Ac­ce­so

“Pre­pa­rar el in­gre­so al lo­cal co­mo es­pe­ran­do a un in­vi­ta­do especial”.

Pymes - - EN FOCO -

cuan­do hay al­go nue­vo es ideal ex­hi­bir­lo de for­ma de que sea lo pri­me­ro que ve el clien­te cuan­do en­tra al lo­cal.

El ac­ce­so a un lo­cal y la vis­ta des­de la ca­lle tam­bién son fun­da­men­ta­les. “Hay que pen­sar el ac­ce­so del lo­cal pre­pa­ra­do pa­ra re­ci­bir a un in­vi­ta­do: una vi­drie­ra que sea es­ce­na­rio de co­mu­ni­ca­ción ha­cia el ex­te­rior, atrac­ti­va, con men­sa­jes acor­des a lo que el clien­te en­con­tra­rá en el lo­cal”, ex­pli­ca Daniel Cohen, de Mi­ller Zell.

Mar­ce­la Ja­co­bo, do­cen­te de di­se­ño en la Uni­ver­si­dad de Pa­ler­mo, ex­pli­ca que el tra­ta­mien­to de la fa­cha­da es un pun­to muy im­por­tan­te a la ho­ra de atraer al com­pra­dor. “Uti­li­zar ma­te­ria­les no­ve­do­sos ejer­ce un gran im­pac­to vi­sual y no se de­be olvidar que la pro­mo­ción la rea­li­za to­do el fren­te del lo­cal, no só­lo la vi­drie­ra. La co­rrec­ta apli­ca­ción de la mar­ca pa­ra ser vis­ta des­de un au­to, o a po­cos me­tros del lo­cal, po­si­bi­li­ta que sea re­cor­da­da y se la co­noz­ca an­tes de com­prar ahí”, agre­ga.

“Otra cla­ve es la ge­ne­ra­ción de per­so­na­li­dad de una mar­ca, un len­gua­je de di­se­ño que la di­fe­ren­cie de la com­pe­ten­cia”, afir­ma Mer­ce­des Gue­va­ra de Tres de Es­tu­dio.

To­más Ca­ru­so es due­ño de The Bur­ger Com­pany, un lu­gar lleno de ob­je­tos e imá­ge­nes. “Al lo­grar un di­se­ño in­no­va­dor, co­ol o trendy, nues­tros clien­tes se sa­can fo­tos o le sa­can fo­tos a ele­men­tos de nues­tro ne­go­cio pa­ra des­pués su­bir­lo a sus re­des so­cia­les, ha­cién­do­nos pu­bli­ci­dad gra­tui­ta y tra­yen­do más gen­te”.

Y hay al­go que es sim­ple­men­te un cli­ma agra­da­ble. Na­die quie­re es­tar en un ne­go­cio si no se sien­te có­mo­do, si no hue­le bien, si es­tá ati­bo­rra­do de y no tie­ne bue­na cir­cu­la­ción, o si tie­ne luz y so­ni­dos es­tri­den­tes. Es un dato pa­ra los lo­ca­les gas­tro­nó­mi­cos, pe­ro tam­bién in­vo­lu­cra a lu­ga­res de de­co­ra­ción, lu­ga­res fe­me­ni­nos, que usan los co­lo­res y las lu­ces pa­ra ge­ne­rar un am­bien­te ami­ga­ble. La ro­pa y los ac­ce­so­rios tam­bién en­tran.

“Es ne­ce­sa­rio en to­dos los seg­men­tos crear una at­mós­fe­ra, que ge­ne­re una ex­pe­rien­cia sen­so­rial múl­ti­ple, ju­gan­do con ele­men­tos ta­les co­mo la ilu­mi­na­ción, los co­lo­res, las tex­tu­ras del mo­bi­lia­rio, el es­pa­cio aé­reo del lo­cal, y va­rias otras co­sas”, di­ce Cohen.

Ori­gi­na­li­dad. Bus­car nue­vas ideas, in­no­var con ins­pi­ra­cio­nes ex­tran­je­ras y usar la crea­ti­vi­dad es cla­ve pa­ra po­ner en fo­co el lo­cal des­de la ca­lle. Aten­ción. “Los lo­ca­les más uti­li­ta­rios de­ben de­cir en voz al­ta que es­tán ahí, es par­te de su mi­sión”, di­ce Daniel Cohen de Mi­ller Zell. Vi­drie­ra. En in­du­men­ta­ria, es fun­da­men­tal en­fa­ti­zar des­de la vi­drie­ra por qué esa mar­ca de­be ser la ele­gi­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.