Aceites de al­ta ga­ma.

El seg­men­to de al­ta ga­ma de es­tos pro­duc­tos ya se ex­pan­de por fue­ra de Cu­yo y el No­roes­te. Ade­más, la ofer­ta in­cor­po­ra nue­vas va­rie­da­des y orí­ge­nes. Por her­nán mu­rúa

Pymes - - PYMES -

nues­tro país pro­du­ce unas 32.000 to­ne­la­das anua­les de acei­te de oli­va, prin­ci­pal­men­te en las pro­vin­cias de Men­do­za, San Juan, La Rio­ja y Ca­ta­mar­ca. Si bien se ex­por­ta prác­ti­ca­men­te el 70% de esa can­ti­dad, el res­to con­for­ma la prin­ci­pal, y has­ta ha­ce po­co ca­si úni­ca, fuen­te de abas­te­ci­mien­to de acei­te de al­ta ga­ma, en el ca­so de los vir­gen ex­tra, pa­ra el mer­ca­do lo­cal.

En es­te ru­bro en par­ti­cu­lar, tan­to la pro­duc­ción co­mo la co­mer­cia­li­za­ción se en­cuen­tran ato­mi­za­das. Ello ex­pli­ca la pre­sen­cia fun­da­men­tal de pe­que­ñas e in­clu­so mi­cro­em­pre­sas den­tro de su ca­de­na de va­lor. En el ca­so de la men­do­ci­na Sie­te Ca­mi­nos, por ejem­plo, se tra­ta de una em­pre­sa fa­mi­liar que ven­dió, en la pri­me­ra par­te del año, unos 400 li­tros men­sua­les de acei­te de oli­va vir­gen ex­tra, que co­mer­cia­li­za a US$ 7,50 el li­tro. Ello sig­ni­fi­có una am­plia­ción del 35% en la de­man­da.

“La ca­li­dad de nues­tros aceites co­mien­za a par­tir del cui­da­do que per­so­nal­men­te brin­da­mos al oli­var, man­te­nien­do co­mo pre­mi­sa la sa­ni­dad de las acei­tu­nas. La va­rie­dad pre­do­mi­nan­te en nues­tros cul­ti­vos es la ar­be­qui­na, que se ca­rac­te­ri­za por su aro­ma y sa­bor sua­ve y fru­ta­do, con un pi­cor po­co in­va­si­vo. Co­mo nues­tra fá­bri­ca es­tá muy cer­ca de los oli­vos, la mo­lien­da es ca­si in­me­dia­ta lue­go de la co­se­cha”, pre­ci­sa Ca­ro­li­na Za­mar­bi­de, so­cia del pro­yec­to.

La ini­cia­ti­va en­cuen­tra en las fe­rias de

pro­duc­tos agrí­co­las su prin­ci­pal ca­nal de co­mer­cia­li­za­ción. “Tam­bién so­le­mos par­ti­ci­par de ron­das de ne­go­cios con eje­cu­ti­vos de su­per­mer­ca­dos, pa­ra ob­te­ner me­jo­res con­di­cio­nes de con­tra­ta­ción. Es­pe­ra­mos se­guir am­plian­do nues­tra red de dis­tri­bu­ción y man­te­ner la ca­li­dad de nues­tro pro­duc­to, ya que, a nues­tro cri­te­rio, es la úni­ca for­ma de po­si­cio­nar­nos co­mo mar­ca”, com­ple­ta.

Pe­ro in­clu­so es­te seg­men­to py­me vie­ne en­sa­yan­do pro­ce­sos de di­ver­si­fi­ca­ción pa­ra no que­dar to­tal­men­te ex­pues­to a los ries­gos de un mo­no­pro­duc­to, que per­dió ren­ta­bi­li­dad des­de el des­bor­de de la in­fla­ción, in­clu­so a pe­sar del al­za de los pre­cios in­ter­na­cio­na­les en es­ta úl­ti­ma tem­po­ra­da. Aquí el ca­so ilus­tra­ti­vo es el de Oli­va Ilus­tre, la pro­duc­to­ra fa­mi­liar de acei­te de oli­va vir­gen ex­tra del Va­lle de Po­mán, en la pro­vin­cia de Ca­ta­mar­ca, en una fin­ca con 400 hec­tá­reas plan­ta­das de oli­vo jun­to a su uni­dad de pro­duc­ción.

“Des­de que em­pe­za­mos es­te pro­yec­to, ha­ce 15 años, tra­ba­ja­mos to­dos los días pa­ra ob­te­ner el me­jor acei­te de oli­va. Ofre­ce­mos una blend de tres va­rie­ta­les, con una aci­dez me­nor al 0,5%. Pe­ro ha­ce ya unos años am­plia­mos la lí­nea e in­cor­po­ra­mos ace­to clá­si­co y re­duc­ción, jun­to con pas­ta de acei­tu­nas ver­de y ne­gra, con el ob­je­ti­vo de te­ner una mar­ca po­si­cio­na­da y re­co­no­ci­da”, ex­pli­ca Ju­lie­ta Cohen Sab­ban, so­cia de la em­pre­sa.

