Ba­rran­ca aba­jo

Ba­ri­lo­che es el úni­co lu­gar del país don­de se prac­ti­ca es­te de­por­te de aven­tu­ra, que reúne trek­king, es­ca­la­da, ra­pel y sal­tos en po­zos de agua. Di­ver­sión y adre­na­li­na al por ma­yor.

Río Negro - Voy - - Portada - SO­LE­DAD MA­RA­DO­NA so­le­dad­ma­ra­do­na@rio­ne­gro.com.ar

Ve­rano es si­nó­ni­mo de aven­tu­ra, con­tac­to con la na­tu­ra­le­za y di­ver­sión en Ba­ri­lo­che. Las tres ra­zo­nes pa­ra in­cur­sio­nar en la ex­pe­rien­cia del canyoning, una ac­ti­vi­dad no­ve­do­sa en el país que reúne va­rias dis­ci­pli­nas a la vez, des­de un trek­king, es­ca­la­da, ra­pel y sal­tos en po­zos de agua.

El canyoning, tam­bién co­no­ci­do co­mo ba­rran­quis­mo, es un de- por­te ne­ta­men­te aven­tu­re­ro que na­ció en Eu­ro­pa, don­de –se­gún afir­ma Ji­me­na Vi­lle­gas, una ins­truc­to­ra lo­cal– “es ca­si co­mo el fút­bol, se prac­ti­ca en ca­si to­dos los paí­ses y tam­bién se co­men­zó a ex­pan­dir a Es­ta­dos Uni­dos y La­ti­noa­mé­ri­ca”.

Ji­me­na Vi­lle­gas es una de las res­pon­sa­bles de que el canyoning lle­ga­ra a la Ar­gen­ti­na y ha­ce cin­co años ins­ta­ló ABC Can­yon, una agen­cia que se de­di­ca ex­clu­si­va­men­te de es­ta ac­ti­vi­dad en Ba­ri­lo­che, que ofre­ce va­rias op­cio­nes con las con­di­cio­nes idea­les pa­ra prac­ti­car es­ta aven­tu­ra de ba­jar el cau­ce de los ríos en­ca­jo­na­dos, na­dar, sal­tar en los po­zos de agua, des­li­zar­se por to­bo­ga­nes na­tu­ra­les o ra­pe­lar las cas­ca­das.

Es un de­por­te que se prac­ti­ca en ca­ño­nes ro­co­sos, ríos, arro­yos o que­bra­das, con cas­ca­das, cue­vas y po­zos de agua.

Por eso, aun­que en la re­gión hay seis lo­ca­cio­nes pa­ra dis­fru­tar del canyoning, hay dos op­cio­nes que son las más po­pu­la­res, una ubi­ca­da en el arro­yo de la Vir­gen (ce­rro Be­lla­vis­ta) y otra en el ce­rro López. Am­bas pue­den rea­li­zar­las des­de ni­ños de 12 años has­ta adul­tos, por eso se con­si­de­ra un “de­por­te de aven­tu­ra pa­ra ha­cer­lo en fa­mi­lia”.

“La idea es ir sor­tean­do obs­tácu­los na­tu­ra­les”, afir­mó Vi­lle­gas, que es una de los dos ins­truc­to­res que acom­pa­ñan a los gru­pos des­de que el trans­por­te re­co­ge a los tu­ris­tas a las 9 de la ma­ña­na has­ta rea­li­zar to­do el re­co­rri­do que con­clu­ye cer­ca de las 17. Tam­bién se com­par­te una pa­ra­da téc­ni­ca pa­ra al­mor­zar y, al cul­mi­nar la tra­ve­sía, una me­rien­da mien­tras que los que se atre­ven se zam­bu­llen des­de el mue­lle en las frías aguas del la­go Mo­reno.

