La in­se­mi­na­ción ar­ti­fi­cial tie­ne mu­chas po­si­bi­li­da­des pa­ra cre­cer. No­ve­da­des del sim­po­sio del IRAC.

En el Sim­po­sio In­ter­na­cio­nal de Re­pro­duc­ción Bo­vi­na or­ga­ni­za­do por el IRAC se hi­zo fo­co en me­jo­rar el uso y trans­fe­ren­cia de co­no­ci­mien­tos en in­se­mi­na­ción ar­ti­fi­cial a tiem­po fi­jo.

Super Campo - - Sumario - Por Luis Ma­cha­do.

EL CRE­CI­MIEN­TO de la pro­duc­ción de car­ne va­cu­na en Ar­gen­ti­na, desde que ha cam­bia­do el mar­co ma­cro­eco­nó­mi­co, de­pen­de de la efi­cien­cia de los ga­na­de­ros y uno de los as­pec­tos a me­jo­rar son los ín­di­ces de des­te­te, que hoy se ubi­can en un 60 por cien­to. En­tre las tec­no­lo­gías que pue­den ayu­dar a me­jo­rar es­tos pa­rá­me­tros se en­cuen­tra la im­ple­men­ta­ción de in­se­mi­na­ción ar­ti­fi­cial, por ello es que ca­da dos años el Sim­po­sio In­ter­na­cio­nal de Re­pro­duc­ción Ani­mal or­ga­ni­za­do por el Ins­ti­tu­to de Re­pro­duc­ción Ani­mal de Cór­do­ba (IRAC) es un pun­to de en­cuen­tro de los ve­te­ri­na­rios de to­do el país pa­ra to­mar con­tac­to con los úl­ti­mos avan­ces en es­te as­pec­to. Ade­más de los asis­ten­tes pro­fe­sio­na­les, el sim­po­sio tam­bién es una “vi­drie­ra” pa­ra em­pre­sas de in­su­mos y ser­vi­cios del ru­bro.

El doc­tor Ga­briel Bo, di­rec­tor del IRAC co­men­tó a Su­per CAM­PO que “la in­se­mi­na­ción ar­ti­fi­cial a tiem­po fi­jo (IATF) ya tie­ne un por­cen­ta­je al­to de vacas in­se­mi­na­das en la Ar­gen­ti­na, pe­ro to­da­vía de­be se­guir cre­cien­do. Hoy el 15 por cien­to de las vacas se in­se­mi­nan a tiem­po fi­jo, pe­ro to­da­vía nos que­da el otro 85 por cien­to. Es una téc­ni­ca que pue­de­se­guir cre­cien­do en tan­to y en cuan­to los pro­duc­to­res

ten­gan en­tu­sias­mo y ga­nas. Nos en­con­tra­mos en un mar­co to­tal­men­te di­fe­ren­te del que te­nía­mos en el sim­po­sio pa­sa­do ha­ce dos años. Las ex­pec­ta­ti­vas son mu­chas y di­fe­ren­tes y, por so­bre to­do, el pro­duc­tor mix­to está mu­cho más pro­cli­ve a in­co­po­rar es­ta tec­no­lo­gía con los cam­bios que he­mos te­ni­do en la Ar­gen­ti­na”.

Ga­briel Bo in­di­có que en Ar­gen­ti­na, en pro­por­ción, se in­se­mi­nan unas 3,5 mi­llo­nes de hem­bras por año, lo que re­pre­sen­ta un 15 por cien­to del to­tal, mien­tras que en Es­ta­dos Uni­dos y Ca­na­dá no lle­gan al 10 por cien­to. TEN­DEN­CIAS. En cuan­to a los te­mas que se es­tán re­quie­rien­do pa­ra es­te ti­po de even­tos, Bo des­ta­có en­tre ellos “aso­ciar la tec­no­lo­gía de in­se­mi­na­ción ar­ti­fi­cial a tiem­po fi­jo con el se­men se­xa­do. Has­ta aho­ra ha­bía si­do di­fí­cil jun­tar la téc­ni­ca de se­men se­xa­do con in­se­mi­na­ción ar­ti­fi­cial a tiem­po fi­jo y aho­ra con pro­to­co­los más mo­der­nos que nos per­mi­ten un po­co más de fer­ti­li­dad". Otro te­ma des­ta­ca­do por Bo es que "el se­men se­xa­do se ve­nía usan­do ca­si ex­clu­si­va­men­te pa­ra in­se­mi­nar va­qui­llas de le­che, aho­ra te­ne­mos la po­si­bi­li­dad de em­pe­zar im­ple­men­tar­lo en va­qui­llo­nas de car­ne. Eso tie­ne dos efec­tos in­tere­san­tes, por un la­do ayu­dar al cre­ci­mien­to del ro­deo na­cio­nal, por­que si te­ne­mos más hem­bras au­men­ta­rá el ro­deo. Ade­más, si la va­qui­llo­na de 15 me­ses pa­re una hem­bra en lu­gar de un ma­cho, hay me­nos di­fi­cul­tad de par­to”. EFI­CIEN­CIA. Pa­ra el es­pe­cia­lis­ta bra­si­le­ño Pie­tro Ba­ru­se­li, de la Uni­ver­si­dad de San Pa­blo, un as­pec­to im­por­tan­te pa­ra te­ner una efi­cien­cia re­pro­duc­ti­va es el con­trol de la sa­ni­dad, ya que hay mu­chas en­fer­me­da­des que cau­san pro­ble­mas re­pro­duc­ti­vos. “Se­gún la in­ci­den­cia de las en­fer­me­da­des po­de­mos te­ner una caí­da muy sig­ni­fi­ca­ti­va de la pre­ñez

