El ju­bi­la­do que for­jó su pro­pia em­pre­sa

Tras más de cua­tro dé­ca­das de tra­ba­jo en re­la­ción de de­pen­den­cia, Ro­ber­to Rodríguez elu­dió el re­ti­ro y fun­dó una pyme. Con el pa­so de los años sus hi­jos to­ma­ron las rien­das de una fir­ma abo­ca­da a los ser­vi­cios pa­ra la in­dus­tria pe­tro­le­ra.

Río Negro - Energía - - Mundo Pyme - JUAN PA­BLO GRIGIONI jgri­gio­ni@rio­ne­gro.com.ar CO­RRES­PON­SA­LÍA NEU­QUÉN

Des­pués de tra­ba­jar en el pe­tró­leo du­ran­te 45 años en re­la­ción de de­pen­den­cia y de via­jar por el mun­do, po­dría de­cir­se que Ro­ber­to Rodríguez se ha­bía ga­na­do un me­re­ci­do des­can­so. Sin em­bar­go, an­tes de ju­bi­lar­se ya ve­nía pen­san­do al­go bien dis­tin­to: crear su pro­pia em­pre­sa.

“En un lu­gar pres­ta­do co­men­cé en 2006 fa­bri­can­do tan­ques y pi­le­tas, al­go que siem­pre es de­man­da­do por las em­pre­sas petroleras. Al año si­guien­te me aso­cié con Jor­ge Pa­rra, for­mé la em­pre­sa, nos ins­ta­la­mos aquí en el Par­que In­dus­trial y co­men­za­mos a fa­bri­car pa­ra ter­ce­ros”, re­cuer­da Ro­ber­to.

Pa­blo, uno de sus hi­jos, tra­ba­ja­ba en el sec­tor ban­ca­rio. “En 2008 lar­gué to­do pa­ra acom­pa­ñar a mi pa­dre y me in­cor­po­ré a la em­pre­sa. Me hi­ce car­go de la di­vi­sión de are­na­do y pin­tu­ra, que fue otro ser­vi­cio que su­ma­mos pa­ra cre­cer co­mo em­pre­sa. Jus­to fue en una de las cri­sis importantes del sec­tor, pe­ro sa­li­mos ade­lan­te”, co­men­ta.

Fi­nal­men­te, en 2014, Pa­rra se des­vin­cu­la y se su­ma Fer­nan­do, el otro hi­jo de Ro­ber­to que se ha­bía re­ci­bi­do de in­ge­nie­ro in­dus­trial en Cór­do­ba. “Si bien soy ge­ren­te ge­ne­ral y si­go ase­so­ran­do, fue el mo­men­to en que de­ci­dí re­ti­rar­me pa­ra que mis hi­jos se ha­gan car­go de la em­pre­sa”, cuen­ta .

La em­pre­sa fue cre­cien­do a la par de las ne­ce­si­da­des de un sec­tor co­mo el pe­tro­le­ro que ca­da día de­man­da más y me­jo­res ser­vi­cios. “In­cor­po­ra­mos una ter­ce­ra uni­dad de ne­go­cios que es la de sol­da­du­ra ba­jo pro­ce­di­mien­to. Es­ta­mos en la bús­que­da de un su­per­vi­sor con ex­pe­rien­cia pa­ra que no­so­tros po­da­mos de­di­car­nos más a la par­te co­mer­cial, es­tar más en con­tac­to con los clien­tes”, ex­pli­ca Pa­blo.

Co­mo en mu­chas em­pre­sas fa­mi­lia­res, el ma­ne­jo co­ti­diano y la to­ma de de­ci­sio­nes no se­guían un cur­so pre­fi­ja­do. De­ci­die­ron pro­fe­sio­na­li­zar el ne­go­cio, di­vi­dir ta­reas. “En el Cen­tro Pyme de Neu­quén hi­ci­mos el pro­gra­ma de Me­jo­ra Con­ti­nua y nos ayu­dó a en­fo­car­nos co­mo em­pre­sa. Hoy yo me ocu­po más de lo ope­ra­ti­vo y mi her­mano de la par­te co­mer­cial”, re­su­me Fer­nan­do.

Si bien no des­car­tan su­mar una ba­se más cer­ca­na a Va­ca Muer­ta en el fu­tu­ro, hoy en Me­ta­lúr­gi­ca RP se de­di­can a con­so­li­dar la se­de ubi­ca­da en el PIN Oes­te, un pre­dio de una hec­tá­rea don­de se en­cuen­tra una na­ve de 650 me­tros cua­dra­dos pa­ra los tra­ba­jos de sol­da­du­ra y me­ta­lúr­gi­cos, a los que pron­to se su­ma­rán otros 450 me­tros cua­dra­dos pa­ra el ser­vi­cio de pin­tu­ra. Tie­nen cin­co em­plea­dos fi­jos y su­man a otros even­tua­les de acuer­do al vo­lu­men de tra­ba­jo.

Ope­ran prin­ci­pal­men­te con las em­pre­sas de ser­vi­cio y el tra­ba­jo no fal­ta, más bien to­do lo con­tra­rio, pe­ro el ca­mino no es fá­cil. “Los go­bier­nos no fa­vo­re­cen a las py­mes, te­ne­mos que pa­gar el IVA ape­nas pre­sen­ta­mos la fac­tu­ra. La car­ga im­po­si­ti­va, ya sea na­cio­nal, pro­vin­cial o mu­ni­ci­pal es as­fi­xian­te, prác­ti­ca­men­te hay que tra­ba­jar cin­co me­ses al año só­lo pa­ra pa­gar im­pues­tos”, se la­men­ta Ro­ber­to.

JUAN THOMES

La se­gun­da ge­ne­ra­ción de los Rodríguez ya co­man­da las rien­das del em­pren­di­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.