La ex­cur­sión que du­ra to­do el día ofre­ce los equi­pos pa­ra la ac­ti­vi­dad –cal­za­do, tra­jes de neo­pre­ne, ar­ne­ses, cas­cos, me­dias de neo­pre­ne, cuer­das y mo­chi­las– y son guia­dos por ins­truc­to­res cer­ti­fi­ca­dos por la In­ter­na­tio­nal Canyoning Or­ga­ni­za­tion for Pro­fe­sion­nals.

Dos op­cio­nes

Las pro­pues­tas re­co­men­da­das pa­ra to­da la fa­mi­lia son en arro­yo de la Vir­gen y ce­rro López. Tam­bién se rea­li­za la ac­ti­vi­dad en El Es­con­di­do, El Cra­vion, Akua­ti­ka y El Ca­jón del Azul, pe­ro son lu­ga­res con ma­yor di­fi­cul­tad y con la exi­gen­cia de sa­ber na­dar.

En el ce­rro López hay ocho cas­ca­das sobre las aguas del arro­yo López don­de se rea­li­za la ac­ti­vi­dad. Se ini­cia con un trek­king fuer­te has­ta la zo­na del re­fu­gio Ro­ca Ne­gra y des­de ese pun­to se

ba­ja has­ta el arro­yo.

En el arro­yo de la Vir­gen, ubi­ca­do en el ce­rro Be­lla­vis­ta, la ac­ti­vi­dad “es más lú­di­ca”, des­ta­có Vi­lle­gas, quien pre­ci­só que hay cua­tro cas­ca­das con un ra­pel de 30 me­tros y una op­ción pa­ra chi­cos con una ti­ro­le­sa (ti­po ca­nopy), ade­más de un to­bo­gán na­tu­ral en el agua que in­vi­ta a la di­ver­sión.

Un da­to im­por­tan­te es que, si al­gu­na de las per­so­nas no quie­re rea­li­zar al­gún pun­to de la ac­ti­vi­dad, hay al­ter­na­ti­vas pa­ra sor­tear­la y avan­zar por un ca­mino al­ter­na­ti­vo.

Las dos op­cio­nes se rea­li­zan en te­rri­to­rio de la Aso­cia­ción Ju­ve­nil de Mon­ta­ña y cul­mi­nan am­bas en un mue­lle jun­to al la­go Mo­reno, don­de se per­mi­te un mo­men­to de re­lax y de ca­ma­ra­de­ría con una me­rien­da.

Plan B: Vía Fe­rra­ta

Una al­ter­na­ti­va de aven­tu­ra de me­dio día, vin­cu­la­da al canyoning, es la lla­ma­da “Vía Fe­rra­ta” (de ori­gen ita­liano), una pro­pues­ta si­mi­lar a la es­ca­la­da pe­ro pa­ra ca­mi­nar de for­ma ver­ti­cal en pa­re­des de pie­dra, ata­do con ar­nés y con un ca­ble de ace­ro ins­ta­la­do

Las ac­ti­vi­da­des pue­den rea­li­zar­las des­de ni­ños de 12 años has­ta adul­tos, por eso con­si­de­ran que es un “de­por­te de aven­tu­ra pa­ra ha­cer en fa­mi­lia”.

en to­da la vía pa­ra se­gu­ri­dad de quien lo prac­ti­ca. Se rea­li­za en el arro­yo de la Vir­gen, en el ce­rro Be­lla­vis­ta, ubi­ca­do a unos 20 mi­nu­tos del cen­tro de la ciu­dad.

La ba­ja­da al cau­ce del río, pa­ra co­no­cer los ca­jo­nes des­de aden­tro.

La ex­cur­sión al arro­yo López du­ra to­do el día.

FOTOS GENTILEZA

En Vía Fe­rra­ta se prac­ti­ca el as­cen­so por pa­re­des de pie­dra.

Un to­bo­gán na­tu­ral ofre­ce di­ver­sión en el arro­yo de la Vir­gen.

Sa­ber na­dar es con­di­ción ne­ce­sa­ria en al­gu­nos cir­cui­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.