En lo que va del año, por ese ca­mino, lo­gra­ron ven­tas li­ge­ra­men­te su­pe­rio­res a las del mis­mo pe­río­do an­te­rior: unos 5.000 li­tros men­sua­les. “Le ven­de­mos a ho­te­les co­mo el Al­vear, Llao Llao, Hil­ton, Sheraton y Em­pe­ra­dor; a restaurantes co­mo Osa­ka, Pa­ru y Su­cre, y a ca­de­nas co­mo Fa­la­be­lla y Ca­rre­four. Ade­más, ex­por­ta­mos el 80% de la pro­duc­ción, bá­si­ca­men­te a Es­ta­dos Uni­dos. Ha­ce­mos un gran es­fuer­zo por abrir nue­vos ca­na­les de ven­tas y edu­car al con­su­mi­dor”, ob­ser­va.

Pe­ro más que la de­man­da, lo que le preo­cu­pa a la em­pren­de­do­ra es la ren­ta­bi­li­dad de su ne­go­cio. “El pre­cio que ma­ne­ja­mos pa­ra nues­tro premium blend es de 57 pe­sos el li­tro, aun­que va­ría des­de

una pre­sen­ta­ción eco­nó­mi­ca en en­va­se de PET de cin­co li­tros, has­ta nues­tra ele­gan­te va­si­ja de 250 y 500 mi­li­li­tros. Sin em­bar­go, hoy de­be­mos ser muy cui­da­do­sos con los pre­cios”, ana­li­za.

Es que, si bien la co­ti­za­ción en el mun­do es­tá muy fir­me y les per­mi­te ven­der sus pro­duc­tos a va­lo­res 10 a 15% su­pe­rio­res a los del mer­ca­do in­terno, in­clu­so en esas cir­cuns­tan­cias les re­sul­ta di­fí­cil ac­tua­li­zar la suba de cos­tos. “Lo más di­fí­cil del ne­go­cio es el cos­to lo­gís­ti­co, ya que es­ta­mos a 1.100 ki­ló­me­tros de dis­tan­cia de nues­tros prin­ci­pa­les clien­tes. Tam­bién hay mu­cha com­pe­ten­cia. Por lo tan­to, es im­por­tan­te man­te­ner la ca­li­dad de los pro­duc­tos y ser muy efi­cien­tes, pa­ra cre­cer en el mer­ca­do”, in­di­ca Cohen Sab­ban.

Otro ejem­plo de py­me oli­ví­co­la di­ver­si­fi­ca­da es el de la san­jua­ni­na Fin­ca Tutuna. De he­cho, ade­más de sus aceites de oli­va vir­gen ex­tra va­rie­ta­les, co­mer­cia­li­zan acei­tu­nas pa­sas, sin sal, con­ser­va­das en acei­te y, pa­ra sorpresa, cre­mas y ja­bo­nes a ba­se de acei­tu­nas Arau­co y Co­ra­ti­na. “Son pro­duc­tos sa­lu­da­bles, pro­ve­nien­tes de una agri­cul­tu­ra agroe­co­ló­gi­ca; ar­te­sa­na­les, ya que nues­tra es­ca­la lo per­mi­te, y ori­gi­na­les. La ma­te­ria pri­ma se cul­ti­va en nues­tra fin­ca. Ade­más, usa­mos en nues­tros pro­duc­tos pé­ta­los de ca­lén­du­la, ho­jas del oli­vo y de la­van­da, ro­me­ro, to­mi­llo, sal­via, ja­ri­lla, hy­pe­ri­cum, mal­va o ro­sa mos­que­ta”, de­ta­lla Es­te­ban San­ti­plio, so­cio de la em­pre­sa fa­mi­liar.

Con ven­tas por 10.000 li­tros anua­les, a un pre­cio de $ 160 el li­tro, el ne­go­cio, sin em­bar­go, re­tro­ce­dió un 25% res­pec­to de la tem­po­ra­da an­te­rior. “Hay una ba­ja ge­ne­ral en el con­su­mo, que in­ten­ta­mos su­plir au­men­tan­do los pun­tos de ven­ta, por ejem­plo en fe­rias lo­ca­les, pro­vin­cia­les y na­cio­na­les”, pun­tua­li­za. “El año pa­sa­do, tam­bién ex­por­ta­mos 1.000 li­tros a Fran­cia, don­de se ven­den en bo­te­llas de cuar­to de li­tro con nues­tra mar­ca”, aña­de.

NUE­VOS ORÍ­GE­NES Y PRO­DUC­TOS

De un tiem­po a es­ta par­te, no só­lo el acei­te de oli­va vir­gen ex­tra com­pi­te en el mer­ca­do de al­ta ga­ma. En es­te pro­ce­so de di­ver­si­fi­ca­ción tan­to de re­gio­nes ela­bo­ra­do­ras co­mo de pro­duc­tos, se su­man nue­vos ti­pos de aceites, al me­nos pa­ra la Ar­gen­ti­na. Es el ca­so del pro­ve­nien­te de la ca­no­la, a par­tir de la se­mi­lla de la plan­ta ho­mó­ni­ma, que sí se em­plea muy ex­ten­di­da­men­te en el nor­te de Eu­ro­pa.

