Plu­mi­ta: na­ci­da de un in­ven­to

PATENTARON LA PRI­ME­RA BORDEADORA DE CÉS­PED, HACE MÁS DE 40 AÑOS. VAN POR LA TER­CE­RA GE­NE­RA­CIÓN, CON FÁ­BRI­CA EN SAN FRAN­CIS­CO, CÓRDOBA.

Pymes - - PREMIOS PYME -

Plu­mi­ta na­ció gra­cias a un in­ven­to. En 1975, Hu­go Cé­sar Ma­don­na era un pro­fe­sor de en­se­ñan­za téc­ni­ca en San Fran­cis­co, Córdoba. Te­nía un ta­ller de elec­tro­me­cá­ni­ca en su ca­sa: al sa­lir de sus cla­ses, ex­pe­ri­men­ta­ba con los avan­ces de la tec­no­lo­gía.

“En San Fran­cis­co, en aque­lla épo­ca, se de­cía que en ca­da ga­ra­je ha­bía una fá­bri­ca, era fá­cil te­ner una py­me. Hoy por hoy, so­mos uno de los po­los más im­por­tan­tes del país”, re­cuer­da Ma­don­na.Y fue en aquel ta­ller don­de ideó la pri­me­ra bordeadora de cés­ped eléc­tri­ca del país, de pro­duc­ción na­cio­nal. Era tan li­via­na que, a la ho­ra de pa­ten­tar el in­ven­to, lo lla­mó Plu­mi­ta. “Los pri­me­ros me­ses, cuan­do ex­pe­ri­men­ta­ba, lla­mó la aten­ción de to­dos, por­que ve­nía a su­plir un tra­ba­jo ma­nual. Y se con­vir­tió en un pro­duc­to exi­to­so que hoy ven­de más de 3.000 má­qui­nas por mes.” Pron­to, el ga­ra­je de la ca­sa que­dó chi­co y tu­vie­ron que ex­pan­dir­se, con for­ma­to de em­pre­sa fa­mi­liar: Hu­go y su es­po­sa, Élida Car­pa­ne, y sus cua­tro hi­jos: Hu­go Cé­sar (h), Jor­ge Al­ber­to, Die­go Da­niel y Mar­ce­lo An­drés. Hoy tam­bién tra­ba­jan Ni­co­lás y Fá­ti­ma, nie­tos del fun­da­dor. Plu­mi­ta tie­ne 11 em­plea­dos en la fá­bri­ca, y otra uni­dad de ne­go­cios, Tool Shop, que se en­car­ga de la co­mer­cia­li­za­ción y cuen­ta con 15 em­plea­dos.

Con el pa­so del tiem­po, la em­pre­sa in­cor­po­ró nue­vos pro­duc­tos a su ca­tá­lo­go. En 1980 em­pe­zó a pro­du­cir cor­ta­do­ras de cés­ped eléc­tri­cas a cu­chi­lla, con mo­to­res asin­cró­ni­cos mo­no­fá­si­cos, y más tar­de una lí­nea de amo­la­do­ras de ban­co en di­fe­ren­tes po­ten­cias, cons­trui­das con mo­to­res asin­cró­ni­cos blin­da­dos. En 1997, co­men­za­ron con la pro­duc­ción de cor­ta­do­ras de cés­ped, equi­pa­das con mo­to­res Briggs y Strat­ton que im­por­ta­ron di­rec­ta­men­te de Es­ta­dos Uni­dos. Só­lo la bordeadora eléc­tri­ca tie­ne pa­ten­te de in­ven­ción. “No­so­tros par­ti­mos de ce­ro, cuan­do na­die co­no­cía que era eso de bor­dea­do­ras eléc­tri­cas. Ni bien la pa­ten­ta­mos, fue una no­ve­dad en el país. Des­pués se­guí crean­do: en­ro­lla­ca­bles, ti­ra­cla­bles, pe­ro eso no era ne­go­cio, ha­bía mu­cha com­pe­ten­cia y no era re­di­tua­ble ven­der­las”, acla­ra Ma­don­na, que tam­bién in­cur­sio­na en la ex­por­ta­ción. “No­so­tros ex­por­ta­mos a Chi­le, Pa­ra­guay, Cos­ta Rica y Uru­guay. En dis­tin­tas épo­cas fui­mos mo­di­fi­can­do el mer­ca­do al ven­día­mos”. En la ac­tua­li­dad, Plu­mi­ta po­see una plan­ta de 2.000 me­tros cua­dra­dos en el par­que in­dus­trial de San Fran­cis­co, en don­de se en­cuen­tran los de­pó­si­tos y la ad­mi­nis­tra­ción co­mer­cial, así co­mo un de­par­ta­men­to que se de­di­ca al co­mer­cio ex­te­rior.

FA­MI­LIA MA­DON­NA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.