ÚL­TI­MOS AVISTAJES EN EL GOL­FO

Úl­ti­mos días pa­ra dis­fru­tar del avis­ta­je de ba­lle­nas fran­cas en el gol­fo San Ma­tías. Fi­na­li­za­do el pe­río­do de re­pro­duc­ción, se per­de­rán en el océano has­ta fi­nes de ju­lio del año pró­xi­mo.

Río Negro - Voy - - Portada - MÁS DA­TOS in­fo@las­gru­tas­tu­ris­mo.gob.ar

La tem­po­ra­da de avis­ta­je em­bar­ca­do de ba­lle­nas y otros ma­mí­fe­ros ma­ri­nos fi­na­li­za­rá el pró­xi­mo fin­de, y aun­que los pa­seos se­gui­rán y po­drán avis­tar­se las es­pe­cies que po­seen su há­bi­tat en el Gol­fo, la po­si­bi­li­dad de ver ba­lle­nas se dis­con­ti­nua­rá, al me­nos has­ta fi­na­les de ju­lio del año en­tran­te.

Es que los ce­tá­ceos arri­ban a la zo­na cer­ca de esa épo­ca, y a fi­na­les de es­te mes son ca­da vez me­nos vi­si­bles. Lue­go, el ci­clo vuel­ve a re­pe­tir­se, por­que lle­gan pa­ra re­pro­du­cir­se.

Te­nien­do en cuen­ta es­te dato, es im­po­si­ble per­der­se la ac­ti­vi­dad, que es­te año es­tán desa­rro­llan­do 4 em­pre­sas, que rea­li­zan sa­li­das que re­co­rren en in­te­rior de la Bahía San An­to­nio.

Los em­bar­ques par­ten des­de la ter­ce­ra ba­ja­da gru­ten­se, pe­ro tam­bién des­de el mi­ra­dor nor­te del Puer­to San An­to­nio Es­te, ubi­ca­do a 65 km de es­te bal­nea­rio por Ru­ta 3.

Sa­li­da pri­ma­ve­ral

La pri­ma­ve­ra que ya se ins­ta­ló, por otra par­te, con­vier­te en ab­so­lu­ta­men­te agra­da­ble la idea de per­der­se mar aden­tro a bor­do de una em­bar­ca­ción. Con tem­pe­ra­tu­ras cá­li­das y una bri­sa car­ga­da de aro­mas re­no­va­dos.

Los que nun­ca ha­yan vis­to ba­lle­nas se asom­bra­rán al po­der avis­tar­las. Es que en la re­gión las re­co­rri­das se rea­li­zan a bor­do de

se­mi­rrí­gi­dos que tras­la­dan a un má­xi­mo de 10 pa­sa­je­ros, y en ese con­tex­to la ex­pe­rien­cia es per­so­na­li­za­da.

Al in­gre­sar al mar, a me­di­da que se pier­de de vis­ta la cos­ta, se in­cre­men­ta el asom­bro y la po­si­bi­li­dad de cru­zar­se du­ran­te la na­ve­ga­ción con ejem­pla­res solitarios, gru­pos de có­pu­la o al­gu­na hem­bra acom­pa­ña­da de su cría.

Los ani­ma­les se mues­tran con­fia­dos, y cuan­do emer­gen y per­mi­ten ver sus pi­rue­tas el in­men­so por­te de sus cuerpos se lle­va to­das las mi­ra­das.

Tam­bién los so­ni­dos que rea­li­zan, que se per­ci­ben mu­cho an­tes de que reali­cen su apa­ri­ción triun­fal.

Es­te año, si bien se vie­ron bas­tan­tes ani­ma­les, las con­di­cio­nes cli­má­ti­cas al ini­ciar la tem­po­ra­da no fue­ron las me­jo­res pa­ra la na­ve­ga­ción, por­que el in­ten­so vien­to hi­zo de las su­yas.

Por eso, es­ta nue­va es­ta­ción po­si­bi­li­ta­rá apro­ve­char a pleno la vi­si­ta de es­tos asom­bro­sos per­so­na­jes, que si­guen sien­do sin lu­gar a du­das los más atrac­ti­vos den­tro de la fau­na ma­ri­na.

Se sa­be que a ellos se su­man siem­pre del­fi­nes co­mu­nes y os­cu­ros, lo­bos ma­ri­nos de uno y dos pe­los y una ri­ca avi­fau­na. Pe­ro las ba­lle­nas fran­cas po­seen una ma­gia dis­tin­ta. Que re­nue­va su en­can­to ca­da año.

De fe­ria­do a fe­ria­do. Ése fue el parámetro de la tem­po­ra­da de avis­ta­je de es­te año, que arran­có el 17 de agos­to y cul­mi­na­rá el 12 de es­te mes.

Chau, chau, chau. La tem­po­ra­da ter­mi­na el 12 de oc­tu­bre. To­da­vía que­da una se­ma­na...

Pri­vi­le­gio. Es­tar ahí, a me­tros de los gi­gan­tes del océano.

FO­TOS: MAR­TÍN BRUNELLA

El show con­ti­núa. Se­rá po­si­ble se­guir es­tan­do cer­ca de los del­fi­nes.

Avi­fau­na. Otro de los atrac­ti­vos que per­ma­ne­ce­rán en el gol­fo.

Pi­rue­tas. Un ma­ra­vi­llo­so es­pec­tácu­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.