Có­mo pa­sar el invierno sin en­gor­dar

Hay es­tra­te­gias que per­mi­ten lle­gar a la pri­ma­ve­ra sin ki­los de más.

Salud - - SALUD -

Con la ba­ja de las tem­pe­ra­tu­ras, al­gu­nas per­so­nas sien­ten que es un mo­men­to pro­pi­cio pa­ra co­mer más y per­mi­tir­se in­ge­rir más ca­lo­rías de las que pue­den gas­tar.

Te­re­sa Cóc­ca­ro, li­cen­cia­da en Nu­tri­ción y res­pon­sa­ble del área en Ine­ba, en Bue­nos Ai­res, cuen­ta que, en es­ta es­ta­ción, sue­le de­jar­se de la­do el con­su­mo de cier­tos ali­men­tos co­mo las fru­tas y las ver­du­ras. Son re­em­pla­za­das por más hi­dra­tos de car­bono, co­mo el arroz, la pa­pa, los fi­deos, y la ba­ta­ta, en­tre otras. “Es­to es un error ya que las fru­tas y las ver­du­ras de­ben for­mar par­te del me­nú dia­rio”, afir­ma Cóc­ca­ro.

La es­pe­cia­lis­ta se­ña­la que la co­rrec­ta se­lec­ción de ali­men­tos se vuel­ve fun­da­men­tal pa­ra atra­ve­sar el invierno de una ma­ne­ra sa­lu­da­ble y sin au­men­tar de pe­so.

Fru­tas

Mu­chas fru­tas, so­bre to­do los cí­tri­cos (na­ran­ja, man­da­ri­na, ki­wi), apor­tan vi­ta­mi­na C, un an­ti­oxi­dan­te que pre­vie­ne en­fer­me­da­des y, con un con­su­mo dia­rio, re­gu­la y au­men­ta las de­fen­sas. Du­ran­te los me­ses fríos se re­co­mien­da con­su­mir dos fru­tas por día: una cí­tri­ca y la otra no ne­ce­sa­ria­men­te tie­ne que ser fres­ca, sino que pue­de ser co­ci­da en for­ma de com­po­ta o aza­da, in­for­man des­de Ine­ba.

En re­la­ción con las ver­du­ras, la es­pe­cia­lis­ta in­di­ca que lo con­ve­nien­te es re­em­pla­zar el con­su­mo de en­sa­la­das (ya que el cuer­po pre­ci­sa de co­mi­das ca­lien­tes) por ve­ge­ta­les co­ci­dos de es­ta­ción. Es- tos pue­den ser co­ci­na­dos al va­por, al horno o sal­tea­dos con acei­te en ae­ro­sol, y pre­sen­ta­dos en for­ma­to de bu­di­nes, pu­ré o souf­flé acom­pa­ñan­do las car­nes (po­llo, pes­ca­do o car­ne ro­ja).

“En­tre los ve­ge­ta­les de es­ta­ción en­con­tra­mos ca­la­ba­za, re­mo­la­cha, za­pa­lli­to, be­ren­je­na, acel­ga, es­pi­na­ca, bró­co­li, co­li­flor y za­naho­ria. Cuan­to más co­lor ha­ya en el pla­to, ma­yor se­rá el apor­te de vi­ta­mi­nas y mi­ne­ra­les. A su vez, las fru­tas se­cas tam­bién son una op­ción sa­lu­da­ble”, enu­me­ra la pro­fe­sio­nal.

En lo que res­pec­ta a los lác­teos, es acon­se­ja­ble re­em­pla­zar el yo­gur so­lo o con ce­rea­les o fru­tas se­cas por un va­so dia­rio de le­che ti­bia con ce­rea­les o fru­tas se­cas. Di­ce que se pue­de agre­gar una cu­cha­ra­di­ta de ca­cao amar­go, que apor­ta una bue­na can­ti­dad de pro­teí­nas y cal­cio.

Acon­se­ja ele­gir pa­nes o ce­rea­les in­te­gra­les, de sal­va­do o con se­mi­llas.

No es ex­cu­sa. La lle­ga­da del frío no es un “pa­se li­bre” pa­ra in­ge­rir ca­lo­rías de más.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.