Tec­no­vax, va­cu­nas de avan­za­da

GA­NA­DO­RES DEL PRE­MIO “PY­ME IN­NO­VA­DO­RA”, PRO­DU­CEN BIO­TEC­NO­LO­GÍA PA­RA LA IN­DUS­TRIA VE­TE­RI­NA­RIA Y GE­NE­RAN NUE­VAS PA­TEN­TES.

Pymes - - NOTA DE TAPA -

La historia de Tec­no­vax co­mien­za en el 2003 cuan­do Die­go La To­rre y los her­ma­nos Ni­co­lás y Ma­tías Gros­man de­ci­die­ron mon­tar un la­bo­ra­to­rio de so­lu­cio­nes ve­te­ri­na­rias pa­ra pre­ve­nir en­fer­me­da­des in­fec­cio­sas. Ca­tor­ce años des­pués, son los ga­na­do­res del Pre­mio PY­ME en la ca­te­go­ría Py­me In­no­va­do­ra.

“Al prin­ci­pio, mu­chos co­le­gas de los gran­des la­bo­ra­to­rios, que hoy son nues­tros com­pe­ti­do­res di­rec­tos, nos mi­ra­ban y nos de­cían que par­ti­ci­pá­ra­mos en otros em­pren­di­mien­tos, que hi­cié­ra­mos otra co­sa”, con­tó Ma­tías Gros­man, di­rec­tor del em­pren­di­mien­to.

Gros­man con­tó que co­men­za­ron con un ca­pi­tal de 300.000 dó­la­res de sus aho­rros. Y con un ase­sor cla­ve, el doc­tor José La To­rre (ya fa­lle­ci­do), pre­mio Ko­nex de Pla­tino 2003 en Bio­lo­gía Ani­mal y padre de Die­go.

Tec­no­vax se en­car­ga­ba de ela­bo­rar y co­mer­cia­li­zar pro­duc­tos bio­ló­gi­cos, con una ga­ma de va­cu­nas vi­ra­les y bac­te­ria­nas. “No que­ría­mos ha­cer las mis­mas va­cu­nas que ya ha­bía en el mer­ca­do”, agre­gó Gros­man. Era la épo­ca de la epi­de­mia de la “va­ca lo­ca” y ahí hu­bo un pri­mer clic.

“No­so­tros es­tá­ba­mos en pleno desa­rro­llo de nues­tro la­bo­ra­to­rio, con pro­duc­tos desa­rro­lla­dos por el Cen­tro de Vi­ro­lo­gía Ani­mal, y pa­sa­mos a ser muy atrac­ti­vos pa­ra las mul­ti­na­cio­na­les. Con el tiem­po pu­di­mos sa­car una mar­ca pro­pia”, cuen­ta. En 2004 Tec­no­vax fi­na­li­zó la cons­truc­ción de una plan­ta de 2.000 m2, en Ca­pi­tal.

En 2007, de­ci­die­ron lan­zar al mer­ca­do lo­cal su pro­pia lí­nea de va­cu­nas ba­jo la mar­ca Pro­vi­dean, coin­ci­dien­do con un bro­te de ra­bia que es­ta­ba afec­tan­do al nor­te de la Ar­gen­ti­na. Esa si­tua­ción “fue­ra de pro­gra­ma” co­lo­có a Tec­no­vax co­mo la prin­ci­pal fuen­te de va­cu­nas pa­ra con­te­ner la en­fer­me­dad.

Con la de­man­da de sus pro­duc­tos en as­cen­so, cons­tru­ye­ron una se­gun­da plan­ta, en la ciu­dad bo­nae­ren­se de Mer­ce­des, don­de fun­cio­na una uni­dad de bio­te­rio de va­cu­nas de acui­cul­tu­ra con ni­vel de bio­se­gu­ri­dad 3.

Sin em­bar­go, el gran sal­to lo die­ron en 2009, fa­bri­can­do va­cu­nas pa­ra la in­dus­tria del sal­món.

“To­dos los sal­mo­nes que se co­men en la Ar­gen­ti­na son va­cu­na­dos uno por uno, por­que los ani­ma­les es­tán ex­pues­tos a en­fer­me­da­des vi­ra­les, bac­te­ria­nas, y al pa­rá­si­to llamado pio­jo de mar”, co­men­tó Gros­man. “No­so­tros lo­gra­mos crear una va­cu­na pa­ra po­der con­tra­rres­tar el efec­to de es­te pa­rá­si­to, y hoy en día, esa va­cu­na tie­ne una pa­ten­te in­ter­na­cio­nal y es­tá re­gis­tra­da en Chi­le, que es uno de los mer­ca­dos más gran­des del mun­do”, agre­gó Gros­man. Ac­tual­men­te, Tec­no­vax em­plea a más de ochen­ta per­so­nas y sus pro­duc­tos son ex­por­ta­dos a

19 paí­ses.

AL­TA TEC­NO­LO­GÍA

Ma­tías Gros­man, de Tec­no­vax. Pro­du­cen va­cu­nas ve­te­ri­na­rias y pa­ten­tes des­de la bio­tec­no­lo­gía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.