Los ju­bi­la­dos mu­ni­ci­pa­les no po­drán tra­ba­jar en el Es­ta­do

Río Negro - - Neuquén - Neu­quén

La or­de­nan­za que au­men­tó en for­ma es­ca­lo­na­da los apor­tes ju­bi­la­to­rios pa­ra so­lu­cio­nar los pro­ble­mas de des­fa­se de la ca­ja mu­ni­ci­pal obli­ga­rá a los ac­tua­les ju­bi­la­dos a aban­do­nar la pres­ta­ción de ser­vi­cios a la co­mu­na o so­li­ci­tar la sus­pen­sión de su ha­ber ju­bi­la­to­rio.

Así lo con­fir­mó el ac­tual se­cre­ta­rio de Ad­mi­nis­tra­ción del Ins­ti­tu­to Mu­ni­ci­pal de Pre­vi­sión So­cial (IMPS), Mau­ri­cio Zec­ca.

El ar­tícu­lo cuar­to de la or­de­nan­za que se san­cio­nó el miér­co­les pa­sa­do di­ce que tras la ju­bi­la­ción, los mu­ni­ci­pa­les no po­drán em­plear­se ni en el sec­tor pú­bli­co ni en el pri­va­do –con­tra­ta­cio­nes en blan­co– por­que de lo con­tra­rio per­de­rán su ha­ber.

Po­drán tra­ba­jar co­mo mo­no­tri­bu­tis­tas, siem­pre y cuan­do no lo ha­gan pa­ra la co­mu­na.

En ca­so de op­tar por un con­tra­to con el sec­tor pri­va­do o pú­bli­co, de­be­rán de­nun­ciar­lo al IMPS pa­ra “sus­pen­der” la ju­bi­la­ción, se es­pe­ci­fi­có en el ar­ti­cu­la­do.

Se in­di­có ade­más que, tras ser re­ins­ta­la­dos en el sis­te­ma, no se ha­rán re­ajus­tes de ha­be­res pre­vi­sio­na­les “por ac­ti­vi­da­des rea­li­za­das con otros em­plea­do­res” du­ran­te la sus­pen­sión de la ju­bi­la­ción.

“Hay unos seis o sie­te ju­bi­la­dos (que a su vez fac­tu­ran pa­ra la co­mu­na) en esa con­di­ción”, di­jo Zec­ca. El dato fue con­fir­ma­do des­de la se­cre­ta­ría de Ha­cien­da mu­ni­ci­pal.

Zec­ca di­jo que ese ar­tícu­lo só­lo blan­queó el or­de­na­mien­to ac­tual de las ca­jas ju­bi­la­to­rias, por las cua­les no se per­mi­te la con­tra­ta­ción ac­ti­va en el mun­do la­bo­ral.

“Lo úni­co que es com­pa­ti­ble es el mo­no­tri­bu­to, lo que pa­sa es que an­tes no ha­bía un en­tre­cru­za­mien­to de da­tos co­mo aho­ra, que con los sis­te­mas nue­vos to­dos los me­ses sal­tan si tie­ne otro tra­ba­jo re­mu­ne­ra­do y se le cor­ta. Lle­ga­mos a te­ner ju­bi­la­dos tra­ba­jan­do en blan­co en la mis­ma pro­vin­cia. Lo que se in­cor­po­ró co­mo nue­vo es que no pue­den fac­tu­rar­le al mu­ni­ci­pio, a me­nos que re­nun­cien a su ju­bi­la­ción”, di­jo Zec­ca en re­la­ción a la sus­pen­sión de ha­be­res por ese con­cep­to.

Con­sul­ta­do por los in­gre­sos ex­tras que per­ci­bi­rá la co­mu­na de­bi­do a la pues­ta en mar­cha de la nue­va or­de­nan­za, el ti­tu­lar de Ha­cien­da, Jo­sé Luis Ar­ta­za sos­tu­vo que “to­do su­ma. Si bien no es sig­ni­fi­ca­ti­vo co­mo el pri­mer au­men­to de las pa­ri­ta­rias o los por­cen­tua­les que se su­ma­rán a oc­tu­bre del año en­tran­te, to­do su­ma”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.