RE­CUR­SOS.

Es­te es el año de las ener­gías re­no­va­bles. ¿ Quié­nes ac­ce­den y pa­ra qué se uti­li­zan es­tas ener­gías? Aquí dos ex­pe­rien­cias que lle­van ade­lan­te el INTA.

Super Campo - - Sumario - Por Co­ra Gor­nitzky.

Dos ca­sos ejem­pla­res don­de se uti­li­zan bom­bas pa­ra rie­go por go­teo ali­men­ta­das por ener­gía so­lar en huer­tas de agri­cul­to­res fa­mi­lia­res.

¿QUÉ RE­CUR­SOS na­tu­ra­les dis­po­ni­bles exis­ten en ca­da re­gión y pa­ra qué ti­po de de­man­das ener­gé­ti­cas? A ese in­te­rro­gan­te in­ten­tan res­pon­der los in­te­gran­tes del Mó­du­lo de ener­gías re­no­va­bles pa­ra la agri­cul­tu­ra fa­mi­liar del INTA con el fo­co pues­to en es­tu­dios de fac­ti­bi­li­dad pa­ra la ge­ne­ra­ción de ener­gías re­no­va­bles que so­lu­cio­nen di­ver­sas de­man­das ener­gé­ti­cas. Así por ejem­plo, en el va­lle bo­nae­ren­se del río Co­lo­ra­do el INTA de Hi­la­rio As­ca­su­by, jun­to al IPAF Re­gión Pam­pea­na avan­zan en es­tu­dios pa­ra el apro­ve­cha­mien­to del rie­go por go­teo con ener­gía so­lar. Allí el rie­go se tor­na im­pres­cin­di­ble pa­ra el desa­rro­llo de los cul­ti­vos pe­ro el agua, co­mo la ener­gía eléc­tri­ca, son re­cur­sos li­mi­tan­tes. El 98% de la su­per­fi­cie re­ga­da de la zo­na uti­li­za el sis­te­ma gra­vi­ta­cio­nal por sur­co, mel­ga o tablón con pér­di­das en la efi­cien­cia de has­ta el 50%.

“Mu­chas ve­ces, pa­ra el pro­duc­tor, la úni­ca ma­ne­ra de au­men­tar la su­per­fi­cie cul­ti­va­da y los ren­di­mien­tos es tec­ni­fi­can­do el rie­go, pe­ro pa­ra im­ple­men­tar­lo es ne­ce­sa­rio con­tar con ac­ce­so a la ener­gía que, ade­más de ser un re­cur­so es­ca­so, re­pre­sen­ta un cos­to ele­va­do”, ad­vier­te el in­ves­ti­ga­dor Juan Pa­blo D’Ami­co. Cuen­ta que es­tán rea­li­zan­do es­tu­dios pa­ra rie­go con bom­ba so­lar en hor­ta­li­zas pe­sa­das ( za­pa­llo, cebolla y ajo). “Cree­mos que la ener­gía so­lar es es­tra­té­gi­ca en es­ta zo­na por­que hay muy bue­na ra­dia­ción y so­lu­cio­na el pro­ble­ma de dis­po­ni­bi­li­dad de ener­gía de fuentes tra­di­cio­na­les, pa­ra apli­car tec­no­lo­gía de rie­go efi­cien­te. Ya con­ta­mos con es­tu­dios de fac­ti­bi­li­dad en cebolla y ajo con bue­nos re­sul­ta­dos”, ad­vier­te es­te magister en me­ca­ni­za­ción agrí­co­la. EN INTIYACO. La otra ex­pe­rien­cia pa­ra di­men­sio­nar un sis­te­ma de bom­beo so­lar com­bi­na­do con rie­go por go­teo se rea­li­za en el nor­te de San­ta Fe. Allí se rea­li­zan es­tu­dios de via­bi­li­diad pa­ra re­em­pla­zar y/o mi­ni­mi­zar el uso de un sis­te­ma de rie­go ac­cio­na­do por una mo­to­bom­ba a naf­ta,

