In­ves­ti­ga­ción

ana­li­zan la ac­ción con­tra el cán­cer en ar­gen­ti­na

Salud - - PÁGINA DELANTERA - A.B. abe­re­sovsky@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Una com­pa­ra­ción en­tre 12 paí­ses de Amé­ri­ca la­ti­na en ma­te­ria de con­trol del cán­cer arro­ja que Ar­gen­ti­na ex­hi­be una de­fi­cien­cia en ma­te­ria de pla­ni­fi­ca­ción es­tra­té­gi­ca. La cau­sa es que es uno de los po­cos paí­ses que no cuen­tan con un Plan Na­cio­nal de Con­trol del Cán­cer (NCCP, por su si­gla en in­glés), se­gún la de­fi­ni­ción de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS). El or­ga­nis­mo des­cri­be al NCCP co­mo “un pro­gra­ma de sa­lud pú­bli­ca pa­ra re­du­cir la in­ci­den­cia y mor­ta­li­dad del cán­cer, y pa­ra me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da de los pa­cien­tes con cán­cer”. De­be in­cluir me­dios pa­ra su “im­ple­men­ta­ción sis­te­má­ti­ca y equi­ta­ti­va de es­tra­te­gias ba­sa­das en la evi­den­cia pa­ra la pre­ven­ción, de­tec­ción tem­pra­na, tra­ta­mien­to y cui­da­dos pa­lia­ti­vos”.

El es­tu­dio fue rea­li­za­do por la uni­dad de in­ves­ti­ga­cio­nes del gru­po The Eco­no­mist, The Eco­no­mist In­te­llin­gen­ce Unit, y fue pre­sen­ta­do du­ran­te el Ro­che Press Day, un fo­ro de dis­cu­sión y for­ma­ción que rea­li­za la com­pa­ñía de in­ves­ti­ga­ción y desa­rro­llo de me­di­ca­men­tos Ro­che, en el cual tam­bién en­tre­ga el Pre­mio de Pe­rio­dis­mo en Sa­lud jun­to con la Fun­da­ción Nue­vo Pe­rio­dis­mo Ibe­roa­me­ri­cano (Fn­pi), una en­ti­dad crea­da en 1995 por el des­apa­re­ci­do pe­rio­dis­ta co­lom­biano Ga­briel Gar­cía Márquez.

El tra­ba­jo se lla­ma “Con­trol del cán­cer, ac­ce­so y de­sigual­dad en Amé­ri­ca La­ti­na: una his­to­ria de lu­ces y som­bras” y com­pa­ra el ren­di­mien­to en la ac­ción con­tra la en­fer­me­dad de Ar­gen­ti­na, Bo­li­via, Bra­sil, Chi­le, Co­lom­bia, Cos­ta Ri­ca, Ecua­dor, Mé­xi­co, Pa­na­má, Pa­ra­guay, Pe­rú y Uru­guay. a par­tir de la me­di­ción de cier­tos pa­rá­me­tros.

Los in­di­ca­do­res to­ma­dos in­clu­yen des­de pre­ven­ción y de­tec­ción tem­pra­na has­ta el tra­ta­mien­to y los cui­da­dos pa­lia­ti­vos. Con los re­sul­ta­dos, se ela­bo­ró una Ta­bla de Pun­tua­ción de Con­trol del Cán­cer en Amé­ri­ca La­ti­na (Laccs, por su si­gla en in­glés).

