“El am­bien­te ma­rino le im­preg­na per­so­na­li­dad al acei­te”

Car­los Syl­wan. Oli­vos Pa­ta­gó­ni­cos

Pymes - - NEGOCIOS -

¿Qué cam­bia en la Pa­ta­go­nia?

Un acei­te de oli­va de Río Ne­gro res­pec­to de otro de Cu­yo, por ejem­plo, re­gis­tra la am­pli­tud tér­mi­ca de Las Gru­tas y el am­bien­te ma­rino, que les otor­gan a nues­tros aceites una per­so­na­li­dad úni­ca. La ca­li­dad na­ce en el cam­po, así que tan­to la ma­te­ria pri­ma co­mo el pro­ce­so de ela­bo­ra­ción y la for­ma de con­ser­var los aceites in­ci­den en el pro­duc­to fi­nal. En nues­tro ca­so, co­se­cha­mos las acei­tu­nas en el mo­men­to ideal de ma­du­ra­ción, y real­men­te ela­bo­ra­mos en frío, en no más de cua­tro ho­ras des­pués de la co­se­cha. Por con­si­guien­te, po­seen aro­mas y sa­bo­res úni­cos. Por otra par­te, los re­sul­ta­dos de los aná­li­sis quí­mi­cos ló­gi­ca­men­te acom­pa­ñan la cla­si­fi­ca­ción co­mo un acei­te de oli­va vir­gen ex­tra.

¿Y su ca­pa­ci­dad de pro­duc­ción?

En con­di­cio­nes nor­ma­les, unos 15.000 li­tros anua­les. Pe­ro es­te año va a ser me­nor por los da­ños pro­vo­ca­dos por las heladas.

¿Có­mo vie­ne la de­man­da?

Se no­ta una gran re­trac­ción en el sector de gas­tro­no­mía y una más sua­ve en el del tu­ris­mo, mo­ti­va­das por el ajus­te, lue­go del sin­ce­ra­mien­to de las va­ria­bles de la eco­no­mía. En nues­tro ca­so, gran par­te de la co­mer­cia­li­za­ción se rea­li­za en la mis­ma fá­bri­ca, don­de lle­va­mos a ca­bo vi­si­tas guia­das pa­ra los tu­ris­tas. Sin em­bar­go, pa­ra un pro­duc­to con un pre­cio por li­tro de unos 180 pe­sos, sal­vo ex­cep­cio­nes, el mer­ca­do no es­tá dis­pues­to a pa­gar un di­fe­ren­cial por la ca­li­dad.

¿Y cuá­les son las pers­pec­ti­vas?

El sector oli­ví­co­la es par­te de las eco­no­mías re­gio­na­les, que vie­nen su­frien­do des­de el 2007. El ma­yor pro­ble­ma es el in­cre­men­to de cos­tos, que es muy di­fí­cil de tras­la­dar a los pre­cios, a cos­ta de la ren­ta­bi­li­dad. Si bien cul­ti­va­mos la acei­tu­na en la mis­ma ubi­ca­ción de la fá­bri­ca, trae­mos el res­to de los in­su­mos de Bue­nos Ai­res, Men­do­za, Cór­do­ba o Ro­sa­rio. Por con­si­guien­te, el fle­te es uno de los com­po­nen­tes que más cre­ce pro­por­cio­nal­men­te res­pec­to del res­to de los cos­tos. Asi­mis­mo, una par­te de nues­tro mer­ca­do es­tá en Bue­nos Ai­res, don­de otra vez hay que re­co­rrer 1.000 ki­ló­me­tros con los en­va­ses lle­nos. Las pers­pec­ti­vas son de un cre­ci­mien­to sua­ve, con una re­cu­pe­ra­ción de la de­man­da de los restaurantes, en par­ti­cu­lar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.