pa­ra abas­te­cer de ener­gía la pro­duc­ción hor­tí­co­la de la lo­ca­li­dad. La huer­ta es una de las po­cas ex­pe­rien­cias en la re­gión que tie­ne co­mo ob­je­to pro­veer de ver­du­ras fres­cas a los po­bla­do­res del lu­gar. El pro­yec­to fue ini­cia­do en 2010 jun­to al Pro­gra­ma ProHuer­ta se ha sos­te­ni­do en el tiem­po con un ma­ne­jo agroe­co­ló­gi­co. En la ac­tua­li­dad, el abas­te­ci­mien­to de agua pa­ra re­gar la su­per­fi­cie de cul­ti­vo pro­vie­ne de una la­gu­na ar­ti­fi­cial ubi­ca­da a 500 me­tros de la huer­ta. Da­da la im­po­si­bi­li­dad eco­nó­mi­ca de tras­la­dar la red eléc­tri­ca has­ta el si­tio, el agua es bom­bea­da por me­dio de una mo­to­bom­ba a com­bus­tión.

“Es­ta­mos pro­ban­do un mo­de­lo de bom­ba so­lar que ya es­tá en el mer­ca­do, pa­ra adap­tar­lo a las con­di­cio­nes de la zo­na, que es­tá ais­la­da, con ba­ja den­si­dad de po­bla­ción, po­ca in­fra­es­truc­tu­ra en la zo­na, sin elec­tri­ci­dad ni ac­ce­so al agua,, con bom­beo a ba­jo cos­to y cui­dan­doui­dan­do el re­cur­so”, ex­pli­ca el ex­ten­sio­nis­ta de la AER Ga­ra­ba­to del INTA, Fer­nan­do­nan­do Bran­da­li­se. Has-Has­ta aho­ra se pu­dou­dou de­ter­mi­nar queq la uti­li­za­ción de una elec­tro­bom-om-o ba su­mer­gi­bleee de 24 volts ac­cio­na­dao­na­dao por ener­gía sso­lar, po-po­si­bi­li­ta cu­bri­rir la de­man­da de agua. Ade­más, el cos­to de com­pra e ins­ta­la­ción de la bom­ba so­lar se­lec­cio­na­da equi­va­le al cos­to de com­bus­ti­ble con­su­mi­do en un año por la mo­to­bom­ba. En esa lo­ca­li­dad, ubi­ca­da a 347 km de la ca­pi­tal de la pro­vin­cia, vi­ven 1.690 ha­bi­tan­tes. Es una re­gión em­ble­má­ti­ca ya que fun­cio­nó la em­pre­sa La Fo­res- tal has­ta me­dia­dos de los '60. Des­de en­ton­ces, los pro­ce­sos de mi­gra­ción nun­ca se de­tu­vie­ron. La bom­ba so­lar cons­ti­tu­ye una al­ter­na­ti­va pa­ra ac­ce­der al rie­go sin de­pen­der de la red de dis­tri­bu­ción.

Des­de el Mó­du­lo de Ener­gías Re­no­va­bles pa­ra la Agri­cul­tu­ra Fa­mi­liar del INTA , el in­ves­ti­ga­dor SeSer­gio Jus­tia­no­vich­vich ad­vier­te que­qu los es­tu­dios en As­ca­sAs­ca­su­bi y An­ti­ya­co­co re­sul­tan­res de vi­tal im­poim­por­tan­cia, da­do que to­man co­mo re­fre­fe­ren­cia una si­tu­si­tua­ción que es reprre­pre­sen­ta­ti­va de di­fer­di­fe­ren­tes reali­da­des­des en to­do el país, don­de el ac­ce­so a las re­des de ener­gíae­nerg con­ven­cio­nal ope­ra co­mo li­mi­tan­te pa­ra pro­yec­tar pro­ce­sos de agre­ga­ción de va­lor. Los dis­po­si­ti­vos so­la­res ana­li­za­dos con­tri­bu­yen a mi­ni­mi­zar la de­pen­den­cia de in­su­mos co­mo com­bus­ti­ble y elec­tri­ci­dad. Au­to­no­mía, ac­ce­so y cos­tos. De eso se tra­tan tam­bién las ener­gías re­no­va­bles dis­tri­bui­das.

En­sa­yos de rie­go por go­teo con bom­ba so­lar en pro­duc­cio­nes de ajo y cebolla (arr. de­re­cha y aba­jo) en cam­pos de la ex­pe­ri­men­tal EEA As­ca­su­bi del INTA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.