Re­co­men­da­cio­nes

Salud - - SALUD + PREVENCIÓN -

Có­mo man­te­ner co­rrec­ta­men­te los are­ne­ros

Man­te­ner­los cu­bier­tos cuan­do no se usen, pa­ra ais­lar­los de in­sec­tos y ani­ma­les. Las mas­co­tas pue­den con­fun­dir­lo con su ca­jón de are­na. De­jar que la are­na se se­que an­tes de cu­brir­los, por­que mo­ja­da es ideal pa­ra las bac­te­rias. Pa­sar un ras­tri­llo pa­ra sa­car los res­tos, las bo­las de are­na y otros ma­te­ria­les ex­tra­ños.

Ce­lu­la­res, te­cla­dos, ta­blets

La ma­yo­ría de los gér­me­nes en los te­lé­fo­nos pro­vie­nen de las ma­nos y bo­ca de los usua­rios. Pe­ro tam­bién pue­de re­co­ger­los al co­lo­car su ce­lu­lar en un lu­gar pú­bli­co, o al com­par­tir la compu­tado­ra con otras per­so­nas. No com­par­ta su te­lé­fono ce­lu­lar y cree el há­bi­to de lim­piar­lo pe­rió­di­ca­men­te, por ejem­plo, con al­cohol.

Pi­so y otras su­per­fi­cies don­de se des­pla­zan los ni­ños

Si el ni­ño va a des­cal­zar­se en lu­ga­res de jue­go, pro­cu­re que se ba­ñe y cam­bie de me­dias en su ho­gar. Evi­te ade­más que se to­que los pies y lue­go se me­ta las ma­nos en la bo­ca o las pon­ga en con­tac­to con los ojos. Los ju­gue­tes sue­len es­tar en el pi­so y es muy ha­bi­tual que los ni­ños lue­go se los lle­ven a la bo­ca. En cam­bio, no es tan usual que se los de­sin­fec­te con fre­cuen­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.