Cár­de­nas-Ca­rras­co: po­li­cías di­cen que fue­ron ata­ca­dos con ar­mas

Tres uni­for­ma­dos de­cla­ra­ron en el jui­cio que ya se pre­veían ata­ques a la Co­mi­sa­ría 28ª y que vie­ron al me­nos a tres ma­ni­fes­tan­tes con pis­to­las y tum­be­ras. Sin em­bar­go, en esa jor­na­da no se re­gis­tra­ron agen­tes he­ri­dos de ba­la. Y pe­ri­tos fo­ren­ses sí ha­lla­ro

Río Negro - - Policiales - Ba­ri­lo­che JOR­GE VILLAOBOS jvi­lla­lo­bos@rio­ne­gro.com.ar

Ape­nas los co­mi­sa­rios a car­go de la Co­mi­sa­ría 28ª se en­te­ra­ron de que ha­bía si­do ase­si­na­do Die­go Bo­ne­foi la ma­dru­ga­da del 17 de ju­nio de 2010 y que el prin­ci­pal sos­pe­cho­so era un ca­bo de la Po­li­cía de Río Ne­gro, in­tu­ye­ron que esa jor­na­da iba a ser di­fí­cil.

“Sa­bía­mos que iban a ocu­rrir con­flic­tos, por­que en días nor­ma­les siem­pre nos ape­drea­ban la co­mi­sa­ría y agre­dían al per­so­nal”, re­cor­dó ayer el co­mi­sa­rio Ru­bén Ur­za­gas­ti, que en­ton­ces era el ter­cer je­fe de la Co­mi­sa­ría 28ª, ubi­ca­da a me­nos de una cua­dra del do­mi­ci­lio de la fa­mi­lia Bo­ne­foi. Por eso, los je­fes re­sol­vie­ron re­for­zar la guar­dia de esa uni­dad, que fun­cio­na­ba en ese mo­men­to en One­lli y Pa­blo Man­ge. Es­ta­ba ro­dea­da de los ba­rrios 181, 169, 153 y 170 Vi­vien­das.

“To­do el mun­do pre­sen­tía que iba a ha­ber al­gu­nas con­no­ta­cio­nes so­cia­les”, ha­bía de­cla­ra­do el jue­ves co­mi­sa­rio Carlos Báiz, que en esa épo­ca tra­ba­ja­ba en esa uni­dad po­li­cial.

El co­mi­sa­rio Jo­sé Luis Flo­res es­ta­ba en ju­nio de 2010 a car­go del gru­po BO­RA (hoy se lla­ma COER). De­cla­ró ayer an­te el tri­bu­nal in­te­gra­do por los jue­ces Mar­ce­lo Ba­rru­tia, Emi­lio Riat y Juan La­go­mar­sino que el en­ton­ces je­fe de la Uni­dad Re­gio­nal Ter­ce­ra, co­mi­sa­rio Ar­gen­tino Her­mo­sa, lo lla­mó la ma­ña­na del 17 de ju­nio y lo en­vió a la Co­mi­sa­ría 28ª “por­que ha­bía pro­ble­mas”.

Di­jo que el gru­po lle­gó al­re­de­dor de las 7 a esa uni­dad. Ase­gu­ró que só­lo dis­pa­ra­ron esa jor­na­da car­tu­chos an­ti­tu­mul­to (AT) que tie­nen per­di­go­nes de go­ma y ga­ses la­cri­mó­ge­nos. Flo­res re­cor­dó que por la tar­de arri­bó más per­so­nal del BO­RA.

Ase­gu­ró que en los dis­tur­bios vio a un hom­bre que te­nía un ar­ma. “Man­dé a dos efec­ti­vos a bus­car las pis­to­las re­gla­men­ta­rias que ha­bía­mos de­ja­do en la ca­mio­ne­ta por­que es­ta­ban agre­dien­do con ar­mas de fue­go”, con­tó Flo­res.

“Es­ta per­so­na es­ta­ba dis­pa­ran­do con un ar­ma y des­apa­re­ció enseguida”, in­di­có. Ase­gu­ró que esa per­so­na efec­tuó un dis­pa­ro. Con­tó que un sar­gen­to le mos­tró que en­tre los pro­yec­ti­les que le ha­bían en­tre­ga­do ha­bía dos car­tu­chos PG (per­di­go­nes de plo­mo)

“Man­dé a efec­ti­vos a bus­car pis­to­las re­gla­men­ta­rias que ha­bía­mos de­ja­do en la ca­mio­ne­ta por­que es­ta­ban agre­dien­do con ar­mas de fue­go”. Co­mi­sa­rio Jo­sé Luis Flo­res, en ju­nio de 2010, a car­go del gru­po BO­RA (hoy COER)

“que no uti­li­za­mos”.

El po­li­cía re­ti­ra­do Jo­sé Ga­lli cum­plió fun­cio­nes co­mo es­co­pe­te­ro en el gru­po BO­RA. De­cla­ró que vio a un ma­ni­fes­tan­te con un ar­ma de fue­go, en la ca­lle Pa­ble Man­ge, cer­ca de One­lli. “Nos efec- túa un ti­ro apa­ren­te­men­te con un re­vól­ver ca­li­bre 22”, ase­gu­ró. No dio más de­ta­lles.

Os­car Da­río Gó­mez re­cor­dó que in­te­gra­ba el BO­RA y afirmó: “En un mo­men­to da­do mi je­fe (por Flo­res) me or­de­na re­pe­ler una agre­sión ar­ma­da des­de la ca­lle Pa­blo Man­ge”, re­la­tó.

Ex­pli­có que no al­can­zó a res­pon­der la agre­sión. Di­jo que des­pués vio “a un ciu­da­dano con un ca­ño, era una tum­be­ra” en otro sec­tor de la zo­na.

Re­cor­dó que “el pri­mer su­je­to te­nía pues­ta una ca­pu­cha y una go­rra vi­se­ra y el otro un bu­zo gris con ca­pu­cha”. El jue­ves otros po­li­cías ha­bía afir­ma­do que vie­ron ma­ni­fes­tan­tes con ar­mas.

Pe­ro has­ta aho­ra no se in­for­mó de nin­gún po­li­cía he­ri­do por un per­di­gón de plo­mo du­ran­te esa vio­len­ta jor­na­da.

Pos­tas de plo­mo

El co­mi­sa­rio Wal­ter Mu­ñoz re­cor­dó ayer que en esa épo­ca era el je­fe del ga­bi­ne­te de Cri­mi­na­lís­ti­ca de la Po­li­cía rio­ne­gri­na en Ba­ri­lo­che. Re­la­tó que esa tar­de del 17 de ju­nio el mé­di­co fo­ren­se Leo­nar­do Sac­co­manno lo con­vo­có, preo­cu­pa­do. Ha­bían ex­traí­do pos­tas de plo­mo de las víc­ti­mas que ha­bían en­tra­do al hos­pi­tal Ramón Ca­rri­llo.

Mu­ñoz di­jo que de in­me­dia­to le in­for­mó a sus je­fes del te­ma. Re­cor­dó que el Her­mo­sa se sor­pren­dió. “¿Es­tás se­gu­ro?, me pre­gun­tó. Sí son pos­tas de plo­mo”, fue la res­pues­ta de Mu­ñoz al je­fe de la Re­gio­nal.

MAR­CE­LO MAR­TÍ­NEZ

Los co­mi­sa­rios y po­li­cías acu­sa­dos en el jui­cio ini­cia­do a raíz de las muer­tes en la fe­roz re­pre­sión del 17 de ju­nio de 2010.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.