Re­tra­tos del pa­raí­so

Una re­co­rri­da por las me­jo­res vis­tas de Ba­ri­lo­che. Hoy te pro­po­ne­mos un cir­cui­to que in­clu­ye el Pun­to Pa­no­rá­mi­co, el ce­rro Cam­pa­na­rio, la Pie­dra de Habs­bur­go, el Re­fu­gio Lynch y la es­te­pa.

Río Negro - Voy - - Portada - SO­LE­DAD MARADONA so­le­dad­ma­ra­do­na@rio­ne­gro.com.ar

•1. Ce­rro Cam­pa­na­rio A 1.049 me­tros so­bre el ni­vel del mar una be­lle­za que es­tre­me­ce se des­plie­ga en la cum­bre del ce­rro Cam­pa­na­rio. Es­te lu­gar fue ca­li­fi­ca­do por Na­tio­nal Geo­grap­hic co­mo una de las vis­tas pa­no­rá­mi­cas más im­pac­tan­tes del mun­do y es­tá a so­lo 17,5 ki­ló­me­tros del cen­tro de la ciu­dad. Pa­ra lle­gar a con­tem­plar es­ta ima­gen, se pue­de as­cen­der por un sen­de­ro in­ser­to en un pe­que­ño bos­que, que de­man­da 30 mi­nu­tos o a tra­vés de una ae­ro­si­lla me­dian­te la cual en 7 mi­nu­tos es­tás en la ci­ma. El as­cen­so cues­ta $ 300 ($ 150 pa­ra me­no­res de 12 años y re­si­den­tes).

•2. Re­fu­gio Lynch Con nie­ve, con to­nos ocres del oto­ño, con los co­lo­res que des­pier­tan en pri­ma­ve­ra o en ve­rano en la cum­bre de la la­de­ra nor­te del ce­rro Ca­te­dral se abre un pai­sa­je que des­lum­bra. El Re­fu­gio Lynch es el parador de mon­ta­ña más an­ti­guo del ce­rro, con 75 años de his­to­ria, y cuen­ta con un deck am­plio pa­ra des­can­sar y dis­fru­tar de las vis­tas de la Cor­di­lle­ra de los Andes (un día des­pe­ja­do se lle­ga a ver el ce­rro Tro­na­dor y has­ta vol­ca­nes chi­le­nos) pe­ro tam­bién de la in­men­si­dad del la­go Nahuel Hua­pi y has­ta un con­torno del Gu­tié­rrez.

•3. Pun­to Pa­no­rá­mi­co Sur­gió de ma­ne­ra na­tu­ral. Ope­ra­do­res tu­rís­ti­cos en los años ‘50 ha­cían una pa­ra­da “téc­ni­ca” en la Ru­ta 77 del Cir­cui­to Chi­co pa­ra que los vi­si­tan­tes to­men fo­to­gra­fías a un pai­sa­je des­lum­bran­te: el la­go Moreno en to­da su mag­ni­tud, la Pe­nín­su­la Llao Llao de fon­do con el ho­tel em­ble­ma y has­ta el Nahuel Hua­pi se pue­de ver a lo le­jos. Es­te in­vierno que­dó ha­bi­li­ta­do un mi­ra­dor con un deck de ma­de­ra a 947 msnm, mo­derno, con lu­mi­na­rias, ban­cos pa­ra sen­tar­se y con­tem­plar. Y pron­to es­ta­rá me­jor or­de­na­do el pa­seo de ar­te­sa­nos.

• 4. La Es­te­pa En el co­ra­zón de Ñi­rihuau, a 16 ki­ló­me­tros al es­te de Ba­ri­lo­che, se des­plie­ga la tran­si­ción en­tre la es­te­pa y la cor­di­lle­ra en un pai­sa­je úni­co y sor­pren­den­te pa­ra quie­nes vi­si­ten la re­gión. Se pue­de ac­ce­der por la Ru­ta 23 y lle­gar al puen­te de ma­de­ra des­de don­de se pue­de ver el en­ca­jo­na­mien­to del río y por en­ci­ma, el tra­di­cio­nal puen­te por don­de pa­sa el Tren Pa­ta­gó­ni­co. Al otro la­do, una vis­ta al ce­rro Leo­nes que tie­ne pa­seos guia­dos con un trekking de fá­cil ac­ce­so.

• 5. Pie­dra de Habs­bur­go. Los lu­ga­re­ños la lla­man “la tos­ca de la vir­gen” pe­ro en las guías tu­rís­ti­cas se la men­cio­na co­mo la Pie­dra de Habs­bur­go. Es­te lu­gar sin­gu­lar es­tá en la ci­ma del ce­rro Ot­to, dos ki­ló­me­tros de­trás de la con­fi­te­ría gi­ra­to­ria, al que se lle­ga a tra­vés de un sen­de­ro de trekking de ba­ja di­fi­cul­tad, bien de­mar­ca­do. El pai­sa­je mues­tra la par­te tra­se­ra del Ba­ri­lo­che que to­dos co­no­cen por­que el mi­ra­dor es­tá en­ci­ma del ba­rrio pri­va­do Are­lau­quen y des­de allí se pue­de ver el la­go Gu­tié­rrez, los ce­rros del sur co­mo el Ven­ta­na y el Car­bón, y el ca­mino que con­du­ce a El Bol­són.

AL­FRE­DO LEI­VA

3

1

5

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.