Bo­na­dio pro­ce­sa­rá a Cris­ti­na en la cau­sa de los cua­der­nos

En las pró­xi­mas ho­ras fir­ma­rá su pri­sión pre­ven­ti­va y desafue­ro. La acu­sa de ser je­fa de una aso­cia­ción ilí­ci­ta. En pa­ra­le­lo, la ex­pre­si­den­ta se­rá in­da­ga­da el mar­tes por la “Ru­ta del di­ne­ro K”.

Río Negro - - Fin De Semana - SE­BAS­TIÁN AULICINO sau­li­cino@rio­ne­gro.com.ar

Na­die, ni en Co­mo­do­ro Py ni en el en­torno de Cris­ti­na Kirch­ner, du­da de que el juez Clau­dio Bo­na­dio la pro­ce­sa­rá pron­to en la me­ga­cau­sa de los Cua­der­nos de las coimas. Co­mo Bo­na­dio es más fle­xi­ble que otros de sus co­le­gas en lo que a tiem­pos se re­fie­re, la cues­tión aho­ra es cuán­do, pe­ro se es­pe­cu­la con que se pro­du­ci­ría es­ta mis­ma se­ma­na, in­clu­so en las pró­xi­mas ho­ras. En pa­ra­le­lo, lue­go de un pe­di­do ex­pre­so de la Cá­ma­ra Fe­de­ral, la ex pre­si­den­te de­be­rá pre­sen­tar­se es­te mar­tes an­te el juez Se­bas­tián Ca­sa­ne­llo pa­ra pres­tar de­cla­ra­ción in­da­ga­to­ria en la Ru­ta del di­ne­ro K, ca­so por la­va­do en el que es­tá de­te­ni­do Lá­za­ro Báez. Fer­nán­dez de Kirch­ner afron­ta a es­ta al­tu­ra sie­te cau­sas pe­sa­das, con el blin­da­je de los fue­ros del Se­na­do fren­te a cual­quier pe­di­do de de­ten­ción.

En ri­gor, en el am­bien­te ju­di­cial, tras la im­pre­sio­nan­te se­gui­di­lla de em­pre­sa­rios y ex fun­cio­na­rios arre­pen­ti­dos, se es­pe­ra­ba que Bo­na­dio to­ma­ra la de­ci­sión du­ran­te las úl­ti­mas dos se­ma­nas. Pe­ro que­da­ban al­gu­nas re­so­lu­cio­nes pen­dien­tes: es­te jue­ves la Cá­ma­ra Fe­de­ral con­fir­mó al juez al fren­te de la in­ves­ti­ga­ción al re­cha­zar la re­cu­sa­ción de Os­car Pa­rri­lli, y ya no que­dan plan­teos de re­le­van­cia fue­ra de al­gu­na que­ja de la de­fen­sa de la ex man­da­ta­ria.

El juez Bo­na­dio la pro­ce­sa­ría co­mo je­fa de una aso­cia­ción ilí­ci­ta, con pri­sión pre­ven­ti­va, y pe­di­do de desafue­ro, que el PJ en el Se­na­do ya con­fir­mó que no otor­ga­rá ba­sán­do­se en los cri­te­rios uti­li­za­dos por ejem­plo con el ex pre­si­den­te Car­los Me­nem. Se­ría el sex­to pro­ce­sa­mien­to pa­ra la ex man­da­ta­ria, tres de ellos en cau­sas con ele­va­ción a juicio oral, uno con pe­di­do de de­ten­ción. Só­lo un juicio oral tie­ne fe­cha: el pró­xi­mo 26 de fe­bre­ro em­pe­za­rá a ser juz­ga­da por el di­rec­cio­na­mien­to de la obra pú­bli­ca al em­pre­sa­rio Lá­za­ro Báez.

En ba­se a los alla­na­mien­tos por la cau­sa de los Cua­der­nos, Bo­na­dio abrió es­ta se­ma­na tres nue­vas cau­sas por los ob­je­tos en­con­tra­dos en las pro­pie­da­des de la ex pre­si­den­te: do­cu­men­tos his­tó­ri­cos (co­mo una car­ta de San Mar­tín a O’Hig­gins), un an­ti­guo bas­tón pre­si­den­cial y su­pues­tas car­pe­tas con in­for­mes de in­te­li­gen­cia so­bre San­dra Arro­yo Sal­ga­do (ex es­po­sa de Al­ber­to Nis­man), el es­pía Jai­me Stiu­so y el mis­mo Bo­na­dio. El abo­ga­do de la ex man­da­ta­ria ase­gu­ra que na­da de eso fue en­con­tra­do en su ca­sa, sal­vo un bas­tón an­ti­guo, que la fa­mi­lia Cám­po­ra le re­ga­ló a la ex pre­si­den­te.