Pe­se a que des­de 2010 exis­te en el país el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal del Cán­cer, el do­cu­men­to mues­tra que la frag­men­ta­ción de los sis­te­mas de sa­lud es muy mar­ca­da. Un fac­tor que con­tri­bu­ye a esa si­tua­ción es la di­vi­sión po­lí­ti­co­geo­grá­fi­ca de la Ar­gen­ti­na, que tie­ne 24 ju­ris­dic­cio­nes y, a su vez, dis­tin­tos sub­sis­te­mas. Eso, de acuer­do con la in­ves­ti­ga­ción, “re­sul­ta en una di­fe­ren­te ca­li­dad de aten­ción se­gún el sis­te­ma al que se per­te­ne­ce; la ca­ren­cia de co­ber­tu­ra uni­ver­sal de la sa­lud; la fuer­te des­pro­por­ción en­tre las áreas ur­ba­nas y ru­ra­les, y en­tre las zo­nas ri­cas y po­bres, con re­cur­sos con­cen­tra­dos en las ciu­da­des y las zo­nas prós­pe­ras; y la dis­pa­ri­dad tan­to en in­ci­den­cia y mor­ta­li­dad co­mo en con­trol del cán­cer”.

The Eco­no­mist In­te­lli­gen­ce Unit to­mó tam­bién co­mo da­to re­le­van­te el pre­su­pues­to en sa­lud. De acuer­do con el tra­ba­jo, en Ar­gen­ti­na, el por­cen­ta­je de PBI en gas­to pú­bli­co en sa­lud fue de 2,7 por cien­to en 2014. Esa ci­fra, des­ta­có el cen­tro de in­ves­ti­ga­ción, es in­fe­rior al pro­me­dio re­gio­nal de 4,5 por cien­to, y es­tá le­jos tam­bién de la que rea­li­zan los paí­ses de in­gre­sos al­tos (cu­ya me­dia es de 7,42 por cien­to).

En lo que res­pec­ta al des­tino de esos fon­dos, Ar­gen­ti­na des­ti­na una par­te im­por­tan­te a me­di­ca­men­tos, pe­ro –afir­ma– lo ha­ce en for­ma in­efi­cien­te. Su­ce­de, se­gún se de­ta­lla en el in­for­me, que a ni- vel na­cio­nal hay dos or­ga­nis­mos que ad­mi­nis­tran la com­pra y la en­tre­ga de la me­di­ca­ción on­co­ló­gi­ca: el Mi­nis­te­rio de Sa­lud y el Mi­nis­te­rio de Desa­rro­llo So­cial. Es­to ge­ne­ra dis­tin­tos in­con­ve­nien­tes. Uno de ellos es que los pa­cien­tes de­ben rea­li­zar ex­ten­sos re­co­rri­dos y rea­li­zar nu­me­ro­sos trá­mi­tes en di­fe­ren­tes or­ga­nis­mos pa­ra so­li­ci­tar la me­di­ca­ción. En con­se­cuen­cia, es po­si­ble que una per­so­na que re­ci­be su diag­nós­ti­co pue­da de­mo­rar me­ses en ini­ciar tra­ta­mien­to.

El es­tu­dio ci­ta a Ro­ber­to Pra­dier, di­rec­tor del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal del Cán­cer, quien apun­tó co­mo prin­ci­pal desafío de la car­te­ra sa­ni­ta­ria la de ar­ti­cu­lar las po­lí­ti­cas na­cio­na­les con las eje­cu­cio­nes pro­vin­cia­les. “Exis­ten di­fe­ren­tes sis­te­mas pa­ra aten­der a la po­bla­ción en las 24 ju­ris­dic­cio­nes: hos­pi­ta­les pú­bli­cos pa­ra quie­nes no tie­nen co­ber­tu­ra; pla­nes de sa­lud pro­vin­cia­les o na­cio­na­les; co­ber­tu­ra de sa­lud vin­cu­la­da con las obras so­cia­les o el em­pleo; y pla­nes pri­va­dos de sa­lud”.

Exis­tEn di­fE­rEn­tEs sis­tE­mas pa­ra atEn­dEr a la po­bla­ción En las 24 ju­ris­dic­cio­nEs. Ro­ber­to Pra­dier, di­rec­tor del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Cán­cer (INC)

Me­nos frag­men­ta­ción. Una ma­yor cen­tra­li­za­ción evi­ta­ría com­pli­ca­cio­nes adi­cio­na­les, se­gún un es­tu­dio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.