Ra­fael Nahuel: un Al­ba­tros de­cla­ró y com­pli­có a otro com­pa­ñe­ro

El ca­bo pri­me­ro Fran­cis­co Lez­cano abo­nó la te­sis del en­fren­ta­mien­to con en­ca­pu­cha­dos pe­ro di­jo que el ca­bo se­gun­do Juan Obre­gón era el úni­co pre­fec­to que por­ta­ba un fu­sil MP5.

Río Negro - - Río Negro - JOR­GE VI­LLA­LO­BOS jvi­lla­lo­bos@rio­ne­gro.com.ar

La de­cla­ra­ción del ca­bo pri­me­ro de la Agru­pa­ción Al­ba­tros de la Pre­fec­tu­ra Na­val Fran­cis­co An­to­nio Lez­cano abo­nó la te­sis del en­fren­ta­mien­to con un gru­po de en­ca­pu­cha­dos la tar­de del 25 de no­viem­bre pa­sa­do cuan­do ma­ta­ron a Ra­fael Nahuel de un ti­ro por la es­pal­da. Pe­ro ase­gu­ró an­te el juez fe­de­ral Gus­ta­vo Vi­lla­nue­va, que el ca­bo se­gun­do Juan Ra­món Obre­gón era el úni­co al- ba­tros que por­ta­ba un fu­sil MP5 cuan­do subie­ron esa jor­na­da a la mon­ta­ña en Vi­lla Mas­car­di.

Du­ran­te la de­cla­ra­ción de Lez­cano es­tu­vie­ron la fis­cal in­te­ri­na Syl­via Little), el abo­ga­do por la que­re­lla Es­ta­nis­lao Ca­zaux, y las de­fen­so­ras par­ti­cu­la­res Ana­be­lla Sch­midt y Alejandra Bus­set­ti, que asis­ten al ca­bo pri­me­ro de Pre­fec­tu­ra Na­val de la Agru­pa­ción Al­ba­tros, Fran­cis­co Ja­vier Pin­tos, que es el úni­co impu­tado por el homicidio de Nahuel.

La prin­ci­pal prue­ba que lo in­cri­mi­na, se­gún re­cor­dó Ca­zaux, que tra­ba­ja en el ca­so jun­to a su co­le­ga Mar­cos Mi­guel, es el in­for­me de la pe­ri­ta­ción ba­lís­ti­ca que con­clu­yó que la ba­la ca­li­bre 9 mi­lí­me­tros que ex­tra­je­ron del cuer­po de la víc­ti­ma ha­bía sa­li­do del fu­sil MP5 de Pin­tos.

El acu­sa­do ne­gó cuan­do lo in­da­ga­ron el 5 de ju­lio pa­sa­do ha­ber usa­do su MP5 du­ran­te el pre­sun­to en­fren­ta­mien­to. Pin­tos ad­mi­tió que dis­pa­ró con su pis­to­la re­gla­men­ta­ria 9 mi­lí­me­tros cuan­do se vie­ron ro­dea­dos por un gru­po de en­ca­pu­cha­dos que les dis­pa­ra­ron con ar­mas de fue- go. Pe­ro ase­gu­ró que ti­ró “a zo­nas con­tro­la­das”. Di­jo que otros com­pa­ñe­ros tam­bién dis­pa­ra­ron con ar­mas le­ta­les.

Otros al­ba­tros que de­cla­ra­ron co­mo tes­ti­gos se­ña­la­ron a Obre­gón co­mo el que por­ta­ba una MP5. Es más, el je­fe de la pa­tru­lla de Al­ba­tros, el ofi­cial prin­ci­pal Pablo Ru­bén Be­rra, de­cla­ró que asig­nó a Pin­tos una de las pis­to­las de ai­re com­pri­mi­do y a Obre­gón la MP5.

Lez­cano de­cla­ró el vier­nes que es­cu­chó esa tar­de del 25 de no­viem­bre “un so­ni­do fuer­te, pa­re­ci­do a una es­co­pe­ta; y un so­ni­do más agu­do que po­dría ser de un ca­li­bre 22”. “Obre­gón te­nía MP5 y pis­to­la re­gla­men­ta­ria. Pin­tos te­nía la mar­ca­do­ra de pin­tu­ra y su ar­ma­men­to re­gla­men­ta­rio”, sos­tu­vo.

Di­jo que la or­den de Be­rra era “so­la­men­te ex­plo­ra­ción y re­co­lec­ción de in­for­ma­ción, fotos..., no con­fron­tar ni to­mar con­tac­to. Por eso in­for­má­ba­mos cons­tan­te­men­te lo que veía­mos”.

An­te una pre­gun­ta del juez, Lez­cano ase­gu­ró que si un com­pa­ñe­ro de la fuer­za se en­cuen­tra des­ar­ma­do y ba­jo fue­go con mu­ni­cio­nes le­ta­les, no se le pue­de su­mi­nis­trar ar­ma­men­to de otro efec­ti­vo, “por­que el ar­ma­men­to es per­so­nal de ca­da fun­cio­na­rio”.

Lez­cano di­jo que cuan­do des­cen­die­ron de la mon­ta­ña has­ta la Ru­ta Na­cio­nal 40 Sur, Pin­tos y Obre­gón te­nían pues­tos los mis­mos cha­le­cos. Pe­ro Pin­tos de­cla­ró lo con­tra­rio.

Di­jo que Pin­tos se ha­bía las­ti­ma­do la pier­na. Be­rra ase­gu­ró que Pin­tos te­nía un pe­da­zo de ra­ma en una pier­na. Pe­ro Pin­tos só­lo men­cio­nó un gol­pe en la pier­na.

Cuan­do se le pre­gun­tó en la in­da­ga­to­ria a Pin­tos si no dis­pa­ró su MP5, ¿có­mo ex­pli­ca que se le im­pu­te ha­ber­le cau­sa­do la muer­te a una per­so­na con esa ar­ma?”, res­pon­dió: “Yo no soy pe­ri­to, lo

El úni­co impu­tado en la cau­sa por la muer­te del jo­ven ma­pu­che es el ca­bo pri­me­ro de Pre­fec­tu­ra Na­val de la Agru­pa­ción Al­ba­tros, Fran­cis­co Ja­vier Pin­tos.

que se me ocu­rre es que pue­den ha­ber­se equi­vo­ca­do en el nú­me­ro de se­rie de la MP5. En el en­fren­ta­mien­to el úni­co que te­nía MP5 era Obre­gón”.

“Pu­do su­ce­der que equi­vo­ca­ron el nú­me­ro de se­rie en la pe­ri­cia, por­que en el en­fren­ta­mien­to só­lo ha­bía una MP5, que es la que lle­va­ba Obre­gón. Las dos MP5 –la mía y la de Obre­gón– só­lo di­fie­ren en un nú­me­ro”, afir­mó. Obre­gón aún no fue ci­ta­do por el juez a de­cla­rar.

Vi­lla­nue­va aún no re­sol­vió la si­tua­ción pro­ce­sal de Pin­tos.

AR­CHI­VO

Una pe­ri­cia di­ce que el pro­yec­til sa­lió del fu­sil de Pin­tos, pe­ro él afir­ma que ese día no te­nía el ar­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.