Ex­pe­ri­men­to ca­sa

Tres kits pa­ra con­cre­tar ob­je­tos de car­pin­te­ría pa­ra prin­ci­pian­tes.

Pymes - - EN FOCO -

llas son de­man­da­das pre­ci­sa­men­te por la his­to­ria de pro­duc­ción que hay de­trás de ellas.

En el ca­so de Gout Glu­ten Free, Ja­vier Ló­pez ha­bía si­do diag­nos­ti­ca­do con ce­lia­quía y, le­jos de re­sig­nar­se a los ali­men­tos “pa­ra en­fer­mos” que ofre­cía el mer­ca­do, via­jó a Eu­ro­pa bus­can­do otra for­ma de reaco­mo­dar su ali­men­ta­ción y su vi­da. Tam­po­co se equivocó: jun­to a su so­cio, hoy tie­ne tres lo­ca­les y plan­ta pro­pia de ela­bo­ra­ción.

Me­li­na Be­llu­zo, car­pin­te­ra au­to­di­dac­ta, no te­nía idea de si iban a com­prar sus kits de car­pin­te­ría. “A par­tir de los ta­lle­res que da­ba en la ciu­dad de Bue­nos Aires, me lle­ga­ban mu­chos men­sa­jes del in­te­rior pi­dién­do­me cur­sos on li­ne. No me pa­re­cía que fuera prác­ti­co y di­ver­ti­do co­mo los cur­sos pre­sen­cia­les”, cuen­ta.

“Pe­ro ha­bía una po­si­bi­li­dad de ne­go­cio que que­ría apro­ve­char. To­dos te­nían ga­nas de apren­der car­pin­te­ría, de ha­cer sus pro­pios ob­je­tos, y pen­sé en es­tos kits, que per­mi­ten acer­car­se al ofi­cio y ha­cer al­go fun­cio­nal y de mo­do sim­ple.”

¿Cuán­to se arries­ga en un em­pren­di­mien­to que pue­de re­sul­tar un sal­to al va­cío? Ló­pez y su so­cio, Fer­nan­do Ri­vaud, co­men­za­ron con US$ 50.000 y un ar­ma­do fuer­te que in­cluía un ma­nual de di­se­ño, con la ca­be­za pues­ta en fu­tu­ras fran­qui­cias.

Be­llu­zo apun­tó a una ma­de­ra lin­da pe­ro eco­nó­mi­ca y a dos ami­gas que es­cri­bie­ran con ella las ins­truc­cio­nes, así que le bas­ta­ron $ 25.000. Los chi­cos de Xin­ca la tu­vie­ron más fá­cil (en­tre mu­chas co­mi­llas): ga­na­ron un reality de TV lla­ma­do “El em­pren­de­dor del mi­llón” que le dio un im­pul­so fuer­te que com­ple­ta­ron con apor­tes pro­pios pa­ra lle­gar a los $ 500.000. Daniel, de Te­rra Nos­tra, fue de a po­co, tan­to que no re­cuer­da cuán­to gas­tó con sus pri­me­ras guar­das de vi­drio. Muy pa­so a pa­so.

¿Qué ga­na un em­pren­de­dor muy crea­ti­vo? La sa­tis­fac­ción de ha­cer al­go com­ple­ta­men­te nue­vo y la po­si­bi­li­dad de ge­ne­rar una em­pre­sa ren­ta­ble. En los casos re­le­va­dos pa­ra es­ta no­ta, eso fue po­si­ble.

Lis­tos pa­ra ar­mar. Ca­da kit in­clu­ye los cor­tes de ma­de­ra, cla­vos y tor­ni­llos, cola vi­ní­li­ca y las ins­truc­cio­nes. Car­pin­te­ra. “Per­ci­bí en mis alum­nos ga­nas de apren­der un ofi­cio”, ex­pli­ca Me­li­na Be­llu­zo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.