CO­SE­CHA­DO­RAS.

Con­si­de­ran­do las pér­di­das de co­se­cha de es­ta cam­pa­ña, el Mó­du­lo Na­cio­nal INTA Efi­cien­cia en Co­se­cha de gra­nos ela­bo­ró un in­for­me so­bre sus cau­sas.

Super Campo - - Sumario - Fo­tos: Archivo Super CAM­PO y gen­ti­le­za INTA Man­fre­di

Qué as­pec­tos se de­ben te­ner en cuen­ta pa­ra evi­tar pér­di­das en la re­co­lec­ción de gra­nos, que en la úl­ti­ma cam­pa­ña su­pe­raron los 763 mi­llo­nes de dó­la­res.

LAS EVA­LUA­CIO­NES de efi­cien­cia de co­se­cha lle­va­das a ca­bo por el INTA en es­ta cam­pa­ña in­di­can que 2.214.000 to­ne­la­das de grano – va­lua­das en más de U$S 763 M – que­da­ron ti­ra­dos en el ras­tro­jo en la úl­ti­ma cam­pa­ña. Me­dian­te la adop­ción de bue­nas prác­ti­cas de ma­ne­jo y el uso ade­cua­do de los equi­pos de co­se­cha, es po­si­ble me­jo­rar es­tos in­di­ca­do­res y re­cu­pe­rar el 20% del vo­lu­men per­di­do en la pró­xi­ma cam- pa­ña. Es­ta si­tua­ción obli­ga a que pro­duc­to­res, téc­ni­cos y con­tra­tis­tas de­ba­mos tra­ba­jar en con­jun­to pa­ra re­du­cir sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te es­tos va­lo­res, dis­mi­nu­yen­do la can­ti­dad de gra­nos que de­ja­mos ti­ra­dos

en el ras­tro­jo y que re­per­cu­ten de ma­ne­ra sig­ni­fi­ca­ti­vas en los már­ge­nes eco­nó­mi­cos de ca­da pro­duc­tor y el país. AC­TUA­LI­DAD. La pri­me­ra me­di­da que de­be­mos to­mar pa­ra au­men­tar la efi­cien­cia de co­se­cha y sa­ber en qué si­tua­ción es­ta­mos pa­ra­dos es eva­luar per­ma­nen­te­men­te las pér­di­das que pro­du­ce ca­da má­qui­na con la me­to­do­lo­gía desa­rro­lla­da por el INTA. Si bien es­ta eva­lua­ción es par­te in­dis­pen­sa­ble de la re­gu­la­ción ini­cial de la má­qui­na, de­be man­te­ner­se a lo lar­go de to­da la jor­na­da pa­ra po­der co­rre­gir la co­se­cha­do­ra a me­di­da que van fluc­tuan­do las con­di­cio­nes de co­se­cha.

A con­ti­nua­ción se brin­da un bre­ve re­pa­so de cua­les fue­ron los prin­ci­pa­les pro­ble­mas en la co­se­cha de la olea­gi­no­sa en es­ta cam­pa­ña que aca­ba de fi­na­li­zar.

Las re­gio­nes del sud­es­te cor­do­bés, cen­tro y sur de San­ta Fe, al igual que al­gu­nas zo­nas del nor­te de la Pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res y La Pam­pa, tu­vie­ron que afron­tar una vez más una co­se­cha con sue­los “sa­tu­ra­dos” y pro­ble­mas de fal­ta de pi­so, re­pi­tien­do una si­tua­ción que ya ha­bían vi­vi­do es­tas zo­nas en la cam­pa­ña 2016 y 2015. SO­BRE EL SUE­LO. Pa­ra fa­ci­li­tar el trán­si­to de la co­se­cha­do­ra so­bre sue­lo anega­do, las so­lu­cio­nes más adop­ta­das fue­ron re­du­cir la pre­sión de in­fla­do de los neu­má­ti­cos, en­tre un 20 a un 30 % de lo nor­mal, pa­ra au­men­tar la flo­ta-

