JO­JO­BA.

Só­lo en es­ta pro­vin­cia se pro­du­ce jo­jo­ba. Su des­tino fi­nal es el mer­ca­do in­ter­na­cio­nal y ca­da pro­duc­tor dis­po­ne en pro­me­dio de 300 hec­tá­reas de cul­ti­vo.

Super Campo - - Sumario - Por Lo­re­na Ló­pez.

La pro­vin­cia de La Rio­ja es la úni­ca que po­see es­te cul­ti­vo, cu­yas se­mi­llas prin­ci­pal­men­te tie­nen co­mo des­tino la in­dus­tria cos­mé­ti­ca in­ter­na­cio­nal.

CON UNAS 3.200 hec­tá­reas en pro­duc­ción, Ar­gen­ti­na de­ten­ta la ma­yor su­per­fi­cie mun­dial con­cen­tra­da de jo­jo­ba y fi­ja el pre­cio in­ter­na­cio­nal. El cul­ti­vo se desa­rro­lla en el de­par­ta­men­to de Arauco ubi­ca­do en el nor­des­te de La Rio­ja, co­lin­dan­te con la pro­vin­cia de Ca­ta­mar­ca en un va­lle ári­do que se co­no­ce co­mo Sa­lar de Pi­pa­na­co. En cuan­to a las con­di­cio­nes cli­má­ti­cas, pros­pe­ró en la zo­na por ha­ber­se adap­ta­do muy bien a las con­di­cio­nes se­mi­de­sér­ti­cas, aun­que hay que te­ner cui­da­do con el frío ya que si bien ne­ce­si­ta ba­jas tem­pe­ra­tu­ras pa­ra su flo­ra­ción, un ex­ce­so pue­de pro­vo­car per­di­da de pro­duc­ción. Por es­te mo­ti­vo es vi­tal rea­li­zar el cul­ti­vo con una pen­dien­te pa­ra que el ai­re he­la­do cir­cu­le sin acu­mu­lar­se y las flo­res no su­fran.

Su nom­bre cien­tí­fi­co es Sim­mond­sia chi­nen­sis L., es ori­gi­na­ria del de­sier­to de So­no­ra en Mé­xi­co y se desa­rro­lla en for­ma de ar­bus­to de has­ta 3 me­tros y me­dio. El fru­to es pa­re­ci­do a un grano de ca­fé. Lo in­tere­san­te de es­te cul­ti­vo se de­be a los múl­ti­ples usos que po­see el acei­te de sus se­mi­llas, que se usa en far­ma­co­lo­gía, cos­me­to­lo­gía, co­mo lu­bri­can­te y pa­ra ali­men­ta­ción ani­mal (con un pro­ce­sa­do pre­vio). En el men­cio­na­do de­par­ta­men­to de Arauco hay 3 plan­tas ex­trac­to­ras de acei­te. FUER­TE CRE­CI­MIEN­TO. “Si bien la es­pe­cie fue in­tro­du­ci­da en nues­tro país ha­cia 1930 y se desa­rro­lló en va­rias zo­nas co­mo Sal­ta, La Rio­ja, San­tia­go del Es­te­ro y Cór­do­ba, por cues­tio­nes cli­má­ti­cas pros­pe­ró en La Rio­ja”, se­ña­la el in­ge­nie­ro agró­no­mo Jo­sé Luis La­dux, di­rec­tor de Es­ta­ción Ex­pe­ri­men­tal Agropecuaria Chi­le­ci­to INTA a la vez que des­ta­ca que la Ley 22.021 de Di­fe­ri­mien­to Im­po­si­ti­vo fue cla­ve pa­ra el desa­rro­llo y con­so­li­da­ción de la jo­jo­ba.

