Py­mes con pa­drino

Ca­da vez más em­pre­sas ofre­cen pro­gra­mas de in­cu­ba­ción y aceleración pa­ra em­pren­de­do­res, in­clu­yen­do fon­dos, es­pa­cio fí­si­co, ase­so­ra­mien­to y ca­pa­ci­ta­ción.

Pymes - - INFORME ESPECIAL II - por maría na­ran­jo

im­pul­sar el sur­gi­mien­to de nue­vas em­pre­sas in­no­va­do­ras no es só­lo ta­rea del Es­ta­do. Es una ten­den­cia cre­cien­te en­tre las com­pa­ñías, crear pro­gra­mas de in­cu­ba­ción en su fa­se ini­cial y aceleración pa­ra ex­pan­dir el ne­go­cio, di­ri­gi­dos a em­pren­di­mien­tos de su eco­sis­te­ma. Es­tos pro­gra­mas sue­len in­cluir una in­ver­sión ini­cial (en mu­chos casos a cam­bio de equity o par­ti­ci­pa­ción ac­cio­na­ria en la com­pa­ñía), un es­pa­cio fí­si­co con ac­ce­so a in­fra­es­truc­tu­ra bá­si­ca (In­ter­net, la­bo­ra­to­rios, ser­vi­cios), y pro­gra­mas de ca­pa­ci­ta­ción y men­to­reo pa­ra lle­var adelante el ne­go­cio.

Una de­ce­na de em­pre­sas ya han crea­do sus pro­pias in­cu­ba­do­ras y ace­le­ra­do­ras en el país y, pa­ra im­pul­sar es­te fe­nó­meno, el año pa­sa­do se lan­zó, des­de el Mi­nis­te­rio de Pro­duc­ción, una li­ci­ta­ción pa­ra par­ti­ci­par del Fon­do Aceleración, que apor­ta un pe­so por ca­da pe­so in­ver­ti­do por la aceleradora, con un to­pe de US$ 750.000 por pro­yec­to.

Way­ra, del gru­po Te­le­fó­ni­ca, fue una de las pio­ne­ras en es­ta mo­vi­da. Crea­da ha­ce seis años y pre­sen­te en diez paí­ses, ha in­ver­ti­do y ace­le­ra­do 45 em­pre­sas en el país, ca­si 600 en el mun­do, y tie­ne acuer­dos con otras ace­le­ra­do­ras y fon­dos de in­ver­sión a es­ca­la glo­bal.

“Apos­ta­mos a em­pre­sas de tec­no­lo­gía en fa­se tem­pra­na, so­mos so­cios en el mo­men­to que la em­pre­sa avan­za pa­ra lo­grar el cre­ci­mien­to e in­ter­na­cio­na­li­zar el ne­go­cio”, de­fi­ne Lo­re­na Suá­rez, country ma­na­ger de Way­ra Argentina. Pa­ra par­ti­ci­par de la aceleradora, los em­pren­de­do­res de­ben te­ner un pro­duc­to o ser­vi­cio en el mer­ca­do, así co­mo po­ten­cial de cre­ci­mien­to. El pro­gra­ma du­ra en­tre seis me­ses y un año. In­clu­ye una in­ver­sión de US$ 50.000 en efec­ti­vo y otro tan­to en in­fra­es­truc­tu­ra y ser­vi­cios. “A cam­bio, par­ti­ci­pa­mos de un 7 a un 10% del va­lor de la com­pa­ñía, co­mo in­ver­so­res mi­no­ri­ta­rios no con­tro­lan­tes”, de­ta­lla Suá­rez.

Las con­vo­ca­to­rias se rea­li­zan en­tre tres y cua­tro ve­ces al año y en ca­da edi­ción se se­lec­cio­na una de­ce­na de pro­yec­tos. “Apun­ta­mos a equi­pos de em­pren­de­do­res en tec­no­lo­gía pa­ra el agro, fi­nan­zas (fin­tech), salud, te­le­me­di­ci­na, se­gu­ri­dad, In­ter­net de las Co­sas, ciu­da­des in­te­li­gen­tes y me­ca­ni­za­ción de pro­ce­sos pro­duc­ti­vos, en­tre otros”, di­ce Suá­rez.

