GIM­NA­SIA RO­BÓ­TI­CA

Es­te sis­te­ma re­vo­lu­cio­na­rio que sur­gió en Eu­ro­pa in­su­me 20 mi­nu­tos y equi­va­le a ca­si tres ho­ras de en­tre­na­mien­to tra­di­cio­nal. Se rea­li­za con un tra­je con elec­tro­dos y un pro­fe­sor que con­fec­cio­na una ru­ti­na per­so­na­li­za­da.

Semanario - - SALUD -

La tec­no­lo­gía y el de­por­te ha­ce lar­go tiem­po que van de la mano. Pri­me­ro, apa­re­cie­ron las má­qui­nas ca­mi­na­do­ras y las bi­ci­cle­tas eléc­tri­cas fi­jas, tam­bién los escaladores y las pan­ta­llas si­mu­la­do­ras y, a to­das es­tas in­no­va­cio­nes, se su­ma­ron los chips que con­tro­lan el en­tre­na­mien­to, lue­go las Apps que ayu­dan a ba­jar ca­lo­rías o los smart­wat­ches que or­ga­ni­zan la ru­ti­na y has­ta to­man el rit­mo car­día­co. Pe­ro el avan­ce tec­no­ló­gi­co ja­más se de­tie­ne y en el mun­do de hoy, la gim­na­sia no se que­dó atrás y bus­có rein­ven­tar­se. ¿Có­mo? Aquí lo lee­rás...

Des­de Ale­ma­nia lle­ga el sis­te­ma de­no­mi­na­do elec­tro fit­ness, que cons­ta de un tra­je bio­tec­no­ló­gi­co que ge­ne­ra con­trac­cio­nes mus­cu­la­res in­vo­lun­ta­rias a tra­vés de un sis­te­ma inalám­bri­co. El in­tere­sa­do só­lo de­be­rá cal­zar­se es­te equi­po de neo­preno con elec­tro­dos y du­ran­te 20 mi­nu­tos se­guir las in­truc­cio­nes de un en­tre­na­dor pa­ra ob­te­ner re­sul­ta­dos sor­pren­den­tes en me­nos de dos se­ma­nas.

“EMS (Elec­tri­cal Mus­cle Si­mu­la­tion) es el nom­bre del mé­to­do. Al co­mien­zo se rea­li­za­ba con sen­so­res con ca­bles, pe­ro hoy en día es cien­to por cien­to inalám­bri­co”, se­ña­la Jor­ge Nu­ré, Di­rec­tor Ge­ne­ral de Jus­tBody (em­pre­sa que in­tro­du­jo el sis­te­ma en el país). “Es­te pro­ce­di­mien­to ac­ti­va más de 350 múscu­los a la vez (del pe­cho, co­la, abdomen, pier­nas, bra­zos y es­pal­da) y moviliza el re­clu­ta­mien­to de fi­bras de una ma­ne­ra su­pe­rior a cual­quier otro en­tre­na­mien­to, ya que tra­ba­ja co­mo com­ple­men­to so­bre ca­da ejer­ci­cio rea­li­za­do”, ase­gu­ra.

Por su par­te, Gui­ller­mo Pe­rey­ra, ex ju­ga­dor de fút­bol pro­fe­sio­nal y due­ño del gim­na­sio Tech20 de Nor­del­ta, aña­de: “Los im­pul­sos elec­tro­mág­né­ti­cos van di­rec­ta­men­te al nú­cleo del múscu­lo, en­ton­ces pro­vo­ca que se in­ten­si­fi­que el tra­ba­jo y po­ten­cie su ren­di­mien­to. Los 20 mi­nu­tos de ejer­ci­cio equi­va­len a ca­si tres ho­ras de en­tre­na­mien­to tra­di­cio­nal”.

Es­te sis­te­ma es re­co­men­da­do pa­ra per­so­nas de cual­quier edad y de am­bos se­xos y du­ran­te el tiem­po que se rea­li­za se tra­ba-

Es­te pro­ce­di­mien­to ac­ti­va más de 350 múscu­los a la vez y moviliza el re­clu­ta­mien­to de fi­bras de una ma­ne­ra su­pe­rior a cual­quier otro en­tre­na­mien­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.