bi­li­dad. Siem­pre es pre­fe­ri­ble y re­co­men­da­ble que la má­qui­na es­té con­fi­gu­ra­da con neu­má­ti­cos ra­dia­les (50 % me­nos li­bras de in­fla­do) y de dis­po­si­ción dual o trial por eje (neu­má­ti­cos ex­ter­nos más des­in­fla­dos y gas­ta­dos que el in­terno). Con ra­dia­les y dua­les se re­du­ce prác­ti­ca­men­te a la mi­tad la pre­sión es­pe­cí­fi­ca so­bre el sue­lo y, por en­de, du­pli­car la flo­ta­bi­li­dad del equi­po. ORUGAS SI O NO. Den­tro de la ope­ra­to­ria de la co­se­cha­do­ra de­be que­dar bien en cla­ro que la ca­pa­ci­dad por­tan­te del sue­lo es pro­por­cio­nal al tiem­po en que la co­se­cha­do­ra per­ma­nez­ca so­bre él, por lo que, una bue­na ve­lo­ci­dad de avan­ce de co­se­cha, es im­por­tan­te pa­ra evi­tar la for­ma­ción de ex­ce­si­vos fren­tes de on­das en el sue­lo, cau­san­te de ex­ce­si­vos es­fuer­zo­ser­zos de ro­da­du-ro­da­du­ra y con­se­cuen­tes­tes “em­pan­ta­na-em­pan­ta­na­mien­tos”. La ve­lo­ci­dad­ve­lo­ci­dad ideal pa­ra cir­cu­la­ru­lar en es­tas con­di­cio­ne­so­nes es de 7,5 km/m/mh, que es la má­xi­mam ma que el sis­te­ma de cor­te ad­mi­te.

Una op­ció­ni ón po­co co­mún ees uti-uti­li­zar una co­se­cha­do­rae­cha­do­rae con sis­te­ma dee tras­la­ción por orugas de go­ma, da­do que per­mi­ten lo­grar una flo­ta­bi­li­dad muy im­por­tan­te por su ba­ja pre­sión es­pe­cí­fi­ca, ejer­cien­do pre­sio­nes so­bre el sue­lo de de 600 a 400 gr/cm2, res­pec­to a 1.300 gr/cm” de un neu­má­ti­co ra­dial. El sud­es­te de la pro­vin­cia de Cór­do­ba y de San­ta Fe son las zo­nas don­de más a cre­ci­do la adop­ción de es­te ti­po de sis­te­ma de tras­la­do en las úl­ti­mas 2 cam­pa­ñas.

Hay que des­ta­car que el equi­pa­mien­to de do­ble trac­ción hi­dros­tá­ti­ca o me­cá­ni­ca re­sul­ta fun­da­men­tal pa­ra au­men­tar la tran­si­ta­bi­li­dad de las co­se­cha­do­ras. En es­te sen­ti­do, la bue­na no­ti­cia es que el 31% de las uni­da­des co­mer­cia­li­za­das du­ran­te el 2016 fue­ron do­ble trac­ción, res­pec­to al 19% del año 2015.

Una ope­ra­to­riap que me­jo­ra sus­tan­cial­men­tsus­tan­cial­men­te la flo­ta­bi­li­dad­dad de la má­qu­má­qui­na es evi­tar car­gar a la má­xi­ma ca­pac­ca­pa­ci­dad la tol­va­va dde gra­nos de la cco­se­cha­do­ra, trab­tra­ba­jan­do, co­mo má­má­xi­mo, a mi­tad de ttol­va. Un pun­to­to ccrí­ti­co don­de de­bem­de­be­mos avan­zar es en la adop­ció­na­dop de neu­má­ti­cos­má­ti­cos ra­dia­les en aco­pla­dos tol­vas, da­do que el mer­ca­do de au­to­des-

car­ga­ble se ha vol­ca­do ha­cia mo­de­los de más de 24.000 li­tros, pe­ro que con­ti­núan equi­pa­dos con ro­da­dos 23.1.30 con­ven­cio­na­les, in­cre­men­tan­do la pre­sión so­bre el sue­lo, las hue­llas y com­pac­ta­ción que ge­ne­ra­mos en los lo­tes en siem­bra di­rec­ta. Al igual que es­tá su­ce­dien­do con las co­se­cha­do­ras, la ten­den­cia es me­jo­rar el equi­pa­mien­to ac­tual de los neu­má­ti­cos de es­tos equi­pos, co­lo­can­do ra­dia­les y ba­jan­do la pre­sión a me­nos de 28 lbrs/pulg2.