Tras la ho­mo­lo­ga­ción del acuer­do con Er­nes­to Cla­rens co­mo impu­tado co­la­bo­ra­dor, la cau­sa de los Cua­der­nos ya acu­mu­la 19 los arre­pen­ti­dos y 15 de­te­ni­dos. Pue­de ha­blar­se de tres mo­men­tos sig­ni­fi­ca­ti­vos de la in­ves­ti­ga­ción. Pri­me­ro, una tan­da de em­pre­sa­rios arre­pen­ti­dos que ad­mi­tie­ron ha­ber pa­ga­do coimas, pe­ro di­je­ron que se tra­tó de apor­tes ile­ga­les de cam­pa­ña. Se­gun­do, la de­cla­ra­ción del je­fe de la Cá­ma­ra de la Cons­truc­ción, Car­los Wag­ner, que re­ve­ló la exis­ten­cia de un sis­te­ma de co­rrup­ción per­ma­nen­te apo­ya­do en la car­te­li­za­ción de la obra pú­bli­ca, que su­pe­ra­ba lar­ga­men­te los su­pues­tos apor­tes de cam­pa­ña. Y ter­ce­ro, ex fun­cio­na­rios arre­pen­ti­dos, co­mo Clau­dio Uber­ti y Jo­sé Ló­pez, que con­fir­ma­ron y am­plia­ron la ma­qui­na­ria de co­bro de coimas den­tro del go­bierno, y se­ña­la­ron a Nés­tor y Cris­ti­na co­mo má­xi­mos res­pon­sa­bles.

En la mis­ma lí­nea, fue con­si­de­ra sus­tan­cial la de­cla­ra­ción de Cla­rens, fi­nan­cis­ta vin­cu­la­do a la fa­mi­lia pre­si­den­cial, que apor­tó las lis­tas de­ta­lla­das de em­pre­sas que de­bían pa­gar coimas. Sos­tu­vo que esas nó­mi­nas eran su­per­vi­sa­das por la en­ton­ces pre­si­den­ta.

Mien­tras es­pe­ra la re­so­lu­ción de Bo­na­dio, Cris­ti­na ten­drá que vol­ver a Co­mo­do­ro Py, pe­ro por otra cau­sa. Ca­sa­ne­llo de­mo­ró cin­co años en con­cluir la ins­truc­ción de la in­ves­ti­ga­ción por la Ru­ta del di­ne­ro K y en­viar­la a juicio oral: co­mien­za el 30 de oc­tu­bre. En cin­co años, y a pe­sar de tres pe­di­dos de la Cá­ma­ra Fe­de­ral, el juez ja­más in­clu­yó a Cris­ti­na en la in­ves­ti­ga­ción por la­va­do, a pe­sar de que el fis­cal Gui­ller­mo Ma­ri­juan la con­si­de­ró coau­to­ra de las ma­nio­bras de la­va­do. Con la cau­sa ya con ele­va­ción a juicio, la Cá­ma­ra con­vir­tió en or­den los úl­ti­mos tres pe­di­dos y Ca­sa­ne­llo lla­mó a la ex man­da­ta­ria a in­da­ga­to­ria: se­rá es­te mar­tes.

Tres po­si­bles desen­la­ces lue­go de la in­da­ga­to­ria que, co­mo sue­len las de Cris­ti­na, no da­rá na­da nue­vo al juez pa­ra avan­zar en la cau­sa. El ma­gis­tra­do ten­drá en prin­ci­pio diez días pa­ra de­fi­nir la si­tua­ción pro­ce­sal de Cris­ti­na. Pue­de ab­sol­ver­la, pro­ce­sar­la o dic­tar la fal­ta de mé­ri­to. En el pri­mer ca­so po­dría ape­lar el fis­cal, en el se­gun­do la de­fen­sa, y en el ter­ce­ro el juez po­drá to­mar­se más tiem­po pa­ra to­mar una de­ci­sión más de­fi­ni­ti­va.

Con el juicio oral a pun­to de co­men­zar, a pe­sar de los pe­di­dos de de­mo­ra he­chos por el de­te­ni­do Báez an­te un even­tual pro­ce­sa­mien­to de la ex man­da­ta­ria, to­do in­di­ca que de­be­ría ar­mar­se otro pro­ce­so oral pa­ra­le­lo. Pe­ro, aun­que a ve­ces los jue­ces obran de for­mas mis­te­rio­sas, na­da in­di­ca que Ca­sa­ne­llo va­ya a to­mar, tras una in­da­ga­to­ria, una de­ci­sión que iría en con­tra de las de sus úl­ti­mos cin­co años de tra­ba­jo. ¿La in­da­ga­to­ria? Una me­ra for­ma­li­dad, se­gún la de­fen­sa de Cris­ti­na Kirch­ner.

El jue­ves, la Cá­ma­ra Fe­de­ral con­fir­mó a Bo­na­dio al fren­te de la cau­sa y ya no que­dan plan­teos de re­le­van­cia fue­ra de al­gu­na que­ja de la de­fen­sa de CFK.

AR­CHI­VO

Cris­ti­na Kirch­ner, en una de sus úl­ti­mas pre­sen­ta­cio­nes en los tri­bu­na­les fe­de­ra­les.

AR­CHI­VO

Los “cua­der­nos de las coimas”. Cris­ti­na, en la mi­ra del juez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.