Un Com­pro­mi­so Real de la Na­ción y de la Pro­vin­cia

Super Campo - - Zonas Anegadas - Por Leo­nar­do Sar­quis* * Mi­nis­tro de Agroin­dus­tria de la Pro­vin­cia de Bs. As.

Des­deel ini­cio de nues­tra ges­tión prio­ri­za­mos es­tar to­dos los días en ca­da rin­cón de la Pro­vin­cia tra­ba­jan­do jun­to a in­ten­den­tes, sus equi­pos, pro­duc­to­res y to­da la ca­de­na Agroin­dus­trial. Sa­be­mos de la an­gus­tia de la gen­te que está su­frien­do inun­da­cio­nes y por eso con más ra­zón con ellos ahí, dia­lo­gan­do y es­cu­chán­do­los siem­pre, les con­ta­mos lo que es­ta­mos ha­cien­do pa­ra me­jo­rar la si­tua­ción. Siem­pre di­cien­do la ver­dad. Po­der sa­ber con cer­te­za que en po­cos años la pro­vin­cia ten­drá mas del 80% de sus pro­ble­mas de inun­da­cio­nes mi­ni­mi­za­dos, es al­go que va a pa­sar, es­ta vez en se­rio.

¿Por qué nos inun­da­mos? I) El ré­gi­men de pre­ci­pi­ta­cio­nes cam­bió desde ha­ce 9 años; II) Las na­pas de to­dos los cam­pos es­tán muy arri­ba por­que está llo­vien­do di­fe­ren­te; III) (o pri­me­ro), no se hi­cie­ron las obras co­rres­pon­dien­tes du­ran­te mu­cho tiem­po. Cuando se ter­mi­ne la cuar­ta eta­pa del Plan Maes­tro del Sa­la­do (la prin­ci­pal que abar­ca la mi­tad de la su­per­fi­cie en km cua­dra­dos de la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res y afec­ta a ca­si 60 mu­ni­ci­pios), ca­si el 80% del pro­ble­ma de las inun­da­cio­nes de la Pro­vin­cia va a es­tar mi­ni­mi­za­do. Tam­bién que se van a po­der re­cu­pe­rar 2 mi­llo­nes de hec­tá­reas pro­duc­ti­vas. Exis­te un co­mi­té in­ter­pro­vin­cial de cuen­cas que se reúne pe­rió­di­ca­men­te. Lo for­man los go­bier­nos de San­ta Fe, Cór­do­ba, Bue­nos Ai­res y La Pam­pa. Allí com­par­ten los cro­no­gra­mas de obras que van a ha­cer, pen­san­do que el te­ma “inun­da­cio­nes” es un te­ma na­cio­nal. Hoy no hay nin­gún cas­co ur­bano en la Pro­vin­cia que es­té en riesg. Hay un gran equi­po tra­ba­jan­do pa­ra pre­ve­nir pro­ble­mas: Di­rec­ción de Ries­go, Co­mi­té de cri­sis en­tre mi­nis­te­rios, equi­pa­mien­to ne­ce­sa­rio y al día pa­ra eva­cua­cio­nes pre­ven­ti­vas e “in si­tu”. Los cam­pos afec­ta­dos, en tan­to, tie­nen dis­tin­ta com­ple­ji­dad. "Su­per­fi­cies afec­ta­das" no quie­re de­cir "per­di­das". Por eso so­mos muy cau­tos y res­pon­sa­bles a la ho­ra de su­mi­nis­trar da­tos. To­da­vía fal­ta mu­cho por sem­brar. Ya ter­mi­nó la siem­bra de tri­go y aho­ra em­pe­za­mos la de maíz, gi­ra­sol; des­pués ven­drá la so­ja. Pre­sen­cia, ocu­pa­ción, proac­ti­vi­dad, ges­tión, reali­dad, ver­dad; así en­ca­ra­mos es­te com­ple­jo te­ma, sa­bien­do, va­lo­ran­do y acom­pa­ñan­do al sec­tor y con­fia­dos en que la úni­ca for­ma de so­lu­cio­nar es­tos pro­ble­mas es tra­ba­jan­do to­dos jun­tos. De es­ta for­ma, es­tos pro­ble­mas de dé­ca­das, si Dios quie­re en un tiem­po, se­rán anéc­do­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.