A me­dia­dos de 2014, cuan­do te­nían una de­mo pe­ro aún sin clien­tes, Pe­pe Ma­rriot, Damián

Al­ca­la y Fe­de­ri­co Zaiatz se pos­tu­la­ron al pro­gra­ma Way­ra. Su de­sa­rro­llo es el apli­ca­ti­vo de reali­dad au­men­ta­da Ca­mo­napp­se, ba­sa­do en la uti­li­za­ción de la reali­dad au­men­ta­da. A di­fe­ren­cia de la reali­dad vir­tual, que crea un mun­do fic­ti­cio en tres di­men­sio­nes, al que se ac­ce­de me­dian­te un cas­co o dis­po­si­ti­vo de in­mer­sión, la reali­dad au­men­ta­da per­mi­te su­mar in­for­ma­ción di­gi­tal al mun­do real, uti­li­zan­do an­te­ojos, una ta­blet o te­lé­fono mó­vil. El apli­ca­ti­vo per­mi­te des­cu­brir con­te­ni­dos in­ter­ac­ti­vos al es­ca­near imá­ge­nes y ob­je­tos, y hoy es uti­li­za­do en mu­seos, ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­ti­vas y em­pre­sas que desean rea­li­zar cam­pa­ñas de mark­te­ting de al­to im­pac­to.

Los em­pren­de­do­res fue­ron ase­so­ra­dos por con­sul­to­res en te­mas de ven­tas, mar­ke­ting, ex­pe­rien­cia del usua­rio y es­tra­te­gia de ne­go­cios. “Cre­ci­mos en fac­tu­ra­ción y can­ti­dad de clien­tes, y es­ta­mos abrien­do una ron­da de in­ver­sión pa­ra ex­pan­dir­nos a otros paí­ses, co­mo México, Co­lom­bia, Chile y Brasil”, co­men­ta Al­ca­la.

IN­CU­BAR TEC­NO­LO­GÍA

A par­tir de es­te año, tam­bién Te­le­com lan­za­rá su pro­pia in­cu­ba­do­ra de em­pre­sas tec­no­ló­gi­cas en el país. “La idea es apo­yar em­pren­di­mien­tos in­no­va­do­res con fo­co en la trans­for­ma­ción di­gi­tal de los ne­go­cios y un cri­te­rio fe­de­ral”, apun­ta Fa­bio­la Bo­ne­lli, di­rec­to­ra de In­no­va­ción y de­sa­rro­llo de Ne­go­cios de la ope­ra­do­ra.

El pun­ta­pié ini­cial se dio du­ran­te el Campus Party, un me­ga­even­to rea­li­za­do en no­viem­bre de 2016, que con­vo­có a gu­rúes tec­no­ló­gi­cos y em­pren­de­do­res lo­ca­les e in­ter­na­cio­na­les, don­de se plan­tea­ron “hac­ka­to­nes” (desafíos) con el ob­je­ti­vo de desa­rro­llar apli­ca­ti­vos pa­ra re­sol­ver pro­ble­mas am­bien­ta­les.

A par­tir de es­ta com­pe­ten­cia, se se­lec­cio­na­ron dos pro­yec­tos: Pro­toty­pe, pre­sen­ta­do por un gru­po de es­tu­dian­tes de In­ge­nie­ría en Sis­te­mas de la UCA Bue­nos Aires, y Ai­re, crea­do por es­tu­dian­tes de In­ge­nie­ría Elec­tró­ni­ca y Ar­qui­tec­tu­ra

de Ro­sa­rio. El pri­me­ro con­sis­te en un dis­po­si­ti­vo por­tá­til que mi­de va­ria­bles am­bien­ta­les (tem­pe­ra­tu­ra, hu­me­dad, so­ni­do am­bien­tal), pa­ra eva­luar el gra­do de con­ta­mi­na­ción en de­ter­mi­na­dos lu­ga­res; y el se­gun­do es un apli­ca­ti­vo que per­mi­te re­co­pi­lar da­tos de la con­ta­mi­na­ción del ai­re uti­li­zan­do el te­lé­fono ce­lu­lar, y vi­sua­li­zar­los en un ma­pa in­ter­ac­ti­vo.

El pri­mer equi­po via­jó a la fe­ria Con­su­mer Elec­tro­nic Show de Las Ve­gas, a co­mien­zos de es­te año, don­de se con­tac­ta­ron con otros em­pren­de­do­res e in­ver­so­res, en tan­to los es­tu­dian­tes de Ai­re via­ja­rán al Mobile World Con­gress de Barcelona, con idén­ti­co fin. Ade­más, ca­da pro­yec­to re­ci­be $ 70.000 de in­ver­sión, y ac­ce­de a un es­pa­cio de aceleración en las ofi­ci­nas de la com­pa­ñía en la ciu­dad de Bue­nos Aires.

