En­fer­me­da­des reu­má­ti­cas en ni­ños

En Cór­do­ba, se reali­zó una cam­pa­ña pa­ra con­tri­buir a su de­tec­ción pre­coz.

Salud - - SALUD -

Las en­fer­me­da­des reu­má­ti­cas tam­bién pue­den afec­tar a la po­bla­ción pe­diá­tri­ca. Es por ello que el Hos­pi­tal de Ni­ños de Cór­do­ba desa­rro­lló a co­mien­zos de mes una cam­pa­ña pa­ra in­for­mar a pa­dres so­bre los po­si­bles sín­to­mas de es­tas pa­to­lo­gías.

Las prin­ci­pa­les ma­ni­fes­ta­cio­nes de las en­fer­me­da­des reu­má­ti­cas son el do­lor muscu­loes­que­lé­ti­co y la in­fla­ma­ción ar­ti­cu­lar, jun­to con un com­pro­mi­so del es­ta­do ge­ne­ral que se ma­ni­fies­ta a tra­vés de fa­ti­ga, de­cai­mien­to y pa­li­dez. En­tre los sín­to­mas sis­té­mi­cos más des­ta­ca­dos se en­cuen­tran la fie­bre al­ta (no aso­cia­da a nin­gún fo­co in­fec­cio­so), dis­tin­tos ti­pos de erup­cio­nes u otras le­sio­nes cu­tá­neas, au­men­to del ta­ma­ño de los gan­glios, del hí­ga­do y del ba­zo.

Si bien las en­fer­me­da­des reu­má­ti­cas en ni­ños no tie­nen cu­ra, un tra­ta­mien­to ade­cua­do pue­de per­mi­tir que los pa­cien­tes lo­gren desa­rro­llar sus ac­ti­vi­da­des de la vi­da dia­ria de la me­jor ma­ne­ra po­si­ble.

“Em­pe­za­mos con es­ta en­fer­me­dad de nom­bre lar­go y te­mi­ble a los 18 me­ses de vi­da”, cuen­ta Vir­gi­nia Zu­zu­na­ga Ca­mar­go, cu­ya hi­ja, hoy ado­les­cen­te, tie­ne artritis idiopática ju­ve­nil, que des­cri­be co­mo de “ini­cio si­len­te” y ca­rac­te­ri­za­da por la tu­me­fac­ción ar­ti­cu­lar. “Se pre­sen­tó con una mano sin fuer­za y un to­bi­llo sin usar”, aña­de.

Ade­más de la artritis idiopática ju­ve­nil, otras en­fer­me­da­des reu­má­ti­cas que pue­den apa­re­cer a edad tem­pra­na son el lu­pus eri- te­ma­to­so sis­té­mi­co, der­ma­to­mio­si­tis ju­ve­nil, es­pon­di­li­tis an­qui­lo­san­te ju­ve­nil, es­cle­ro­der­mia y en­fer­me­dad de ka­wa­sa­ki.

La más fre­cuen­te

La artritis idiopática ju­ve­nil no só­lo es la pri­me­ra en­fer­me­dad reumática descripta en la in­fan­cia, sino que es la más fre­cuen­te: afec­ta a 100 de ca­da 100 mil ni­ños y re­pre­sen­ta el 50 por cien­to de las con­sul­tas en reuma­to­lo­gía pe­diá­tri­ca, en comparación con el lu­pus eri­te­ma­to­so sis­té­mi­co, por ejem­plo, del que se diag­nos­ti­can anual­men­te unos 5 ca­sos por mi­llón de ni­ños, y que ocu­pa so­lo el 15 por cien­to de las con­sul­tas.

Vir­gi­nia afir­ma que lo que con­tri­bu­yó a me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da de su hi­ja fue­ron “la ade­cua­da y rá­pi­da con­sul­ta al pe­dia­tra, la pron­ta de­ri­va­ción a la reuma­tó­lo­ga in­fan­til, el tra­ba­jo con­jun­to de fi­sio­te­ra­peu­tas, el uso de fé­ru­las, la inin­te­rrum­pi­da me­di­ca­ción y los de­seos de ha­cer­le fren­te a es­to que in­ti­mi­da y ago­ta”.

Des­ta­ca ade­más que hay mi­tos que di­fi­cul­tan un ma­yor co­no­ci­mien­to y com­pren­sión de la en­fer­me­dad, co­mo el creer que es­te ti­po de artritis es si­mi­lar a la del adul­to, que es más li­mi­tan­te.

LA ARTRITIS IDIOPÁTICA JU­VE­NIL NO SÓ­LO ES LA PRI­ME­RA EN­FER­ME­DAD REUMÁTICA DESCRIPTA EN LA IN­FAN­CIA, SINO QUE ES LA MÁS FRE­CUEN­TE.

Tra­ta­mien­tos. No cu­ran, pe­ro sí me­jo­ran la vi­da de los pa­cien­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.