Es­ta si­tua­ción con fal­ta de pi­so tam­bién ocu­rrió en gran par­te del te­rri­to­rio en­tre­rriano, don­de las gran­des llu­vias de fi­nes de abril y prin­ci­pio­rin­ci­pior de ma­yo re­tra­sa­ron la co­se­cha.ose­cha.o Aun asía­síyy de­bi­do a las cons­tan­te­soons­tan­tes pen­dien­tes que ca­rac-ca­rac­te­ri­zan a gran par­te­par­tep de la pro­vin­cia,, se pu­do re­to­marr la mis­ma en un lap-ap­so re­la­ti­va­men­ten­te rá­pi­do, ya quee es-es­tas han ace­le­ra­doa­doa el es­cu­rri­mien­to del agua su­per­fi­cial. A cau­sac del mie­do de los pro­duc­to­res, de afron­tar gran­des pér­di­das co­mo las su­fri­das en la cam­pa­ña an­te­rior, en es­ta cam­pa­ña se op­tó por uti­li­zar, en pri­me­ra me­di­da, las co­se­cha­do­ras de me­nor por­te (cla­se 4 y 5) apro­ve­chan­do las má­qui­nas arro­ce­ras, con su cam­pa­ña ya fi­na­li­za­da. Ha­cia el sur de Cór­do­ba y San­ta Fe, se en­con­tra­ron mu­chas zo­nas que no su­frie­ron anega­ne­ga­mien­tos y la na­pa se man­tuv­man­tu­vo por de­ba­jo de un met­me­tro, con ren­di­mien­to­mien­tos su­pe­rio­res a lo ees­pe­ra­do de 45 qq/hha pro­me­dio. En es­tas re­gio­nes­nes, don­de no hub­hu­bo pro­ble­mas de ffal­ta de pi­so, se cos­co­se­chó un gran vo­lu­men de ma­te­rial y en mu­chos ca­so­ca­sos con ni­ve­les de hu­me­dad de al­re­de­dor del 15%, da­do que hu­bo que apro­ve­char las mí­ni­mas opor­tu­ni­da­des de co­se­cha que brin­da­ba el cli­ma. Es­te he­cho mar­có un in­cre­men­to en los va­lo­res de pér­di­das por co­la, con ci­fras que pro­me­dia­ron los 70 kg/ha. Re­cor­dar que la to­le­ran­cia de pér­di­das por co­la es de 25 kg/ ha. Su­pe­rar ese va­lor sig­ni­fi­ca que exis­tie­ron en es­ta zo­na pro­ble­mas de re­gu­la­ción en los sis­te­mas de tri­lla, se­pa­ra­ción o lim­pie­za, ade­más de otros pro­ble­mas co­mo ve­lo­ci­dad del ro­tor de­ma­siad o len­ta, de­ma­sia­do es­pa­cio en­tre ci­lin­dro y cón­ca­vo, o ro­tor y ca­mi­sa, ba­rras de ca­mi­sa re­don­dea­das por el des­gas­te y ba­rras ba­ti­do­ras del ci­lin­dro gas­ta­das o en mal es­ta­do.

Arri­ba: ve­lo­ci­dad de avan­ce y efec­to fren­te de on­da de ba­rro. Cen­tro: efec­tos de la ve­lo­ci­dad de avan­ce en so­ja. Aba­jo: re­gu­la­ción del mo­li­ne­te en co­se­cha de so­ja pa­ra evi­tar des­gra­ne ex­ce­si­vo.

Una op­ción an­te la fal­ta de pi­so pa­ra co­se­char es uti­li­zar má­qui­nas equi­pa­das con ro­da­dos de oru­ga pa­ra me­jo­rar la flo­ta­bi­li­dad.

Si se pro­du­je­ron más de 25 kg/ ha de pér­di­das por co­la sig­ni­fi­ca que exis­tie­ron pro­ble­mas de re­gu­la­ción en los sis­te­mas de tri­lla, se­pa­ra­ción y lim­pie­za, así co­mo otros in­con­ve­nien­tes en la ve­lo­ci­dad de tra­ba­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.