Lo que el vien­to se lle­vó: la vi­sión de una “Pa­ta­go­nia va­cía” mar­có el plan

Rio Negro - Opiniones - - DEBATES - Fer­nan­do Ca­su­llo* Ma­ria E. Ca­su­llo **

Lpe­sos, que iban des­de cen­tra­les hi­dro­eléc­tri­cas (Chihui­do I en Neu­quén, Nés­tor Kirch­ner y Jorge Ce­per­nic en San­ta Cruz), cen­tra­les tér­mi­cas (co­mo en Us­huaia), un par­que eó­li­co (en Chu­but) y has­ta un pro­yec­to de tren (en Río Ne­gro). Co­mo se ve, pro­yec­tos am­bi­cio­sos don­de apa­re­cía la pri­ma­cía de lo ener­gé­ti­co, aca­so el se­llo dis­tin­ti­vo en la re­gión des­de la dé­ca­da del 60. Va­ca Muer­ta co­mo la cu­car­da de la Ar­gen­ti­na en el si­glo XXI.

Sin em­bar­go, la his­to­ria de los me­ses si­guien­tes es por de­más co­no­ci­da. Su­be­je­cu­ción pri­me­ro y, ver­bi­gra­cia del acuer­do con el FMI, no eje­cu­ción des­pués. Es­ta fal­ta de con­cre­ción de un pro­yec­to tan am­bi­cio­so en reali­dad hoy no re­sul­ta del to­do sor­pren­den­te, y has­ta ca­si me­nor, en unos me­ses ca­rac­te­ri­za­dos por una fe­roz co­rri­da cam­bia­ria y li­cua­ción de ca­pi­tal po­lí­ti­co por par­te de Cam­bie­mos. Lo in­tere­san­te es que en reali­dad la fal­ta de car­na­du­ra que tu­vo el plan Pa­ta­go­nia no re­sul­ta un ra­yo en una no­che de os­cu­ri­dad sino un ja­lón más en el mar­co de una re­gión so­bre­ana­li­za­da y subeje­cu­ta­da.

Ha­ce más de un año pu­bli­ca­mos una co­lum­na en es­tas mis­mas pá­gi­nas en la que desa­rro­llá­ba­mos una in­ter­pre­ta­ción sur­gi­da de la lec­tu­ra de los fun­da­men­tos del plan. De­cía­mos en­ton­ces

La fal­ta de car­na­du­ra del plan Pa­ta­go­nia no fue un ra­yo en la os­cu­ri­dad sino un ja­lón más en una re­gión so­bre­ana­li­za­da y subeje­cu­ta­da.

que el plan Pa­ta­go­nia trans­mi­tía una vi­sión de la mis­ma co­mo una re­gión va­cía, una ta­bu­la ra­sa sin his­to­ria ni pro­yec­tos pro­pios.

En los do­cu­men­tos da­dos a co­no­cer se se­ña­la­ban con­cep­tos am­plios y va­gos co­mo “apro­ve­char el vien­to” o “desa­rro­llar el tu­ris­mo”, co­mo si a nin­guno de los ac­to­res ins­ti­tu­cio­na­les y po­lí­ti­cos exis­ten­tes en las pro­vin­cias su­re­ñas nun­ca se les hu­bie­ra ocu­rri­do que la ener­gía eó­li­ca era po­si­ble aquí, o co­mo si el tu­ris­mo no fue­ra una de las prin­ci­pa­les ac­ti­vi­da­des eco­nó­mi­cas na­ti­vas. No se re­fe­ría la lar­ga y ri­ca his­to­ria de pen­sa­mien­to pa­ta­gó­ni­co so­bre la re­gión, en­car­na­da en ins­ti­tu­cio­nes de go­bier­nos pro­vin­cia­les y lo­ca­les, uni­ver­si­da­des, or­ga­ni­za­cio­nes de la so­cie­dad ci­vil.

La apues­ta a un tra­ba­jo mul­ti­agen­cial, que pu­die­ra coor­di­nar las es­ca­las na­cio­nal y sub­na­cio­na­les (pro­vin­cial y mu­ni­ci­pal), bá­si­ca­men­te po­ner a tra­ba­jar fun­cio­na­rios de na­ción, go­ber­na­ción y ciu­dad, hu­bie­ra si­do po­si­ble sin gran­des ero­ga­cio­nes.

Sal­vo al­gu­nas fo­tos con tin­te po­lí­ti­co, o una se­rie sis­te­má­ti­ca de vi­si­tas a la Me­ca de la Ener­gía de los no con­ven­cio­na­les, a un año del plan Pa­ta­go­nia no se pue­de mos­trar una ac­ti­vi­dad fre­né­ti­ca pa­ra lle­var a buen puer­to el mis­mo. Y es­to no pue­de jus­ti­fi­car­se por los pro­ble­mas pre­su­pues­ta­rios o las as­pi­ra­cio­nes a con­so­li­dar un dé­fi­cit fis­cal 0.

De he­cho, exis­te una lar­ga tra­di­ción en la li­te­ra­tu­ra so­bre el Es­ta­do, res­pec­to de que lle­var ade­lan­te pro­ce­sos de pla­ni­fi­ca­ción ge­ne­ra, in­clu­so en el me­diano pla­zo, una ba­ja en los cos­tos que de­be afron­tar el era­rio pú­bli­co. Si bien to­da­vía que­dan al­gu­nos me­ses del ac­tual go­bierno pa­ra po­der po­ner un po­co más en prác­ti­ca las as­pi­ra­cio­nes desa­rro­llis­tas en el sur del país, pa­re­ce que a la Pa­ta­go­nia no le lle­gó el turno.

*Do­cen­te e in­ves­ti­ga­dor, di­rec­tor de Es­cue­la de Es­tu­dios So­cia­les y Eco­nó­mi­cos Se­de Al­to Va­lle Va­lle Me­dio (UNRN)

**Doc­to­ra en Cien­cia Po­lí­ti­ca de la Uni­ver­si­dad de Geor­ge­town, pro­fe­so­ra re­gu­lar de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de Río Ne­gro

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.