La ba­rre­ra del pu­dor

Salud - - SALUD + VOCES -

Mar­ta Ledesma des­ta­ca que la ba­rre­ra del pu­dor im­pi­de que la in­con­ti­nen­cia uri­na­ria fe­me­ni­na se ins­ta­le co­mo una cir­cuns­tan­cia de la cual es po­si­ble –e im­por­tan­te– ocu­par­se. “Es un te­ma del que cues­ta mu­cho ha­blar y so­bre el que las mu­je­res de­mo­ran mu­cho tiem­po en con­sul­tar”, afir­ma la gi­ne­có­lo­ga. “Por eso es im­por­tan­te es­ta cam­pa­ña, que ofre­ce con­sul­tar has­ta en­con­trar el tra­ta­mien­to opor­tuno, pe­ro que tam­bién ani­ma a ha­blar so­bre es­ta si­tua­ción de sa­lud”, aña­de la pro­fe­sio­nal.

Cuan­do no es tra­ta­da, la in­con­ti­nen­cia uri­na­ria pue­de ge­ne­rar al­gu­nas com­pli­ca­cio­nes. Por ca­so, el con­tac­to de la ori­na áci­da con los te­ji­dos oca­sio­na mo­les­tias. Pe­ro, fun­da­men­tal­men­te, pro­vo­ca el ais­la­mien­to de la per­so­na de sus ac­ti­vi­da­des so­cia­les, lo cual es un fac­tor de ries­go de de­pre­sión, un gra­ve pa­de­ci­mien­to men­tal.

El prin­ci­pal ins­tru­men­to pa­ra el diag­nós­ti­co es el in­te­rro­ga­to­rio, por eso tam­bién eli­mi­nar o re­du­cir la ba­rre­ra del pu­dor es un re­cur­so cla­ve pa­ra el abor­da­je opor­tuno.

Una vez he­cho el diag­nós­ti­co del ti­po de in­con­ti­nen­cia, se eva­lúa el tra­ta­mien­to pa­ra ca­da pa­cien­te, el cual de­pen­de­rá de la gra­ve­dad de los sín­to­mas y la for­ma en que in­ter­fie­ren en su ca­li­dad de vi­da.

Mu­chas ve­ces, la con­sul­ta no se eva­de, pe­ro sí se pos­ter­ga. La ra­zón es que la in­con­ti­nen­cia no ma­ta y, por lo tan­to, no se plan­tea co­mo una ur­gen­cia pa­ra su abor­da­je y tra­ta­mien­to tem­prano. Sin em­bar­go, no aten­der­la trae im­pli­ca­das con­se­cuen­cias psi­co­so­cia­les que pue­den evi­tar­se

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.