Du­ran­te 2017, Te­le­com or­ga­ni­za­rá fe­rias de Tec­no­lo­gía y hac­ka­to­nes regionales, a fin de se­lec­cio­nar nue­vos pro­yec­tos, es­pe­cial­men­te en­fo­ca­dos en agroin­dus­tria, tu­ris­mo, salud, am­bien­te e in­clu­sión so­cial.

CON­SU­MO Y SUS­TEN­TA­BI­LI­DAD

La cer­ve­ce­ra AB InBev, due­ña de Quil­mes, lan­zó en 2015 su aceleradora Eklos pa­ra apo­yar em­pren­di­mien­tos que apli­quen tec­no­lo­gía en el sec­tor de con­su­mo ma­si­vo a es­ca­la lo­cal. El pro­gra­ma se en­fo­ca en equi­pos em­pren­de­do­res con un “pro­duc­to mí­ni­mo via­ble” en el mer­ca­do y ofre­ce fi­nan­cia­ción por US$ 50.000 por pro­yec­to, es­pa­cio y ac­ce­so al sis­te­ma co­mer­cial en las ofi­ci­nas de la com­pa­ñía en Bue­nos Aires, y par­ti­ci­pa­ción en el pro­gra­ma de men­to­res de la fun­da­ción En­dea­vor y en el pro­gra­ma Na­ves del IAE, de la Uni­ver­si­dad Aus­tral.

“El año pa­sa­do, re­ci­bi­mos más de 200 pos­tu­la­cio­nes y que­da­ron se­lec­cio­na­das dos star­tups: Cen­tral de Ofer­tas, una pla­ta­for­ma de co­mer­cio elec­tró­ni­co que co­nec­ta a fa­bri­can­tes y co­mer­cian­tes mi­no­ris­tas, y Waitry, un apli­ca­ti­vo pa­ra ho­te­les y res­tau­ran­tes que per­mi­te a los clien­tes ha­cer re­ser­vas, pe­di­dos y pa­gar la cuen­ta a tra­vés del te­lé­fono mó­vil.

Waitry na­ció en 2015, cuan­do se jun­ta­ron Ale­jan­dro Et­che­go­yen e Ig­na­cio Co­rrea, am­bos con back­ground en Tec­no­lo­gía, e Ig­na­cio Cas­tro, que ve­nía del sec­tor fi­nan­cie­ro. “Co­men­za­mos con una in­ver­sión de $ 500.000 de fon­dos pro­pios más un sub­si­dio del Mi­nis­te­rio de Cien­cia y Tec­no­lo­gía, y nos lle­vó un año desa­rro­llar un pro­duc­to mí­ni­mo via­ble que fui­mos va­li­dan­do con los pri­me­ros clien­tes”, cuen­ta Et­che­go­yen.

El apli­ca­ti­vo es gra­tui­to pa­ra los con­su­mi­do­res, y ofre­cen pla­nes es­ca­lo­na­dos y cam­pa­ñas de mar­ke­ting seg­men­ta­do pa­ra los es­ta­ble­ci­mien­tos.

Al par­ti­ci­par del pro­gra­ma de AB InVeb, Waitry re­ci­bió el ase­so­ra­mien­to de es­pe­cia­lis­tas en con­su­mo ma­si­vo y ac­ce­so di­rec­to a las mar­cas de AB InVeb. “Im­ple­men­ta­mos Waitry en los re­fu-

gios de Cer­ve­za Pa­ta­go­nia y rea­li­za­mos ac­cio­nes de pro­mo­ción con la ga­seo­sa Gua­ra­ná”, apun­ta Et­che­go­yen. Es­te año, pien­san co­men­zar a ope­rar en Brasil y México, y lue­go ex­pan­dir­se a otros paí­ses de la re­gión.

Tam­bién en el ru­bro de be­bi­das, la fa­bri­can­te de whisky Chi­vas Re­gal lan­zó un pro­gra­ma de aceleración pa­ra em­pre­sas “que bus­can un im­pac­to en su tri­ple lí­nea de ne­go­cios: eco­nó­mi­co, so­cial y am­bien­tal”, se­ña­la Juan Manuel Gómez, brand ma­na­ger de la mar­ca pa­ra la Argentina y Uru­guay. La ini­cia­ti­va fue lan­za­da en 2013 a es­ca­la glo­bal y en 2015 en la Argentina. La firma in­vier­te US$ 250.000 por ca­da pro­yec­to lo­cal se­lec­cio­na­do (uno por año) y fi­nan­cia una se­ma­na de men­to­ring en Londres, con ex­per­tos de la Uni­ver­si­dad de Ox­ford.

