Un bri­llo tea­tral en años de cri­sis

Revista Ñ - - ESCENARIOS -

Ale­jan­dro Tan­ta­nian es au­tor de tea­tro, di­rec­tor, ré­gis­seur, can­tan­te, do­cen­te y tra­duc­tor. Sus pie­zas fue­ron es­tre­na­das en la Ar­gen­ti­na, Bra­sil, Uru­guay, Fran­cia, Es­pa­ña, Ita­lia, Bél­gi­ca, Aus­tria y Ale­ma­nia. Des­de 2017 es el di­rec­tor del Tea­tro Na­cio­nal Cer­van­tes, y se tra­ta del primer car­go que asu­me en la ges­tión pú­bli­ca en la Ar­gen­ti­na.

–¿Exis­te una in­com­pa­ti­bi­li­dad acer­ca de que seas el di­rec­tor del tea­tro y de una obra del es­pa­cio al mis­mo tiem­po?

–En­tien­do que no, por­que mi tra­ba­jo ar­tís­ti­co for­ma par­te de mi ges­tión. Yo fui con­vo­ca­do pa­ra di­ri­gir es­ta ins­ti­tu­ción por mi ca­rre­ra ar­tís­ti­ca, no por mi ca­rre­ra co­mo ges­tor, y pien­so que par­te de mi tra­ba­jo es dar una obra de tea­tro. Es una prác­ti­ca muy co­mún en otras par­tes del mun­do, pe­ro in­clu­so acá otros di­rec­to­res de tea­tros pú­bli­cos que tam­bién eran di­rec­to­res ar­tís­ti­cos hi­cie­ron sus obras du­ran­te sus ges­tio­nes, co­mo Juan Car­los Ge­né cuan­do es­ta­ba al fren­te del San Martín o Ro­dol­fo Gra­ziano en el Cer­van­tes. Pa­ra mí, sien­do di­rec­tor de es­te tea­tro fue muy im­por­tan­te po­der lle­var ade­lan­te es­te pro­yec­to. Pu­de tra­ba­jar con to­dos los cuer­pos del tea­tro, de la ma­ne­ra en que uno tie­ne que tra­ba­jar, que es en el llano, en un cli­ma de co­mu­nión con to­dos los tra­ba­ja­do­res. Fue una for­ma de que me co­noz­can de ver­dad. Em­pe­cé a ver có­mo la gen­te cam­bia­ba de ac­ti­tud con res­pec­to a lo que pen­sa­ban de mí. –En es­te contexto de re­cor­tes de pre­su­pues­to en to­das las ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas, ¿cuál es la si­tua­ción del tea­tro?

–No hay re­cor­tes. Te­ne­mos pre­vis­to un au­men­to de ca­si el 30 por cien­to del pre­su­pues­to pa­ra el 2019, con res­pec­to a es­te año. En 2018 se asig­na­ron 240 mi­llo­nes de pe­sos y pa­ra el 2019 se­rán 300 mi­llo­nes. Con ese di­ne­ro, se pa­gan los suel­dos de las 391 per­so­nas que tra­ba­jan en el tea­tro, se con­tra­ta a los elen­cos, se pro­du­cen las obras, se pa­ga la luz, etc. No es­tá di­cha la úl­ti­ma pa­la­bra, pe­ro has­ta el momento el Tea­tro Cer­van­tes es­tá res­guar­da­do. En­tien­do que no es lo que es­tá pa­san­do en el res­to de las ins­ti­tu­cio­nes y me pa­re­ce abe­rran­te lo que se ha­ce en tér­mi­nos de re­cor­tes en cul­tu­ra. Acá tra­ta­mos de de­fen­der es­te es­pa­cio con mu­cha dig­ni­dad, es­tá cla­ro que si yo tu­vie­ra un pre­su­pues­to que me in­ha­bi­li­ta a ha­cer, da­ría un pa­so al cos­ta­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.