Se­vi­lla, la ama­da del sép­ti­mo ar­te

La ciu­dad es­pa­ño­la con­vo­ca a mi­les de vi­si­tan­tes no só­lo por su his­to­ria, ar­qui­tec­tu­ra, mú­si­ca y ar­tis­tas de to­dos los tiem­pos. Tam­bién los éxi­tos de ta­qui­lla ha­cen de es­te lu­gar un atrac­ti­vo in­dis­cu­ti­ble pa­ra los cinéfilos del mun­do en­te­ro.

Río Negro - Voy - - Voy + Destino Internacional - MA­NUEL MEYER

Lo que dis­tin­gue a Se­vi­lla es al­go in­tan­gi­ble: el olor de los na­ran­jos en flor en las ca­lles y la pasión y el do­lor que en­car­nan los bai­lao­res en los ta­blaos.

El prín­ci­pe Di­ran Mar­tell, de “Jue­go de Tro­nos”, y Law­ren­ce de Ara­bia ya es­tu­vie­ron allí. Sa­cha Ba­ron Cohen lle­gó co­mo dic­ta­dor, Tom Crui­se co­mo agen­te se­cre­to. Ca­si no hay nin­gu­na otra ciu­dad es­pa­ño­la que se use con tan­ta fre­cuen­cia co­mo es­ce­na­rio ci­ne­ma­to­grá­fi­co co­mo Se­vi­lla. Es­to tam­bién se de­be a las agra­da­bles tem­pe­ra­tu­ras y a las mu­chas ho­ras de sol, tam­bién en in­vierno.

Una bue­na op­ción pa­ra ex­plo­rar la me­tró­po­lis an­da­lu­za son las ex­cur­sio­nes guia­das en bi­ci­cle­ta, por ejem­plo las que ofre­ce el Bi­ke Cen­ter Se­vi­lla.

Has­ta ha­ce al­gu­nos años, ta­les ex­cur­sio­nes eran inima­gi­na­bles. Sin em­bar­go, la red de ca­rri­les pa­ra bi­ci­cle­tas de la ciu­dad fue am­plia­da has­ta ca­si 160 ki­ló­me­tros, por lo que una vi­si­ta al cen­tro de Se­vi­lla, an­ta­ño co­lap­sa­do por el trá­fi­co, es en la ac­tua­li­dad no­ta­ble­men­te más re­la­jan­te y atrac­ti­va.

Una pa­ra­da obli­ga­da es la Pla­za de Es­pa­ña. Ca­si nin­gún lu­gar en Se­vi­lla es tan apre­cia­do por di­rec­to­res de Holly­wood co­mo el pa­be­llón crea­do pa­ra la Ex­po­si­ción Ibe­roa­me­ri­ca­na de 1929, si­tua­da en el lí­mi­te del hermoso Par­que de Ma­ría Lui­sa.

En su co­me­dia “El dic­ta­dor”, Sa­cha Ba­ron Cohen con­vir­tió el edi­fi­cio, de ca­si 200 me­tros de lar­go y ro­dea­do por un ca­nal, en un pa­la­cio de es­ti­lo mu­dé­jar en el de­sier­to. Y en la pe­lí­cu­la “Star Wars: Epi­so­dio II”, de Geor­ge Lu­cas, el jo­ven ca­ba­lle­ro Sky­wal­ker pa­sea jun­to con la se­na­do­ra Ami­da­la por las fas­tuo­sas ar­ca­das.

Pe­ro no to­do es es­ce­na­rio hally­woo­den­se: aún más im­por­tan­tes son los sin­gu­la­res edi­fi­cios his­tó­ri­cos y otras atrac­cio­nes tu­rís­ti­cas.

Ade­más es­te año mu­chos vi­si­tan Se­vi­lla por otro mo­ti­vo: el aniver­sa­rio del na­ci­mien­to del pin­tor ba­rro­co Bar­to­lo­mé Es­te­ban Mu­ri­llo.

Du­ran­te to­do 2018, la ciu­dad ce­le­bra­rá los 400 años del na­ci­mien­to del pin­tor Bar­to­lo­mé Es­te­ban Mu­ri­llo. Se han or­ga­ni­za­do, ocho ex­po­si­cio­nes y va­rios re­co­rri­dos te­má­ti­cos a lu­ga­res es­tre­cha­men­te li­ga­dos a la vi­da y la obra del ar­tis­ta. Ha­brá tam­bién re­pre­sen­ta­cio­nes tea­tra­les, ci­clos de ci­ne, se­mi­na­rios y tours gas­tro­nó­mi­cos pa­ra re­des­cu­brir al maes­tro del ba­rro­co es­pa­ñol y su tiem­po.

Cla­ro que los res­tau­ran­tes anun­cia­ron que du­ran­te el Año Mu­ri­llo se­gui­rán las más re­cien­tes ten­den­cias gourmet pe­ro sin re­nun­ciar a las tra­di­cio­na­les ta­pas an­da­lu­zas, con la mez­cla en­tre tra­di­ción e innovación que se vi­ve en to­da la ciu­dad.

El ar­tis­ta y el le­ga­do cul­tu­ral de la ciu­dad fue­ron dos de los mo­ti­vos por los que la guía tu­rís­ti­ca “Lo­nely Pla­net” eli­gió la ca­pi­tal an­da­lu­za co­mo me­jor ciu­dad pa­ra vi­si­tar en 2018.

La Pla­za de Es­pa­ña, una de las lo­ca­cio­nes fa­vo­ri­tas de los di­rec­to­res de Holly­wood. Aba­jo, es­ce­na de “Star Wars”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.