Nets­hoes.

Pymes - - PYMES - por Juan Ma­nuel Ro­qué

Ha­ce diez años, sus jó­ve­nes due­ños ce­rra­ron sus sie­te lo­ca­les en Bra­sil y se con­cen­ta­ron en el e-com­mer­ce. Aho­ra, ob­tu­vie­ron US$ 150 mi­llo­nes en Wall Street. Y la mi­tad son pa­ra la Ar­gen­ti­na.

Pre­sen­ta­mos una lis­ta de diez pro­yec­tos y es­ta­mos tra­ba­jan­do en ver cuá­les son prio­ri­ta­rios pa­ra la em­pre­sa.” Al­ber­to Cal­vo, un ar­gen­tino con am­plia ex­pe­rien­cia en la in­dus­tria del cal­za­do, es el di­rec­tor ge­ne­ral pa­ra Nets­hoes en la Ar­gen­ti­na. La em­pre­sa bra­si­le­ña vie­ne de ob­te­ner ca­si US$ 150 mi­llo­nes en su Ofer­ta Ini­cial de Ac­cio­nes (IPO) en la New York Stock Ex­chan­ge. Pe­ro la ma­yor par­te de ese di­ne­ro no irá a pa­rar a Bra­sil: Nets­hoes lo es­tá des­ti­nan­do a mo­der­ni­zar sus su­cur­sa­les en la Ar­gen­ti­na y Mé­xi­co.

“Bra­sil es­tá tres años ade­lan­ta­do en com­pa­ra­ción con la Ar­gen­ti­na en lo que es el co­mer­cio elec­tró­ni­co, tan­to cul­tu­ral­men­te co­mo a ni­vel tec­no­ló­gi­co”, ase­gu­ra Cal­vo. Y agre­ga que las in­ver­sio­nes apun­tan a igua­lar los mis­mos ni­ve­les de eje­cu­ción y tec­no­lo­gía con los que cuen­ta Bra­sil en la ac­tua­li­dad.

La fi­lial ar­gen­ti­na de Nets­hoes cuen­ta con 190 em­plea­dos, un cen­tro de dis­tri­bu­ción ubi­ca­do en Ga­rín, pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, y otro en la ciu­dad de Cór­do­ba. La em­pre­sa ya es una re­fe­ren­cia inequí­vo­ca a la ho­ra de de­fi­nir el e-com­mer­ce de cal­za­do e in­du­men­ta­ria de­por­ti­va en el país. “Pa­ra no­so­tros es fun­da­men­tal brin­dar un buen ser­vi­cio y ge­ne­rar­le con­fian­za al com­pra­dor. Es­to es cla­ve pa­ra que el ni­vel de re­com­pra sea al­to”, agre­ga Cal­vo.

¿A qué se des­ti­na­rán las in­ver­sio­nes? Cal­vo da una pis­ta: mu­cha tec­no­lo­gía pa­ra ac­tua­li­zar la pla­ta­for­ma Web so­bre la que es­tá ba­sa­da la tien­da, que es ex­clu­si­va­men­te on­li­ne. Y tam­bién in­ver­sión en dis­tri­bu­ción, con nue­vas ba­ses de trans­fe­ren­cia en dis­tin­tos

pun­tos del país.

Lla­ma­ti­va­men­te, pe­se a es­te pre­sen­te ba­sa­do en In­ter­net y la tec­no­lo­gía, Nets­hoes co­men­zó co­mo una tien­da de cal­za­do con­ven­cio­nal, con lo­ca­les a la ca­lle y dos so­cios vein­tea­ñe­ros que, al co­mien­zo, pa­re­cían se­guir los pa­sos de sus pa­dres.

Mar­cio Kum­ruian, bra­si­le­ño de as­cen­den­cia ar­me­nia, te­nía 25 años cuan­do ins­ta­ló, en so­cie­dad con su pri­mo Ha­gop Cha­bab, la pri­me­ra tien­da de Nets­hoes, en San Pa­blo. Lle­ga­ron a abrir sie­te lo­ca­les a la ca­lle pe­ro, ape­nas dos años des­pués de la pri­me­ra aper­tu­ra, co­men­za­ron con la ven­ta on­li­ne. Po­co a po­co, Kum­ruian fue ma­du­ran­do la idea de con­cen­trar to­do su ne­go­cio en el “lo­cal úni­co” que es In­ter­net y en el 2007 los dos so­cios to­ma­ron una de­ci­sión ra­di­cal: ce­rra­ron los sie­te lo­ca­les a la ca­lle y se ti­ra­ron de ca­be­za a la ven­ta por ecom­mer­ce. A los dos años co­men­za­ron a es­pon­so­rear equi­pos, un ele­men­to de mar­ke­ting que la mar­ca tra­ba­jó mu­cho en Bra­sil y que lue­go tras­la­dó tan­to a la Ar­gen­ti­na co­mo a Mé­xi­co.

Uno de los fac­to­res que ca­rac­te­ri­za a la em­pre­sa es que es­tán a car­go de ca­si to­dos los pro­ce­sos que se ge­ne­ran cuan­do un com­pra­dor ha­ce clic en su pá­gi­na pa­ra ad­qui­rir un pro­duc­to, sal­vo la en­tre­ga fí­si­ca que es­tá ter­ce­ri­za­da en ma­nos de 14 em­pre­sas de trans­por­te del país. “No­so­tros es­ta­mos atrás de to­dos los pa­sos has­ta que el pro­duc­to es en­tre­ga­do. Des­de brin­dar to­dos los me­dios de pa­gos dis­po­ni­bles hoy en día, un ser­vi­cio de aten­ción al clien­te per­so­na­li­za­do des­de un call cen­ter pro­pio, has­ta un ser­vi­cio de pac­ka­ging ex­clu­si­vo.”

En 2014 lan­za­ron Zat­ti­ni, otra tien­da on­li­ne, de­di­ca­da al seg­men­to Mo­da. Ade­más de Nets­hoes y Zat­ti­ni, hoy ope­ran más de 25 mar­cas de fút­bol. Las in­ver­sio­nes lle­ga­rán a par­tir de es­te año y den­tro de los pró­xi­mos 24 me­ses. “Es­ta­mos en char­las con el CEO (Kum­ruian) so­bre cuá­les son los pla­nes a futuro pa­ra in­ver­tir es­te di­ne­ro en el país”, agre­ga Cal­vo. Al­gu­nos de los pro­yec­tos en dan­za son una ma­yor ex­po­si­ción del ne­go­cio y nue­vos mé­to­dos de en­tre­ga, de pa­go y de lo­gís­ti­ca.

DAVID FER­NÁN­DEZ

PO­NER­SE AL DÍA Al­ber­to Cal­vo, di­rec­tor ge­ne­ral de Nets­hoes pa­ra la Ar­gen­ti­na: “Bra­sil es­tá tres años ade­lan­ta­do en co­mer­cio elec­tró­ni­co.”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.