Ban­ca elec­tró­ni­ca pa­ra py­mes

Con las nue­vas pla­ta­for­mas de In­ter­net, cual­quier em­pre­sa pue­de des­de su PC con­cre­tar los pa­gos de pro­vee­do­res, co­bran­zas y re­cau­da­cio­nes, abo­nar suel­dos y pa­gar im­pues­tos.

Pymes - - INFORME ESPECIAL II -

Las pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas pue­den ges­tio­nar to­da su ope­ra­to­ria ban­ca­ria en for­ma có­mo­da y se­gu­ra a tra­vés de una pla­ta­for­ma de ban­ca elec­tró­ni­ca, sin mo­ver­se de la em­pre­sa.

Es­to ocu­rre en un con­tex­to en que ca­da vez más pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas to­man con­cien­cia so­bre la ne­ce­si­dad de mo­der­ni­zar sus pro­ce­sos ad­mi­nis­tra­ti­vos y adop­tan tec­no­lo­gías pa­ra op­ti­mi­zar el ma­ne­jo de sus fi­nan­zas.

El sis­te­ma de ban­ca elec­tró­ni­ca pa­ra em­pre­sas per­mi­te a los clien­tes ban­ca­ri­za­dos rea­li­zar trans­fe­ren­cias in­me­dia­tas o pro­gra­ma­das a cual­quier cuen­ta del país, pa­gar pro­vee­do­res, rea­li­zar co­bran­zas y re­cau­da­cio­nes, efec­tuar pa­gos de Im­pues­tos y Ser­vi­cios y ob­via­men­te to­do lo re­la­cio­na­do con los VEPs (Vo­lan­tes Elec­tró­ni­cos de Pa­go) de la AFIP.

De ma­ne­ra sen­ci­lla, pue­den abo­nar los ha­be­res de sus em­plea­dos y, adi­cio­nal­men­te, ges­tio­nar an­te el ban­co con el que ope­ran, la aper­tu­ra de cuen­tas suel­do pa­ra los nue­vos em­plea­dos que in­cor­po­ran.

En cuan­to a la ad­mi­nis­tra­ción de even­tua­les ex­ce­den­tes fi­nan­cie­ros, la pla­ta­for­ma per­mi­te a las em­pre­sas ac­ce­der al mó­du­lo de in­ver­sio­nes y ope­rar con pla­zo fi­jos

To­da la ope­ra­to­ria se rea­li­za ba­ja es­tric­tos con­tro­les de se­gu­ri­dad, con un es­que­ma de usua­rio y cla­ve ro­bus­ta, com­ple­men­ta­da con se­gun­do fac­tor de au­ten­ti­ca­ción in­cor­po­ra­do di­rec­ta­men­te al te­lé­fono ce­lu­lar del usua­rio, a tra­vés de un soft to­ken que uti­li­za al­go­rit­mos crip­to­grá­fi­cos.

Con el sis­te­ma de Ban­ca Elec­tró­ni­ca pa­ra Em­pre­sas aho­ra es po­si­ble evi­tar las co­rri­das al ban­co pa­ra cu­brir las cuen­tas, aho­rran­do tiem­po y re­cur­sos. Un ser­vi­cio web brin­da li­ber­tad de ac­ce­so y el sis­te­ma no re­quie­re ins­ta­la­cio­nes es­pe­cia­les de soft­wa­re.

En Red Link con­ta­mos con un sis­te­ma de ban­ca elec­tró­ni­ca que fue di­se­ña­do con los más es­tric­tos es­tán­da­res de se­gu­ri­dad, el soft­wa­re más avan­za­do y los con­tro­les pe­rió­di­cos más exi­gen­tes. Adi­cio­nal­men­te cuen­ta con so­lu­cio­nes de Se­gun­do Fac­tor de Au­ten­ti­ca­ción (To­ken y Tar­je­ta de Coor­de­na­das) pa­ra for­ta­le­cer la se­gu­ri­dad en las prin­ci­pa­les ope­ra­cio­nes. Y, lo más im­por­tan­te, es muy sen­ci­llo de ope­rar. Se tra­ta de una pla­ta­for­ma que es­tá es­pe­cial­men­te en­fo­ca­da a em­pre­sas Py­MEs, y es la Ban­ca Em­pre­sas más gran­de del país. Dia­ria­men­te in­gre­san a la pla­ta­for­ma cer­ca de 136.000 em­pre­sas y 275.000 usua­rios di­fe­ren­tes que rea­li­zan 11,5 mi­llo­nes de ope­ra­cio­nes men­sua­les. En un mes pro­me­dio, las em­pre­sas mue­ven 196.000.000 mi­llo­nes de pe­sos.

Des­de cual­quier PC con co­ne­xión a in­ter­net se pue­de ac­ce­der al ser­vi­cio, in­gre­san­do en el na­ve­ga­dor la di­rec­ción in­ter­net in­for­ma­da por el ban­co. Una vez que el sis­te­ma iden­ti­fi­ca al ope­ra­dor co­mo usua­rio, se des­ple­ga­rán las op­cio­nes de me­nú que tie­ne ha­bi­li­ta­das y po­drá co­men­zar a ope­rar. El sis­te­ma fue di­se­ña­do cum­plien­do los más es­tric­tos es­tán­da­res de se­gu­ri­dad. Ope­ra en ser­vi­do­res se­gu­ros y to­da la in­for­ma­ción tran­si­ta en­crip­ta­da (Pro­to­co­lo de En­crip­ción SSL 128 bits), pa­ra pre­ser­var la con­fi­den­cia­li­dad de los da­tos y la in­vio­la­bi­li­dad del sis­te­ma. La se­gu­ri­dad del mis­mo es­ta

Ve­riSign.c au­ten­ti­ca­da y ve­ri­fi­ca­da por

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.