Re­pen­sán­do­nos en el te­rri­to­rio: pre­sen­te y fu­tu­ro de la Pa­ta­go­nia

Rio Negro - Opiniones - - DEBATES - Ana Pe­chen de Dan­ge­lo *

La his­to­ria po­lí­ti­ca de nues­tro país ha es­ta­do sig­na­da por múl­ti­ples en­fren­ta­mien­tos, grie­tas y an­ta­go­nis­mos que no nos han per­mi­ti­do cons­truir po­lí­ti­cas de Es­ta­do per­du­ra­bles que ase­gu­ren des­de una pers­pec­ti­va de sos­te­ni­bi­li­dad el cre­ci­mien­to y bie­nes­tar de nues­tra po­bla­ción en el lar­go pla­zo. Las cri­sis se re­pi­ten con una pe­rio­di­ci­dad es­ca­lo­frian­te y nos obli­gan a in­ter­pe­lar­nos so­bre cuál es el ca­mino pa­ra mo­di­fi­car es­te des­tino. La ex­pe­rien­cia de aque­llos pue­blos que han lo­gra­do una vi­da de­mo­crá­ti­ca ma­du­ra, don­de se al­ter­nan los go­bier­nos sin gran­des so­bre­sal­tos, mues­tra que un diá­lo­go ba­sa­do en la to­le­ran­cia, el res­pe­to y la li­ber­tad de pen­sa­mien­to es el ca­mino más ade­cua­do pa­ra so­lu­cio­nar los pro­ble­mas de con­vi­ven­cia en­tre los in­di­vi­duos y lo­grar po­lí­ti­cas que per­du­ren en el tiem­po.

Nos plan­tea­mos en­ton­ces el di­se­ño de un pro­gra­ma que nos per­mi­tie­ra avan­zar, en es­tos pe­rio­dos de cri­sis, en la bús­que­da de so­lu­cio­nes que nos po­si­cio­nen en un es­ce­na­rio su­pe­ra­dor des­de la pers­pec­ti­va de una ma­yor in­ter­ac­ción en­tre la aca­de­mia y la po­lí­ti­ca. La pre­gun­ta que orien­tó la bús­que­da pa­ra la ela­bo­ra­ción del pro­gra­ma Re­pen­sán­do­nos en el te­rri­to­rio. Pre­sen­te y fu­tu­ro de la re­gión fue: ¿có­mo trans­for­mar el con­flic­to en diá­lo­go, con­cer­ta­ción y si­ner­gia? Y ¿có­mo con­ge­niar en el es­pa­cio co­mún las di­fe­ren­tes mi­ra­das?

En ese ca­mino de aná­li­sis de las pro­ble­má­ti­cas sec­to­ria­les y bús­que­da de al­ter­na­ti­vas de so­lu­ción en­ten­di­mos que la for­ma de en­ca­rar­las de­bía ser in­te­gral, plu­ral y par­ti­ci­pa­ti­va. Se ini­ció en­ton­ces con la co­la­bo­ra­ción de la Se­cre­ta­ría de Ex­ten­sión de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal del Co­mahue y los va­lio­sos apor­tes de in­ves­ti­ga­do­res y do­cen­tes de la Ca­sa, con­jun­ta­men­te con la Le­gis­la­tu­ra neu­qui­na, don­de es­tán re­pre­sen­ta­das las di­fe­ren­tes ex­pre­sio­nes po­lí­ti­cas de la Pro­vin­cia, un tiem­po de pen­sar en con­jun­to có­mo evo­lu­cio­nar ha­cia lo que de­no­mi­na­mos un te­rri­to­rio in­te­li­gen­te. Los te­rri­to­rios in­te­li­gen­tes son di­se­ña­dos por la co­mu­ni­dad, que se in­vo­lu­cra en su dis­cu­sión a tra­vés de sus re­pre­sen­tan­tes, lí­de­res po­lí­ti­cos, so­cia­les, em­pre­sa­ria­les, sin­di­ca­les, ONG, etc. y uti­li­zan pro­ce­sos que ga­ran­ti­zan la in­no­va­ción me­dian­te la par­ti­ci­pa­ción de uni­ver­si­da­des, or­ga­nis­mos de cien­cia y tec­no­lo­gía que apor­tan el co­no­ci­mien­to.

