IDRA: cam­bio de chip

CON CUA­TRO NI­VE­LES DE EN­SE­ÑAN­ZA, ES­TA INS­TI­TU­CIÓN MAR­PLA­TEN­SE SE PROFESIONALIZÓ CON LA TRAN­SI­CIÓN GE­NE­RA­CIO­NAL.

Pymes - - PREMIOS PYME -

Cuan­do San­dra Gon­zá­lez vio el anun­cio de la con­vo­ca­to­ria a los Pre­mios PY­ME, de­ci­dió par­ti­ci­par. Ellos no se con­si­de­ra­ban una py­me, pe­ro en­ton­ces hu­bo un re­plan­teo ha­cia aden­tro. “No­so­tros so­mos una ins­ti­tu­ción edu­ca­ti­va y con el tiem­po tu­vi­mos que trans­for­mar­nos en una py­me, por eso creí que po­día­mos par­ti­ci­par”, cuen­ta Gon­zá­lez, que hoy ocu­pa el car­go de di­rec­to­ra ge­ne­ral de IDRA, en la ciu­dad bal­nea­ria de Mar del Pla­ta. “Al día si­guien­te de ver el anun­cio se lo plan­teé a los de­más di­rec­ti­vos y acep­ta­ron.”

“Ha­ber lle­va­do a una em­pre­sa fa­mi­liar a un ni­vel de em­pre­sa pro­fe­sio­nal, con di­rec­to­res, ase­so­rers y con­ta­do­res, nos da for­ta­le­za. No nos que­da­mos en una em­pre­sa fa­mi­liar so­ña­do­ra, sino en un pro­yec­to con­so­li­da­do y pro­fe­sio­nal”, des­cri­be Gon­zá­lez.

IDRA fue fun­da­da en 1983 por los pa­dres de San­dra, la pro­fe­so­ra Mar­ta Pe­trar­ca y su pa­dre, Ro­mán Gon­zá­lez, co­mo un jar­dín de in­fan­tes con orien­ta­ción mu­si­cal que ope­ra­ba en la mis­ma ca­sa en la que vi­vían. En la ac­tua­li­dad, abar­can los cua­tro ni­ve­les de en­se­ñan­za: Ini­cial, Pri­ma­rio, Se­cun­da­rio y Su­pe­rior, dis­tri­bui­dos en tres edi­fi­cios en el ba­rrio Chau­vin en Mar del Pla­ta, con la pro­pues­ta de pro­mo­ver la ex­pre­sión artística de sus alum­nos.

“Mis pa­dres ha­bían si­do pros­crip­tos por la dic­ta­du­ra mi­li­tar”, cuen­ta Gon­zá­lez. “Cuan­do vol­vió la de­mo­cra­cia, de­ci­die­ron abrir un jar­dín de in­fan­tes jun­tos.”

Al po­co tiem­po, en 1986, al jar­dín le su­ma­ron el ni­vel pri­ma­rio, con una pri­me­ra ca­ma­da de 15 alum­nos, pe­ro con la ne­ce­si­dad de ad­qui­rir dos vi­vien­das ale­da­ñas pa­ra am­pliar la ins­ti­tu­ción. Y en 1993 fun­da­ron el ni­vel se­cun­da­rio en un edi­fi­cio inau­gu­ra­do jus­to en­fren­te de don­de ope­ra­ba el ni­vel pri­ma­rio. En 1998 co­men­zó a fun­cio­nar el ni­vel su­pe­rior, en horario ves­per­tino.

Gon­zá­lez co­men­ta que a pe­sar de que su ca­rre­ra se ba­sa en la ac­ti­vi­dad do­cen­te, su desafío fue ca­pa­ci­tar­se en la ac­ti­vi­dad em­pre­sa­rial. “En la fa­mi­lia te­ne­mos do­cen­tes, ar­tis­tas, un po­co de to­do. A mí me to­có lo­grar que la em­pre­sa fun­cio­ne, por eso hace seis años que ha­go ca­pa­ci­ta­cio­nes. Por­que se ven mu­chas py­mes fa­mi­lia­res que no se pro­fe­sio­na­li­zan y se derrumban. Por eso, tra­to de ad­qui­rir las he­rra­mien­tas pa­ra po­der dar im­pul­so a nues­tra em­pre­sa”, ex­pli­ca.

En la ac­tua­li­dad, IDRA cuen­ta con plan­tel do­cen­te de más de 400 em­plea­dos y una ma­tri­cu­la anual de 2.000 alum­nos. “Tra­ba­ja­mos mu­cho pa­ra que la so­cie­dad mar­plan­te­se con­fíe en no­so­tros. De he­cho, EMTUR y la Fun­da­ción As­tor Piaz­zo­lla nos eli­gie­ron pa­ra coor­di­nar las ac­ti­vi­da­des que re­cuer­dan la obra del mú­si­co, rea­li­zan­do ac­ti­vi­da­des pa­ra la di­fu­sión de su mú­si­ca. Has­ta hi­ci­mos un acor­deón gi­gan­te en el que el pú­bli­co se pue­de me­ter y re­co­rrer la obra de Piaz­zo­lla”, di­ce.

FA­BIÁN GASTIARENA

EQUI­PO IDRA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.