y mor­ta­li­dad em­brio­na­ria y abor­tos. Si no­so­tros to­ma­mos fin­cas don­de hay al­ta in­ci­den­cia de cier­tas en­fer­me­da­des, las pér­di­das pue­den ser en­tre 50 y 70% de las es­ta­cio­nes he­chas con IATF y trans­fe­ren­cia em­brio­na­ria”. Otro pi­lar pa­ra la efi­cien­cia re­pro­duc­ti­va es la ali­men­ta­ción: “Los ani­ma­les de­ben es­tar bien nu­tri­dos y bien mi­ne­ra­li­za­dos, con con­di­ción cor­po­ral que per­mi­ta una res­pues­ta ovu­la­to­ria y que ten­ga una bue­na fer­ti­li­dad en la in- se­mi­na­ción o cuando re­ci­be un em­brión. Hay va­rios es­tu­dios que mues­tran que si no se con­tro­la la nu­tri­ción de las vacas y la con­di­ción cor­po­ral, hay baja efi­cien­cia en los pro­ce­sos. No de­be­mos te­ner ex­ce­sos en la nu­tri­ción pe­ro se­gu­ro que no de­be ha­ber ca­ren­cias. En Amé­ri­ca La­ti­na el ppro­ble­ma es la ca­ren­cia, aun­que­que nin­guno de los dos son bue­nos”,enos”,e des­ta­có el es­pe­cia­lis­ta bra­si­le­ño. ra­si­le­ño.r VE­TE­RI­NA­RIOS.. En cuan­to a la trans-ns-n fe­ren­cia de las­llas tec­no­lo­gías al pro­duc­tor, Ba­ru-aru-a se­lli sos­tu­vo que­que “el co­no­ci­mien­ton­ton en Amé­ri­ca La­ti­na­nan cre­ció mu­cho, prin­ci­pal­men­te­pal­men­tep en Ar-Ar­gen­ti­na y Bra­sil en los úl­ti­mos 20 años. Hoy los sis­te­mas de pro­duc­ción desa­rro­lla­dos pa­ra los dos paí­ses son de al­tí­si­ma tec­no­lo­gía y efi­cien­cia”.

La trans­fe­ren­cia de co­no­ci­mien­tos desde el ám­bi­to cien­tí­fi­co al pro­fe­sio­nal ya está he­cha, pe­ro to­da­vía que­da pendiente con­ven­cer a los pro­duc­to­res tran­que­ras aden­tro: “Es una pró­xi­ma eta­pa, pe­ro los pa­que­tes tec­no­ló­gi­cos es­tán bien desa­rro­lla­dos, los co­no­ci­mien­tos so­bre las téc­ni­cas de pro­duc­ción y re­pro­duc­ción cre­cie­ron mu­cho en los úl­ti­mos 30 años. Po­de­mos con­si­de­rar que la tec­no­lo­gía que te­ne­mos es de al­tí­si­mo ni­vel y con re­torno po­si­ti­vo, pe­ro de­be­mos apli­car­la más en las fin­cas, por­que se ve muy po­co con res­pec­to a lo que se ha ge­ne­ra­do. Eso es bueno por­que me­jo­ra la efi­cien­cia y

to­dos ga­nan más, por­que se ge­ne­ra más car­ne y le­che y di­ne­ro al fi­nal de la ca­de­na”. Pa­ra lo­grar ese ob­je­ti­vo, los ve­te­ri­na­rios de­ben cam­biar de sin­to­nía. Se­gún Ga­riel Bo: “El ve­te­ri­na­rio tie­ne que sa­lir más y la IATF es una bue­na en­tra­da. Creo que el fu­tu­ro del ve­te­ri­na­rio es me­nos ove­rol y man­ga y más cer­ce­re­bro. Hay que tra­ba­jar más en ase­so­ra­mien­to y, co­mo een to­das las co

sas,sas, cu­cuan­do avan­za la te­tec­no­lo­gía tam­bién­bién lo ha­cen las he­rra­mien­tas". Se­gún el di­rec­tor del IRAC, el pri­mer­prim pa­so es mo­di­fi­car la ac­ti­tud: "El ve­te­ri­na­rio de­be cam­biar un po­co el rol de ser el que va, tra­ba­ja de 'bom­be­ro' y even­tual­men­te ha­ce las pal­pa­cio­nes y se va a su ca­sa. Tie­ne cam­biar a un rol mu­cho más im­por­tan­te que es ase­so­rar al pro­duc­tor, dis­cu­tir un pro­gra­ma de me­jo­ra­mien­to ge­né­ti­co y de ma­ne­jo”.

Ca­da dos años, el sim­po­sio del IRAC es el pun­to de en­cuen­tro pa­ra ac­tua­li­zar­se so­bre las no­ve­da­des en re­pro­duc­ción ani­mal.

Ga­briel Bo IRAC

Pie­tro Ba­ru­se­li Univ. de San Pa­blo

Ri­car­do Ca­pe­ce Agrop­har­ma

La tec­no­lo­gía de in­se­mi­na­ción ar­ti­fi­cial a tiem­po fi­jo ya está pre­sen­te en el 15% de las vacas del ro­deo ar­gen­tino.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.