La coope­ra­ción in­te­ri­ns­ti­tu­cio­nal es un as­pec­to que fa­ci­li­ta la dis­cu­sión de pro­yec­tos que en un es­pa­cio de con­fron­ta­ción y sin ob­je­ti­vos com­par­ti­dos se­ría im­po­si­ble lo­grar.

No amon­to­nar obras

La idea de tra­ba­jar pa­ra lo­grar una es­truc­tu­ra te­rri­to­rial equi­li­bra­da no es apli­ca­ble só­lo a la Pro­vin­cia del Neu­quén, sino en ge­ne­ral a la re­gión y tam­bién a la Pa­ta­go­nia.

No se tra­ta só­lo de enu­me­rar y su­mar obras de in­fra­es­truc­tu­ra ne­ce­sa­rias (co­mo a me­nu­do y equi­vo­ca­da­men­te se plan­tean en esos pla­nes), sino en có­mo trans­for­mar la in­ver­sión en un ver­da­de­ro pro­yec­to es­tra­té­gi­co di­na­mi­za­dor que lo­gre un desa­rro­llo ar­mó­ni­co de las di­fe­ren­tes re­gio­nes, de las dis­tin­tas ciu­da­des y el sec­tor ru­ral. Tam­bién se pre­ten­de ad­mi­nis­trar las con­se­cuen­cias que se ge­ne­ran por la irrup­ción más o me­nos abrup­ta de un sec­tor pro­duc­ti­vo re­le­van­te (Va­ca Muer­ta) so­bre el res­to de las ac­ti­vi­da­des pro­duc­ti­vas y ga­ran­ti­zar la dis­tri­bu­ción equi­ta­ti­va de la in­fra­es­truc­tu­ra, el ac­ce­so al co­no­ci­mien­to y par­ti­cu­lar­men­te la pro­tec­ción y desa­rro­llo sos­te­ni­ble del me­dio am­bien­te y el pa­tri­mo­nio cul­tu­ral.

En de­fi­ni­ti­va cree­mos que Neu­quén y la Pa­ta­go­nia po­seen co­mu­ni­da­des ac­ti­vas e ins­ti­tu­cio­nes uni­ver­si­ta­rias y cien­tí­fi­co­tec­no­ló­gi­cas que son ca­pa­ces de or­ga­ni­zar­se pa­ra re­pen­sar su fu­tu­ro y al­can­zar con­sen­sos pa­ra en­fren­tar los re­tos del desa­rro­llo y la com­pe­ti­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca en un con­tex­to de cohe­sión so­cial.

Si bien no exis­tió una dis­cu­sión par­ti­ci­pa­ti­va con ac­to­res lo­ca­les en el pro­mo­cio­na­do plan Pa­ta­go­nia y la ma­yo­ría de las reunio­nes con los fun­cio­na­rios se lle­va­ron a ca­bo en la Ca­pi­tal Fe­de­ral, no ha­bién­do­se lo­gra­do a la fe­cha el fi­nan­cia­mien­to de las 208 obras anun­cia­das, un li­de­raz­go po­lí­ti­co ade­cua­do po­dría apro­ve­char es­te mo­men­to de cri­sis pa­ra trans­for­mar­lo en una opor­tu­ni­dad y con­vo­car a esas co­mu­ni­da­des a par­ti­ci­par y re­pen­sar la Pa­ta­go­nia des­de el te­rri­to­rio.

*Ex­vi­ce­go­ber­na­do­ra de Neu­quén, li­cen­cia­da y doc­to­ra en Bio­quí­mi­ca/Ci­taac, Fa­cul­tad de In­ge­nie­ría, Uni­ver­si­dad Na­cio­nal del Co­mahue

Los te­rri­to­rios in­te­li­gen­tes son di­se­ña­dos por la co­mu­ni­dad, que se in­vo­lu­cra en su dis­cu­sión a tra­vés de sus lí­de­res y re­pre­sen­tan­tes y uti­li­zan pro­ce­sos que ga­ran­ti­zan la in­no­va­ción me­dian­te la par­ti­ci­pa­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.