La te­nis­ta que te lle­va al cam­pus

Cin­tia Tor­to­re­lla, ex nú­me­ro 1 de ju­ve­ni­les, en­ca­be­za Play in the US, un ser­vi­cio pa­ra que de­por­tis­tas de Amé­ri­ca La­ti­na pue­dan ob­te­ner be­cas de es­tu­dio en uni­ver­si­da­des de Es­ta­dos Uni­dos.

Pymes - - EMPRENDEDORES - Por Lau­ra An­daha­zi

Cin­tia Tor­to­re­lla fue una re­co­no­ci­da ju­ga­do­ra de te­nis pro­fe­sio­nal, que lle­gó has­ta el pues­to 213 en el ran­king mun­dial de la Wo­men’s Ten­nis As­so­cia­tion (WTA) en sin­gles y tre­pó has­ta el 198 en do­bles. En la Ar­gen­ti­na lo­gró ser nú­me­ro 1 en ju­ve­ni­les y com­par­tió can­cha ju­gan­do do­bles con Pao­la Suá­rez, la ex nú­me­ro 1 del mun­do en do­bles.

Al ter­mi­nar el co­le­gio se­cun­da­rio, Tor­to­re­lla de­ci­dió que que­ría ser li­cen­cia­da en te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes, pe­ro es­tu­diar y com­pe­tir a la vez era im­po­si­ble. En la bús­que­da de op­cio­nes, en­con­tró que en Es­ta­dos Uni­dos es po­si­ble ar­ti­cu­lar la vi­da uni­ver­si­ta­ria a tra­vés del de­por­te. Tras una pre­pa­ra­ción que hoy ca­li­fi­ca de “fre­né­ti­ca”, en 1998 apli­có a una be­ca en la Pep­per­di­ne Uni­ver­sity, en Ca­li­for­nia. Más ade­lan­te ha­ría, tam­bién con una be­ca de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas, un más­ter de Ge­ren­cia­mien­to De­por­ti­vo en la Uni­ver­si­dad de Bay­lor.

De aque­lla ex­pe­rien­cia sur­gió, años más tar­de, su ac­tual em­pren­di­mien­to: Tor­to­re­lla creó en 2010 Play in the

US, una com­pa­ñía que se de­di­ca a ase­so­rar y acom­pa­ñar a de­por­tis­tas que quie­ren ob­te­ner be­cas de es­tu­dio de uni­ver­si­da­des es­ta­dou­ni­den­ses.

“De­trás del pro­yec­to de en­viar a un hi­jo a es­tu­diar a 15.000 ki­ló­me­tros, hay una gran car­ga de emo­cio­nes, mie­dos, in­cer­ti­dum­bres y fa­mi­lias com­ple­tas ha­cien­do un enor­me es­fuer­zo”, di­ce Tor­to­re­lla, en con­ver­sa­ción te­le­fó­ni­ca des­de Los Án­ge­les.

“Lo pri­me­ro es el tra­ba­jo de en­ten­der qué es lo que la fa­mi­lia pre­ten­de en lo aca­dé­mi­co, lo de­por­ti­vo, lo eco­nó­mi­co y tam­bién lo hu­mano. Una vez que te­ne­mos muy cla­ro el ob­je­ti­vo, eva­lua­mos si po­de­mos al­can­zar­lo. Si po­de­mos, y la

fa­mi­lia es­tá de acuer­do, avan­za­mos. Y ga­ran­ti­za­mos el éxi­to.”

Se­gún su ex­pe­rien­cia, es­tos ám­bi­tos son co­mo usi­nas de con­tac­tos: “Yo cur­sé nu­tri­ción con una prin­ce­sa de un país afri­cano, fui muy ami­ga de la hi­ja del pre­si­den­te de Hon­du­ras y mi me­jor ami­ga tie­ne una em­pre­sa enor­me de flo­res”.

Tor­to­re­lla en­tien­de que no hay me­jo­res o peo­res uni­ver­si­da­des, que las más de 2.000 uni­ver­si­da­des que hay en Es­ta­dos Uni­dos son, to­das, po­ten­cia­les al­ter­na­ti­vas. “Lo que hay son zo­nas fa­vo­ri­tas, co­mo Flo­ri­da pa­ra el te­nis, por el cli­ma. Pe­ro he­mos en­via­do a una ju­ga­do­ra de hoc­key so­bre hie­lo a Min­ne­so­ta, ca­si en la fron­te­ra con Ca­na­dá, don­de hay tem­pe­ra­tu­ras ba­jo ce­ro du­ran­te gran par­te del año. Por su­pues­to, es­ta­ba fe­liz. Mu­chos es­tu­dian­tes y sus fa­mi­lias no tie­nen de­ma­sia­da in­for­ma­ción so­bre por qué de­ter­mi­na­da zo­na o uni­ver­si­dad pue­de ser me­jor que otra. Par­te de nues­tra ta­rea es ase­so­rar­los en es­tos as­pec­tos”, con­clu­ye.

Play in the US se en­car­ga de las ges­tio­nes vin­cu­la­das a las be­cas y tam­bién a las vi­sas pa­ra es­tu­dian­tes. Si se quie­re dar un pa­so más allá, co­mo el ca­so de mon­tar un em­pren­di­mien­to, Tor­to­re­lla ex­pli­ca que, sin un per­mi­so de tra­ba­jo o Green Card, es im­po­si­ble. “Una vez su­pe­ra­do es­te obs­tácu­lo, el trá­mi­te es sen­ci­llo y en el pla­zo de un mes, la em­pre­sa pue­de es­tar re­gis­tra­da y lis­ta pa­ra em­pe­zar a ope­rar”, di­ce. Cuen­ta que ella ar­mó su ca­pi­tal ini­cial con los aho­rros que pu­do jun­tar dan­do cla­ses de te­nis y ejer­cien­do de en­tre­na­do­ra en la uni­ver­si­dad. Si bien no tie­ne in­ver­so­res, una fi­gu­ra que en Es­ta­dos Uni­dos es muy ha­bi­tual, di­ce que acu­mu­ló un historial cre­di­ti­cio que le per­mi­te ob­te­ner prés­ta­mos ban­ca­rios cuan­do pre­ci­sa de al­gu­na in­yec­ción de di­ne­ro.

El em­pren­di­mien­to lo con­for­man ella, con un asis­ten­te en Es­ta­dos Uni­dos y un re­pre­sen­tan­te en la Ar­gen­ti­na que la ayu­da con las en­tre­vis­tas con fa­mi­lias que pi­den aten­ción per­so­na­li­za­da. Tam­bién tie­ne un re­clu­ta­dor en Es­pa­ña. Tor­to­re­lla ase­gu­ra que, ca­da año, la em­pre­sa asis­te a unos 30 de­por­tis­tas. “Via­ja­mos y ofre­ce­mos char­las gra­tui­tas pa­ra ex­pli­car las opor­tu­ni­da­des que hay. Ya las di­mos en la Ar­gen­ti­na, re­cien­te­men­te en Mé­xi­co y pró­xi­ma­men­te es­ta­re­mos yen­do a • Co­lom­bia y Ecua­dor”, cuen­ta.

CON­TAC­TOS

Com­pa­ra­en­ca­sa.com www.pla­yint­heus.com/

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.