En su pri­me­ra edi­ción, el pro­yec­to ele­gi­do fue In­clú­ye­me, un por­tal de em­pleo que co­nec­ta a em­pre­sas y tra­ba­ja­do­res con al­gu­na dis­ca­pa­ci­dad. El año pa­sa­do re­sul­tó ga­na­do­ra Xin­ca, la fa­bri­can­te de za­pa­ti­llas he­chas con neu­má­ti­cos des­car­ta­dos (ver más in­for­ma­ción so­bre Xin­ca en “En Fo­co”).

SI­LI­CON VA­LLEY BUS­CA

Goo­gle, el gi­gan­te de los bus­ca­do­res, tam­bién tie­ne un pro­gra­ma de in­cu­ba­ción de star­tups. Se tra­ta del Goo­gle Launch­pad Start, que se reali­zó en no­viem­bre en Bue­nos Aires. Fue una se­ma­na in­ten­si­va de ca­pa­ci­ta­ción pa­ra los in­te­gran­tes de 15 em­pren­di­mien­tos, en los que se tra­ba­jó so­bre te­má­ti­cas co­mo es­tra­te­gia de ne­go­cio, ex­pe­rien­cia de usua­rio, mar­ke­ting, tec­no­lo­gía y la me­to­do­lo­gía OKR (Ob­je­ti­vos y Re­sul­ta­dos Cla­ve). El even­to apun­ta a for­ta­le­cer ha­bi­li­da­des tec­no­ló­gi­cas y em­pre­sa­ria­les en los equi­pos se­lec­cio­na­dos. En una se­gun­da eta­pa, se ofre­ce una in­ver­sión de US$ 50.000 en ca­da em­pre­sa.

La pla­ta­for­ma de ven­ta de se­gu­ros 123 Se­gu­ro fue una de las com­pa­ñías que par­ti­ci­pa­ron en

2016. El em­pren­di­mien­to fue crea­do en 2010 por Mar­tín Fe­rra­ri, que ha­bía tra­ba­ja­do en com­pa­ñías de se­gu­ros, y Bruno Fe­rra­ri, que ve­nía del ám­bi­to di­gi­tal. “Vi­mos una opor­tu­ni­dad en me­jo­rar la ges­tión y la aten­ción al clien­te en es­te sec­tor con mu­cho pa­pe­leo y po­co ágil, y nos en­fo­ca­mos en se­gu­ros de au­tos, que son los que más se ven­den al ser obli­ga­to­rios”, cuen­ta Fe­rra­ri.

La firma tie­ne hoy 70 em­plea­dos en la Argentina y sie­te en Co­lom­bia. El pró­xi­mo pa­so se­rá des­em­bar­car en México y en Chile. “Par­ti­ci­par del Goo­gle Launch­pad fue muy in­tere­san­te, no só­lo por la ca­pa­ci­ta­ción in­ten­si­va a car­go de ex­per­tos, sino por el in­ter­cam­bio de ex­pe­rien­cias con otros em­pren­de­do­res”, ase­gu­ra Fe­rra­ri.

Una de las más re­cien­tes in­cor­po­ra­cio­nes al mun­do de las ace­le­ra­do­ras fue la de Fa­ce­book. La firma crea­da por Marck Zuc­ker­berg pu­so en mar­cha, en enero de es­te año, un es­pa­cio de­di­ca­do a em­pre­sas emer­gen­tes e in­no­va­do­ras en los sec­to­res de salud, trans­por­te y edu­ca­ción. La ini­cia­ti­va se lla­ma Star­tu­pGa­ra­ge y fun­cio­na en Pa­rís. Has­ta aho­ra, se se­lec­cio­na­ron cin­co em­pre­sas que, ade­más de ca­pa­ci­ta­ción, re­ci­bi­rán in­ver­sio­nes por par­te de la red so­cial. En­tre ellas, una pla­ta­for­ma pa­ra com­par­tir viajes, un apli­ca­ti­vo pa­ra or­ga­ni­zar

in­for­ma­ción per­so­nal y otro pa­ra crear ru­ti­nas sa­lu­da­bles de ali­men­ta­ción y ejer­ci­cio.

EM­PREN­DI­MIEN­TOS CIEN­TÍ­FI­COS

Con el ob­je­ti­vo de im­pul­sar la crea­ción de em­pre­sas de ba­se cien­tí­fi­co-tec­no­ló­gi­ca en áreas de pun­ta co­mo bio­tec­no­lo­gía, na­no­tec­no­lo­gía, ro­bó­ti­ca e in­ge­nie­rías, el gru­po San­cor Se­gu­ros se aso­ció, a fi­nes del año pa­sa­do, a la em­pre­sa rio­ne­gri­na In­vap, pa­ra desa­rro­llar una in­cu­ba­do­ra y aceleradora con se­des en Ba­ri­lo­che, Sun­cha­les (San­ta Fe) y la ciu­dad de Bue­nos Aires.

