Jó­ve­nes y de­li­tos: ¿qué di­cen los nú­me­ros?

EL PRO­YEC­TO DE LEY PE­NAL JU­VE­NIL RE­BA­JA LA EDAD DE IMPUTABILIDAD DE ADO­LES­CEN­TES EN CA­SOS “GRAVÍSIMOS”. EN NEU­QUÉN, LA MA­YO­RÍA DE LOS DE­LI­TOS SON RO­BOS Y SU IN­CI­DEN­CIA ES MUY BA­JA EN EL TO­TAL.

Rio Negro - Opiniones - - PORTADA - Ga­brie­la Ber­co­vich/ Emi­lio Alo­chis/ Juan P. Bis­hei­mer/ Jo­sé An­dra­da*

El go­bierno na­cio­nal ya tie­ne avan­za­da la re­dac­ción de un pro­yec­to de ley pe­nal ju­ve­nil pa­ra en­viar­lo al Con­gre­so, en el que in­sis­ti­rá con su idea ori­gi­nal de re­ba­jar la edad de imputabilidad pe­nal de 16 a 14 años, aun­que só­lo pa­ra los de­li­tos “gravísimos” con­tra la vi­da, los se­cues­tros ex­tor­si­vos y la in­te­gri­dad se­xual. Una am­plia ga­ma de la so­cie­dad –en­tre quie­nes es­tán Uni­cef, aso­cia­cio­nes de pe­dia­tras, co­le­gios de abo­ga­dos, dis­tin­tas OSCS y tam­bién la Igle­sia ca­tó­li­ca– se ha ex­pre­sa­do en con­tra de es­te pro­yec­to por en­ten­der que cri­mi­na­li­za a los jó­ve­nes, en es­pe­cial a los de ba­jos re­cur­sos. La ini­cia­ti­va in­clui­rá la apli­ca­ción de pe­na­li­da­des má­xi­mas de en­tre ocho y diez años de pri­va­ción de la li­ber­tad pa­ra las per­so­nas me­no­res de edad ha­lla­das cul­pa­bles de los de­li­tos men­cio­na­dos y tam­bién una am­plia ga­ma de me­di­das al­ter­na­ti­vas sin res­tric­cio­nes a la li­bre cir­cu­la­ción pa­ra de­li­tos me­no­res. Una de las po­si­bles no­ve­da­des que in­tro­du­ce se­ría la crea­ción de un sis­te­ma de tu­to­rías en el que esos jó­ve­nes ten­gan asig­na­dos un res­pon­sa­ble de su le­ga­jo, con equi­pos in­ter­dis­ci­pli­na­rios de se­gui­mien­to.

Los nú­me­ros di­cen…

En la cons­truc­ción de la fi­gu­ra del ni­ño o ado­les­cen­te co­mo enemi­go y su ins­ta­la­ción en el de­ba­te pú­bli­co se sue­len pre­sen­tar da­tos so­bre la su­pues­ta can­ti­dad de de­li­tos co­me­ti­dos por ado­les­cen­tes pa­ra fun­da­men­tar que los jó­ve­nes tie­nen una al­ta y cre­cien­te par­ti­ci­pa­ción en he­chos de­lic­ti­vos.

Pe­ro los da­tos exis­ten­tes mues­tran que la ma­yo­ría de los con­flic­tos con la ley por par­te de ado­les­cen­tes son por de­li­tos con­tra la pro­pie­dad y que su in­ci­den­cia es muy ba­ja en el to­tal de los co­me­ti­dos con­tra las per­so­nas. Ade­más, no in­di­can con cer­te­za un au­men­to pro­gre­si­vo de su par­ti­ci­pa­ción en la co­mi­sión de de­li­tos, me­nos aún en ni­ños, ni­ñas y ado­les­cen­tes me­no­res de 16 años. De acuer­do a da­tos del Po­der Ju­di­cial, so­bre 31.897 de­li­tos de­nun­cia­dos en la pro­vin­cia du­ran­te el

2017 so­la­men­te en 783 se iden­ti­fi­có co­mo au­tor a un me­nor de edad, lo que re­pre­sen­ta ape­nas el

2,5% del to­tal. Es­to sig­ni­fi­ca una dis­mi­nu­ción de ca­si un pun­to res­pec­to al año an­te­rior, cuan­do al­can­za­ron el 3,4%. A su vez, en el

2017 hu­bo una dis­mi­nu­ción del

26% en las de­nun­cias de de­li­tos co­me­ti­dos pre­sun­ta­men­te por jó­ve­nes res­pec­to al 2016, pa­san­do de 1.057 a 783.

