El nue­vo Có­di­go Pro­ce­sal Pe­nal

Río Negro - De Bariloche - - En Contacto -

El nue­vo Có­di­go Pro­ce­sal Pe­nal de la pro­vin­cia es sin du­da el es­fuer­zo de mu­chos y el lo­gro de to­dos. Las ta­reas que se han rea­li­za­do a lo lar­go de es­tos úl­ti­mos años mues­tran una pro­pues­ta de tra­ba­jo dis­tin­to en el sis­te­ma pe­nal.

Es ne­ce­sa­rio agra­de­cer la par­ti­ci­pa­ción del go­ber­na­dor Al­ber­to We­re­til­neck, que fue quien con­ti­nuó el pro­ce­so de re­for­ma, en­ten­dién­do­lo co­mo una po­lí­ti­ca de Es­ta­do. Tam­bién a la Le­gis­la­tu­ra de Río Ne­gro, que con­si­de­ró la pro­pues­ta del Co­le­gio de Ma­gis­tra­dos y que, jun­to con la ne­ce­si­dad de cambio que la so­cie­dad re­cla­ma­ba, dis­pu­so una re­for­ma par­cial y lue­go és­ta de ca­rác­ter in­te­gral. Al Su­pe­rior Tri­bu­nal de Jus­ti­cia que acom­pa­ñó el pro­ce­so de im­ple­men­ta­ción con nor­mas prác­ti­cas y nue­vas ca­pa­ci­ta­cio­nes. A los co­le­gios de abo­ga­dos que, a tra­vés de sus aso­cia­dos, re­ve­la­ron las ne­ce­si­da­des de­tec­ta­das en el ejer­ci­cio pro­fe­sio­nal. Y a to­dos los que de al­gu­na for­ma ocu­pa­ron su tiem­po a tra­vés de ac­cio­nes y apor­tes pa­ra que se con­cre­ta­ra esta trans­for- ma­ción po­lí­ti­ca y ju­rí­di­ca.

Des­de aque­llos días del año 1996, cuan­do jun­to a unos co­le­gas cur­sá­ba­mos en Es­quel una Es­pe­cia­li­dad en De­re­cho Pe­nal, y con el desafío que nos hi­cie­ra el profesor Al­ber­to Bin­der de so­ñar con un Sis­te­ma Pe­nal mo­derno pa­ra la pro­vin­cia de Río Ne­gro, trans­cu­rrie­ron nu­me­ro­sos ava­ta­res. En el Co­le­gio nos pro­pu­si­mos sin­ce­rar el Có­di­go ri­tual con la man­da cons­ti­tu­cio­nal pro­vin­cial que, des­de 1988, in­di­ca­ba que el ver­da­de­ro pro­ce­so po­lí­ti­co pu­ni­ti­vo de­bía na­ve­gar las aguas del acu­sa­to­rio, e in­cor­po­rar una for­ma de juz­ga­mien­to con­clu­si­va a tra­vés de los ju­ra­dos; to­do ello con­si­de­ran­do tam­bién la re­for­ma de la Cons­ti­tu­ción na­cio­nal de 1994 que es­ta­ble­cía un mar­co de con­ven­cio­na­li­dad, lo que ha­cía im­pos­ter­ga­ble que nos su­má­ra­mos al mo­vi­mien­to de re­for­mas que se ges­ta­ba en La­ti­noa­mé­ri­ca.

Ocu­rri­do el cambio de go­bierno y ya en fun­cio­nes el ac­tual go­ber­na­dor, en­ten­dió la ne­ce­si­dad de la re­for­ma y, le­jos de cer­ce­nar su avan­ce, vio en la ini­cia­ti­va una po­lí­ti­ca de Es­ta­do, en­co­men­dán­do­le al por ese en­ton­ces vi­ce­go­ber­na­dor Car­los Pe­ral­ta que con­cre­ta­ra la ley que per­mi­tie­ra un nue­vo Có­di­go Pro­ce­sal Pe­nal. Así, el 10 de di­ciem­bre de 2013 se apro­bó en pri­me­ra vuel­ta, y en di­ciem­bre del 2014 se san­cio­nó la ley 5020. En ella, y a los efec­tos de una ade­cua­da im­ple­men­ta­ción del nue­vo sis­te­ma pro­ce­sal pe­nal, se crea una co­mi­sión in­ter- po­de­res que dé se­gui­mien­to al pro­ce­so de re­for­ma. In­te­gra­da la Co­mi­sión Le­gis­la­ti­va, coor­di­na­da po­lí­ti­ca­men­te por la le­gis­la­do­ra Ta­nia Las­tra, se nu­tre de los apor­tes del Su­pe­rior Tri­bu­nal de Jus­ti­cia que se in­te­gra a tra­vés de su pre­si­den­te, de nues­tro Co­le­gio a tra­vés de su pre­si­den­cia, de los abo­ga­dos y re­pre­sen­tan­tes del Eje­cu­ti­vo Pro­vin­cial. De es­te mo­do, el Co­le­gio se sien­te par­tí­ci­pe en la le­gi­ti­ma­ción de la ta­rea ju­di­cial y apor­tan­te de su ex­pe­rien­cia.

El nue­vo Có­di­go per­mi­te una ora­li­dad ple­na, a la vez que ma­te­ria­li­za los prin­ci­pios re­pu­bli­ca­nos de so­be­ra­nía del pue­blo, pu­bli­ci­dad de los ac­tos de go­bierno, fa­ci­li­tan­do con ello el con­trol ciu­da­dano a tra­vés de su par­ti­ci­pa­ción, pa­ra de­ter­mi­nar la res­pon­sa­bi­li­dad fun­cio­nal.

Se es­ta­ble­cen de es­te mo­do puen­tes en­tre un po­der del Es­ta­do y el pue­blo, pa­ra y por quien ejer­ce es­te ser­vi­cio de ad­mi­nis­tra­ción de Jus­ti­cia, y quien hoy tam­bién lo in­te­gra y con­tro­la. Nues­tro sue­ño co­bró for­ma, nues­tro an­he­lo nos es­pe­ran­za con una pa­ci­fi­ca­ción so­cial.

Héc­tor Le­gui­za­món Pon­dal

Juez de Jui­cio de Ba­ri­lo­che Pre­si­den­te del Co­le­gio de Ma­gis­tra­dos de Río Ne­gro

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.