Am­bas em­pre­sas ya ve­nían apo­yan­do el sur­gi­mien­to de fir­mas tec­no­ló­gi­cas. En el pri­mer ca­so, des­de el Cen­tro de In­no­va­ción Tec­no­ló­gi­ca Em­pre­sa­rial y So­cial (Ci­tes), en Sun­cha­les, don­de es­tán in­cu­ba­dos una de­ce­na de em­pren­di­mien­tos en salud, agro y ener­gías re­no­va­bles, en­tre otros. En tan­to, In­vap ha­ce lo pro­pio en su se­de de Ba­ri­lo­che, don­de se in­cu­ba­ron la pri­me­ra em­pre­sa de “na­no­sa­té­li­tes” argentina (Sa­te­llo­gic) y MZP, una com­pa­ñía que desa­rro­lla dis­po­si­ti­vos mé­di­cos na­no­tec­no­ló­gi­cos.

“La idea de unir es­fuer­zos sur­gió a par­tir de la con­vo­ca­to­ria al Fon­do pa­ra ace­le­ra­do­ras e in­cu­ba­do­ras del Mi­nis­te­rio de Pro­duc­ción, y vie­ne a for­ma­li­zar al­go que ya es­tá­ba­mos ha­cien­do”, co­men­ta Ve­ró­ni­ca Ga­rea, de la Fun­da­ción In­vap.

Ale­jan­dro Si­món, CEO del Ci­tes, co­men­ta que, a par­tir de la ex­pe­rien­cia de tres años lle­van­do adelante el pro­gra­ma Ci­tes Start Ups, de­ci­die­ron su­mar el co­no­ci­mien­to de In­vap en sec­to­res co­mo la in­dus­tria ae­ro­es­pa­cial, me­di­ci­na nu­clear y ener­gías re­no­va­bles. “Nues­tra apues­ta es a lar­go pla­zo, con in­ver­sio­nes que ron­dan los US$ 500.000 por pro­yec­to, y nos ins­pi­ra­mos en el mo­de­lo que tie­ne Is­rael, de par­ti­ci­pa­ción pú­bli­co-pri­va­da”, de­ta­lla Si­món. “Allí, la ma­yor in­ver­sión co­rre por cuen­ta del Es­ta­do, y con las re­ga­lías de las em­pre­sas que tie­nen éxi­to, re­cu­pe­ra más de lo que in­vier­te.”

“Lla­man­do al doc­tor” es uno de los pro­yec­tos que se es­tán in­cu­ban­do en la se­de Bue­nos Aires de San­cor Se­gu­ros. Se tra­ta de una pla­ta­for­ma di­gi­tal pa­ra rea­li­zar con­sul­tas on­li­ne con mé­di­cos es­pe­cia­lis­tas, que ges­tio­na los da­tos y la his­to­ria clí­ni­ca de ca­da pa­cien­te, y es­tá in­te­gra­da al sis­te­ma de fac­tu­ra­ción. “Lo que ha­ce es­ta pla­ta­for­ma es for­ma­li­zar al­go que ya ocu­rre, y es que mé­di­cos y pa­cien­tes es­tán en con­tac­to en for­ma vir­tual, fuera del ho­ra­rio y lu­gar de la con­sul­ta”, co­men­ta In­grid Brig­gi­ler, mé­di­ca es­pe­cia­lis­ta en Gi­ne­co­lo­gía y Obs­te­tri­cia, crea­do­ra de es­te de­sa­rro­llo, que es­tá sien­do apli­ca­do por San­cor Salud.

La de­ci­sión de em­pre­sas con­so­li­da­das pa­ra in­ver­tir en nue­vos pro­yec­tos, a par­tir de sus in­cu­ba­do­ras, mues­tra una nueva ve­ta de ne­go­cios: pa­ra los gran­des, es una nueva apues­ta. Y pa­ra py­mes y em­pren­de­do­res, es una nueva ven­ta­na de opor­tu­ni­dad pa­ra apro­ve­char.

CAMONAPP

DIE­GO DÍAZ

LLA­MAN­DO AL DOC­TOR

1-2-3 SE­GU­ROS

JUANO TESSONE

WAITRY

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.