Es im­por­tan­te se­ña­lar que, en la Cir­cuns­crip­ción I, que in­clu­ye Neu­quén y ciu­da­des ale­da­ñas, no hu­bo de­nun­cias por ho­mi­ci­dios que in­vo­lu­cren a jó­ve­nes. Ade­más, el 62% de las per­so­nas me­no­res de­nun­cia­das son pu­ni­bles (es de­cir 422 ca­sos), da­do que tie­nen 16 años o más, con lo cual una ba­ja en la edad de imputabilidad só­lo im­pac­ta­ría so­bre un 38% de los ca­sos (lo que equi­va­le a 258 per­so­nas). (ver cua­dro)

A ni­vel na­cio­nal, se­gún un in­for­me del Mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia y De­re­chos Hu­ma­nos (2017), en el

2015 hu­bo 2.837 víc­ti­mas de ho­mi­ci­dios do­lo­sos. De ellos, so­la­men­te 16 ado­les­cen­tes ( re­pre­sen­ta el 0,6%) te­nían en­tre 5 y 14 años, y 254 jó­ve­nes (el 8,9%) en­tre 15 y 19 años in­clu­si­ve; aun­que va­le acla­rar que es­te úl­ti­mo gru­po in­clu­ye a per­so­nas que hoy son pu­ni­bles

(16 años y más). Res­pec­to de los de­li­tos con­tra la pro­pie­dad, se de­nun­cia­ron 862.330. De ese to­tal,

17.248 eran per­so­nas me­no­res de

18 años, es de­cir, só­lo el 2%.

Re­fle­xio­nes fi­na­les

Co­mo men­cio­na­mos an­te­rior­men­te, los da­tos con­tra­di­cen la idea de que los jó­ve­nes son los prin­ci­pa­les res­pon­sa­bles de la in­se­gu­ri­dad, pri­mor­dial ar­gu­men­to de quie­nes sos­tie­nen la ne­ce­si­dad de ba­jar la edad de imputabilidad. Pe­ro aún en los ca­sos de los jó­ve­nes que par­ti­ci­pan en de­li­tos, el mar­co nor­ma­ti­vo in­ter­na­cio­nal al que nues­tro país ad­hie­re re­co­mien­da des­ju­di­cia­li­zar y en­fo­car­se en mo­da­li­da­des de in­ter­ven­ción pre­ven­ti­va y pro­tec­to­ra. Es ne­ce­sa­rio pen­sar en po­lí­ti­cas pú­bli­cas de pro­tec­ción in­te­gral de la ni­ñez y ado­les­cen­cia. Co­mo sos­tie­ne el men­cio­na­do in­for­me de Uni­cef, existe am­plia evi­den­cia que mues­tra que el aban­dono tem­prano de la es­cue­la au­men­ta sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te el ries­go de los ado­les­cen­tes de ser cap­ta­dos pa­ra ini­ciar una tra­yec­to­ria de­lic­ti­va.

Des­de una pers­pec­ti­va de de­re­chos hu­ma­nos, el nú­cleo de una po­lí­ti­ca que vin­cu­le jó­ve­nes y se­gu­ri­dad de­be ser la ge­ne­ra­ción de es­pa­cios re­crea­ti­vos y for­ma­ti­vos que fo­men­ten la ca­pa­ci­dad de apren­di­za­je y desa­rro­llo de los ni­ños y ado­les­cen­tes.

Pa­ra tra­ba­jar so­bre la in­se­gu­ri­dad, es ne­ce­sa­rio po­ner el fo­co en los adul­tos, que son los prin­ci­pa­les res­pon­sa­bles de los de­li­tos, no só­lo co­mo pro­ta­go­nis­tas di­rec­tos sino tam­bién co­mo ins­ti­ga­do­res de la de­lin­cuen­cia ju­ve­nil. Di­fí­cil­men­te una ba­ja en la edad de imputabilidad ten­ga un im­pac­to sig­ni­fi­ca­ti­vo en la dis­mi­nu­ción de los de­li­tos.

Du­ran­te el 2017 so­bre 31.897 de­li­tos de­nun­cia­dos en Neu­quén, so­la­men­te en 783 se iden­ti­fi­có co­mo au­tor a un me­nor de edad, ape­nas el 2,5% del to­tal.

*Di­rec­to­ra Ge­ne­ral y miem­bros del Ob­ser­va­to­rio de De­re­chos Hu­ma­nos de la Sub­se­cre­ta­ría de DD. HH.de Neu­quén.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.