­to de cua­tro años y eso ter­mi­na aho­ra. Va­mos a se­guir tra­ba­jan­do con las em­pre­sas que te­ne­mos (Res­to­ran­do, Tro­ca­fo­ne y Si­re­na) pe­ro no ha­brá nue­vas. Los so­cios es­ta­mos en pro­yec­tos di­fe­ren­tes. Per­so­nal­men­te, es­toy ar­man­do un fon­do nue­vo”. En efec­to, lue­go de in­ver­tir US$ 1,5 mi­llo­nes en 2015, el año pa­sa­do só­lo ha­bían des­em­bol­sa­do 200.000, en par­tes igua­les, en­tre los pro­yec­tos de Snap­car y Vin­ti. Otro tan­to su­ce­de con los fon­dos Vrainz, con pro­yec­tos fon­dea­dos por US$ 1 mi­llón en 2015, con Moun­tain Naz­ca, que ha­bía he­cho lo pro­pio por 750.000 en aque­lla tem­po­ra­da, con ArFin­tech y con Co­da­ma­tion. Al cie­rre de es­ta edi­ción, nin­guno de los cua­tro te­nía pla­nes de­fi­ni­dos pa­ra es­te año en la Argentina. Es que, co­mo afir­ma Si­món, “el con­tex­to glo­bal pa­ra in­ver­sio­nes de es­te ti­po en Amé­ri­ca La­ti­na es­tá, hoy por hoy, muy frío y creo que se­gui­rá igual du­ran­te al me­nos la pri­me­ra mi­tad del año”.

pun­tua­li­za Ig­na­cio Pla­za, pa­ra po­ner en con­tex­to los da­tos re­le­va­dos.

Eso es cla­ro: a nues­tro país le so­bran em­pren­de­do­res y le fal­ta in­ver­sión. “Hoy, la Argentina cuen­ta con el ta­len­to pa­ra ge­ne­rar star­tups de al­to im­pac­to, pe­ro no dis­po­ne de ac­ce­so al fi­nan­cia­mien­to ne­ce­sa­rio en el mer­ca­do lo­cal. Con la san­ción de las nue­vas le­yes, la Argentina pue­de afian­zar­se en la re­gión co­mo un po­lo de de­sa­rro­llo in­no­va­dor, co­mo con­se­cuen­cia de que su se­mi­lle­ro de em­pren­de­do­res ten­ga ac­ce­so a un mer­ca­do lo­cal ca­paz de otor­gar fi­nan­cia­mien­to”, in­di­ca Ariel Arrie­ta.

En con­se­cuen­cia, ¿pue­de trans­for­mar­se el 2017 en el año del des­pe­gue de la in­dus­tria de ca­pi­tal em­pren­de­dor?“Se es­pe­ra que se creen nue­vas ace­le­ra­do­ras y fon­dos de va­lo­res mu­cho más re­le­van­tes en com­pa­ra­ción con los de años an­te­rio­res. Es­to de­be­ría per­mi­tir un es­ce­na­rio muy po­si­ti­vo pa­ra los em­pren­di­mien­tos que, has­ta aquí, te­nían que ir­se al ex­tran­je­ro pa­ra le­van­tar ca­pi­tal”, coin­ci­de Luis Ber­me­jo. “Tam­bién hay fon­dos de Es­ta­dos Uni­dos y de México que es­tán vi­nien­do a la Argentina, por­que sa­ben que hay buen deal­flow. Los re­sul­ta­dos los ire­mos vien­do con el tiem­po, no son de un día pa­ra el otro”, con­fir­ma Die­go Gon­zá­lez Bravo.

Pe­ro di­fe­ren­tes pers­pec­ti­vas re­ve­lan ma­ti­ces que de­jan plan­tea­do el in­te­rro­gan­te: ¿Exis­te la po­si­bi­li­dad con­cre­ta de que sea otro año per­di­do pa­ra el fi­nan­cia­mien­to de ries­go de em­pren­de­do­res ar­gen­ti­nos? “Si la eco­no­mía fi­nal­men­te en­cuen­tra su rum­bo y se em­pie­za a de­li­near una ló­gi­ca cla­ra pa­ra los pró­xi­mos años de go­bierno, se­gu­ra­men­te vea­mos una ac­ti­vi­dad mu­chos más ac­ti­va de fon­dos de in­ver­sión del ex­te­rior”, con­di­cio­na An­to­nio Pe­ña.

El cor­to pla­zo, sin em­bar­go, no pa­re­ce tan alen­ta­dor, co­mo ilus­tra Er­nes­to Corona: “Las ta­sas de in­te­rés alien­tan al ca­pi­tal a in­ver­tir es­pe­cu­la­ti­va­men­te, lo mis­mo que la con­cen­tra­ción de exen­cio­nes en in­dus­trias de ba­jo va­lor agre­ga­do, co­mo la mi­ne­ría y los gra­nos. No ve­mos un cre­ci­mien­to sig­ni­fi­ca­ti­vo de la in­ver­sión en ca­pi­tal em­pren­de­dor mien­tras las con­di­cio­nes se man­ten­gan más atrac­ti­vas en el mer­ca­do fi­nan­cie­ro”.

Di­fe­ren­tes pers­pec­ti­vas re­ve­lan ma­ti­ces que de­jan plan­tea­do el in­te­rro­gan­te: ¿Se­rá otro año per­di­do pa­ra el fi­nan­cia­mien­to de ries­go de em­pren­de­do­res lo­ca­les?

LI­SAN­DRO BRIL DIE­GO GON­ZÁ­LEZ BRAVO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.