El cul­ti­vo sis­te­má­ti­co de la jo­jo­ba se ini­ció en La Rio­ja en

1983. Las pri­me­ras plan­ta­cio­nes se rea­li­za­ron en Arauco con se­mi­llas se­lec­cio­na­das pro­ve­nien­tes de E.E.U.U. Con el tiem­po, la me­to­do­lo­gía de siem­bra di­rec­ta fue des­pla­za­da por la im­plan­ta­ción de plan­ti­nes de clo­nes se­lec­cio­na­dos lo­cal­men­te. Es­te cul­ti­vo ex­pe­ri­men­tó una im­por­tan­te ex­pan­sión del área cul­ti­va­da, pa­san­do de 700 ha en 1990 a 3.200. Es­te ex­plo­si­vo in­cre­men­to fue a con­se­cuen­cia de la apli­ca­ción de la Ley Na­cio­nal 22.021 de Di­fe­ri­mien­tos Im­po­si­ti­vos que po­si­bi­li­tó la in­ver­sión en es­ta re­gión, la cual se reali­zó­li­zó con tec­no­lo­gía dee ul­ti-ul­ti­ma ge­ne­ra­ción,n, en sis­te­mas de rie­go ego pre­su­ri­za­do, fer-fer­li­ti­li­za­ción y po-podas me­cá­ni­cas. s. AGUA CLA­VE. El in-in­ge­nie­ro Luis Bus­ti­llo, se­cre­ta­rio de In­dus­tria de La Rio­ja, men­cio­na que la pri­me­ra plan­ta­ción que se reali­zó en Cór­do­ba fue con fi­nes fo­rra­je­ros pa­ra las se­quías se­ve­ras y que lue­go se lle­vó la se­mi­lla a La Rio­ja con el ob­je­ti­vo de lo­grar un cul­ti­vo industrial, en 1981 “Es­ta­mos que­rien­do tra­ba­jar en la ge­né­ti­ca de la jo­jo­ba y en la op­ti­mi­za­ción del sis­te­ma de cul­ti­vo”, de­ta­lla el fun­cio­na­rio. “Aquí el rie­go (por go­teo) es una cues­tión cla­ve ya que la pro­duc­ción es pro­por­cio­nal al agua re­ci­bi­da y es una plan­ta de raí­ces de has­ta dos me­tros que con­su­me mu­cho: en­tre 5000 y 8.000 m3 por año. Es de­cir, so­bre­vi­ve con muy po­ca agua lo que la ha­ce in­tere­san­te pa­ra nues­tras zo­nas, pe­ro pa­ra pro­du­cir hay que re­gar­la, co­mo ocu­rre en el de­sier­to don­de se acu­mu­la agua”.

“Téc­ni­ca­men­te, nues­tro es­fuer­zo es­tá di­ri­gi­do a me­jo­rar la ge­né­ti­ca del cul­ti­vo pa­ra au­men­tar la pro­duc­ti­vi­dad y la re­sis­ten­cia a he­la­das, el con­te­ni­do de acei­te en la se­mi­lla, su es­ta­do al mo­men­to del pren­sa­do y la me­ca­ni­za­ción de la co­se­cha”, re­mar­ca el in­ge­nie­ro agró­no­mo Gui­ller­mo Abud, ase­sor de pro­duc­to­res de jo­jo­ba. Al quin­to año la plan­ta -que es mmuy lon­ge­va­co­mien­za­co­mien­za su vi­vi­da co­mer­cial pro­du­cien­do 4400 ki­los de se­mi­llas y eso cu­bre los 11.500 dó­la­res del cos­to anual de pro­duc­ción. A par­tirp de ahí com­co­mien­za a evo­lu­ci­lu­cio­nar has­ta los 2.500 ki­los a los 7 u 8 años. Hoy La Rio­ja pro­du­ce 6.6.000 to­ne­la­das de se­mi­llas anua­les.anu HA­CIA AFUE­RA. En la ac­tua­li­dad, el cul­ti­vo de jo­jo­ba tie­ne dos ob­je­ti­vos co­mer­cia­les: pro­du­cir se­mi­llas que se ven­den a otros paí­ses y ex­traer acei­te cu­yo prin­ci­pal mer­ca­do es la cos­mé­ti­ca. En me­nor me­di­da se rea­li­za un uso en lu­bri­ca­ción es­pe­cia­li­za­da pa­ra sec­to­res muy pun­tua­les co­mo el ae­ro­es­pa­cial, los ar­ma­men­tos y vehícu­los mi­li­ta­res co­mo tan­ques, da­do que es un acei­te que re­sis­te 100.000 km sin de­te­rio­rar­se.

Los prin­ci­pa­les im­por­ta­do­res de jo­jo­ba ar­gen­ti­na son Alemania, Fran­cia, Ja­pón y Es­ta­dos Uni­dos. “El con­su­mo en el mer­ca­do in­terno es de me­nos del 5%, to­do el res­to to­do se ex­por­ta”, confirma el in­ge­nie­ro La­dux, mien­tras que pa­ra el in­ge­nie­ro Bus­ti­llo “el pró­xi­mo pa­so es agre­gar­le va­lor al pro­duc­to, so­bre to­do pa­sos in­ter­me­dios ya que ela­bo­rar cos­mé­ti­cos im­pli­ca en­trar en mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les muy com­pe­ti­ti­vos”.

Se co­lo­can 1.300 plan­tas por ha de las cua­les 10% son ma­chos que se dis­tri­bu­yen es­tra­té­gi­ca­men­te por­que tie­nen un po­len pe­sa­do que no via­ja mas de 30 me­tros. To­da hem­bra de­be es­tar asis­ti­da por va­rios ma­chos.

Luis Bus­ti­llo Sec. de Ind. de La Rio­ja

Hay dos ob­je­ti­vos co­mer­cia­les: pro­du­cir se­mi­llas que se ven­den a otros paí­ses y ex­traer acei­te cu­yo prin­ci­pal mer­ca­do es la cos­mé­ti­ca.

Gui­ller­mo Abud Ase­sor

Jo­sé Luis La­dux EEA INTA Chi­le­ci­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.