En Vi­lla Eli­sa, pro­vin­cia de En­tre Ríos, la fir­ma Ham­bis pro­du­ce un acei­te me­nos áci­do y de sa­bor mu­cho más sua­ve que otros pro­duc­tos de su ti­po, ade­más de con­te­ner la mi­tad de las gra­sas sa­tu­ra­das y has­ta diez ve­ces más Ome­ga 3, en com­pa­ra­ción con el de oli­va, se­gún des­ta­can en el em­pren­di­mien­to.

“Pa­ra lo­grar un buen acei­te, es im­pres­cin­di­ble par­tir de una ex­ce­len­te ma­te­ria pri­ma. To­da la se­mi­lla que uti­li­za­mos la pro­du­ci­mos en nues­tro cam­po, don­de tam­bién te­ne­mos la fá­bri­ca, lo que fa­ci­li­ta mu­cho la ma­ni­pu­la­ción y el con­trol de ca­li­dad. La di­fe­ren­cia en el sa­bor ra­di­ca prin­ci­pal­men­te en el pro­ce­so pro­duc­ti­vo. No­so­tros lo ex­trae­mos por pren­sa­do en frío, se fil­tra y lue­go va di­rec­to al en­va­se, con lo cual evi­ta­mos el pro­ce­so de oxi­da­ción”, se­ña­la Juan Rou­gier, so­cio de la em­pre­sa.

Con un pro­me­dio de ven­tas de 1.500 li­tros

men­sua­les en lo que va del año, la fir­ma co­mer­cia­li­za su acei­te en die­té­ti­cas, su­per­mer­ca­dos y mer­ca­dos de pro­duc­tos na­tu­ra­les. “Siem­pre lo ha­ce­mos por me­dio de dis­tri­bui­do­res, que co­no­cen bien a los clien­tes. Lo­gra­mos una muy bue­na re­la­ción con mu­chos de ellos, lo que nos per­mi­tió cre­cer un 30% más en el úl­ti­mo año”, ase­gu­ra.

Si bien la suba de los cos­tos re­pre­sen­ta un pro­ble­ma des­de ha­ce más de tres años, el em­pren­de­dor sos­tie­ne: “Lo­gra­mos re­du­cir el im­pac­to en el pre­cio del pro­duc­to, op­ti­mi­zan­do di­fe­ren­tes pro­ce­sos, des­de la com­pra de in­su­mos has­ta el pro­ce­so pro­duc­ti­vo, pa­san­do por la lo­gís­ti­ca. Es­to nos per­mi­tió te­ner un pre­cio com­pe­ti­ti­vo de 100 pe­sos el li­tro”.

Otro ejem­plo de acei­te muy uti­li­za­do en otros si­tios del mun­do –co­mo es en Asia–, pe­ro prác­ti­ca­men­te des­co­no­ci­do en nues­tro país, es el de ma­ní. La fir­ma Nu­trin lo pro­du­ce en la lo­ca­li­dad cor­do­be­sa de Ti­cino, al sur de Vi­lla Ma­ría, tos­tan­do na­tu­ral­men­te el fru­to se­co y sin agre­gar­le adi­ti­vos, con­ser­van­tes ni aro­ma­ti­zan­tes ar­ti­fi­cia­les.

“En Tai­wán y Viet­nam se con­su­me mu­cho es­te acei­te. Se des­ta­ca por su aro­ma y sa­bor ca­rac­te­rís­ti­cos a ma­ní, que per­mi­te ha­cer des­de co­mi­da asiá­ti­ca has­ta gas­tro­no­mía de in­no­va­ción ar­gen­ti­na; o pa­sar, sin pro­ble­mas, de lo sa­la­do a lo dul­ce, in­clu­yen­do cual­quier com­bi­na­ción in­ter­me­dia. Si bien el con­su­mo en la Ar­gen­ti­na es ba­jo, cul­tu­ral­men­te es un sa­bor muy co­no­ci­do y asi­mi­la­do, tan­to en la pi­ca­da y co­mo con la ga­rra­pi­ña­da”, ex­pli­ca Se­bas­tián Fi­llol, so­cio de la em­pre­sa.

Con vo­lú­me­nes de ven­ta es­ta­bles, los ca­na­les más desa­rro­lla­dos por la fir­ma son los de los dis­tri­bui­do­res y el de la Web y re­des so­cia­les pro­pias. “Es­te pro­duc­to tam­bién se ex­por­ta a gra­nel a mu­chos lu­ga­res del mun­do, pe­ro en for­ma­to bo­te­lla só­lo a Chi­le y Bra­sil. Pe­ro se­gui­mos tra­ba­jan­do pa­ra lle­gar a to­da la re­gión y me­jo­rar el

FIN­CA TUTUNA

HAM­BIS

MA­DRE SAVINA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.