En­tre­vis­ta a Luis Nar­di, ex pre­si­den­te de Agroac­ti­va, quien cuen­ta su ex­pe­rien­cia co­mo pro­duc­tor ga­na­de­ro en un cam­po ubi­ca­do cer­ca de Per­ga­mino, pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res.

En un cam­po de raíz ne­ta­men­te agrí­co­la, el ex pre­si­den­te de Agroac­ti­va le sa­ca el ju­go a la pro­duc­ción ga­na­de­ra apos­tan­do al ci­clo com­ple­to de anina­les An­gus pa­ra lo­grar ren­ta­bi­li­dad.

Super Campo - - Sumario - Lo­re­na Ro­drí­guez. Por Ma­ría

42 EM­PREN­DI­MIEN­TOS LI­TO­RAL.

DON­DE TER­MI­NA la lo­ca­li­dad de Ge­ne­ral Gelly, co­mien­za Agroem­pren­di­mien­tos Li­to­ral S.A, el cam­po ga­na­de­ro que Luis Nar­di tie­ne en San­ta Fe y que lin­da con la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res por­que lo atra­vie­sa el lí­mi­te na­tu­ral in­ter­pro­vin­cial del Arro­yo del Me­dio.

Ale­ja­do de la di­rec­ción de Agroac­ti­va, Nar­di des­pun­ta el vi­cio de es­tar en re­la­ción con el cam­po y la gen­te de cam­po que tan­to quie­re y se le ani­ma a la pro­duc­ción ga­na­de­ra, in­clu­so en tie­rras muy fér­ti­les. “Me enamo­ré de los ani­ma­les”, di­ce en una char­la con Su­per CAM­PO, ma­tean­do cer­ca del fue­go del ho­gar. Y si por al­go lla­ma la aten­ción el em­pren­di­mien­to es por­que la tierra de la zo­na es es­pe­cial­men­te ap­ta pa­ra ce­rea­les y olea­gi­no­sas. “Ba­sán­do­me en que ten­go otros in­gre­sos ade­más del cam­po, me de­di­qué a los ani­ma­les. La ga­na­de­ría bien ma­ne­ja­da, con una cier­ta pru­den­cia y ven­dien­do en el mo­men­to ade­cua­do es bas­tan­te ren­ta­ble, lo que pa­sa es que hay que ar­mar to­do el cir­cui­to pro­duc­ti­vo”, de­ta­lla.

– Su­per CAM­PO: ¿Có­mo se com­po­ne el ro­deo con el que tra­ba­jan?

– Luis Nar­di: Te­ne­mos en­tre 400 y 500 vacas en pro­duc­ción de la ra­za An­gus, de co­lor ne­gro y tra­ba­ja­mos con in­se­mi­na­ción ar­ti­fi­cial pa­ra lo­grar un ro­deo con tra­za­bi­li­dad.

– SC: ¿Es im­por­tan­te tra­ba­jar con bue­na ge­né­ti­ca?

– LN: Sin du­da es im­por­tan­te con­tar con bue­nos ani­ma­les, por­que cuando uno ape­la a la bue­na ge­né­ti­ca se uti­li­zan los pro­ce­di­mien­tos co­mo pa­ra apro­ve­char ese gas­to ex­tra de he­rra­mien­tas co­mo la in­se­mi­na­ción ar­ti­fi­cial. Di­ga­mos que nos per­mi­te ac­ce­der a un plan­tel de ani­ma­les más uni­for­me con ma­yor ca­pa­ci­dad de con­ver­sión y con los atri­bu­tos que con­fie­re es­ta ra­za.

– SC: ¿Tie­nen me­di­do si la ge­né­ti­ca les su­ma in­gre­sos?

– LN: No te­ne­mos es­tu­dios que nos de­mues­tren que lo que gas­ta­mos en me­jo­rar la ge­né­ti­ca nos vuel­ve en di­ne­ro; pe­ro cuando man­da­mos no­vi­llos a Li­niers, ge­ne­ral­men­te ha­ce­mos el me­jor pre­cio del día en gor­do.

– SC: ¿Có­mo le en­con­tra­ron la vuel­ta al ne­go­cio?

– LN: Es­ta­mos en es­te cam­po ha­ce unos 15 o 16 años y creo que ce­rró me­jor cuando em­pe­za­mos a pro­du­cir nues­tros pro­pios ter­ne­ros. Al prin­ci­pio los com­prá­ba­mos e in­clu­so ar­ma­mos los co­rra­les pa­ra ha­cer las dis­tin­tas eta­pas de en­gor­de pe­ro ahí el nú­me­ro se ha­cía muy finito. Creo que si no se ha­ce el ci­clo com­ple­to es muy di­fí­cil te­ner ren­ta­bi­li­dad.

– SC: ¿Có­mo es el cir­cui­to del ci­clo pro­duc­ti­vo?

– LN: Te­ne­mos unos 400 vien­tres en pro­duc­ción y nues­tro ín­di­ce de pre­ñez está en el 95%, apro­xi­ma­da­men­te, lo que lo­gra­mos por­que lue­go de la in­se­mi­na­ción tra­ba­ja­mos con re­pa­so de to­ros. – LN: Ve­mos que mu­chos tra­ba­jan con des­te­te pre­coz pe­ro no­so­tros ha­ce­mos re­cría a pas­to y en es­te mis­mo cam­po. Cuando los ani­ma­les lle­gan a los 250 ki­los los en­ce­rra­mos en co­rra­les has­ta que su­man unos 150 o 200 ki­los, y sa­ca­mos ani­ma­les her­mo­sos con una es­truc­tu­ra osea bien ar­ma­da.

– SC: ¿Có­mo es la re­cría? – SC: ¿Có­mo se ma­ne­jan con la ali­men­ta­ción?

– LN: En otro cam­po ha­ce­mos unas 150 a 200 hec­tá­reas de maíz pa­ra grano con un ren­di­mien­to apro­xi­ma­do de

unos 80 o 90 qq/ha, por­que el maíz es un cul­ti­vo que ne­ce­si­ta bue­na tec­no­lo­gía. En cuan­to a si­la­je, co­mo el ren­di­mien­to es to­tal­men­te dis­tin­to, con ha­cer unas 30 hec­tá­reas nos al­can­za. El pi­ca­do si lo ha­ce­mos en es­te cam­po don­de con­ta­mos con lo­tes de al­fal­fa con los que ha­ce­mos ro­llos. Ha­ce­mos unos 3 o 4 cor­tes al año y ca­da 6 años, mas o me­nos, ro­ta­mos. GA­NA­DE­RÍA Y PRE­CIOS. Al ha­blar con Luis so­bre el gus­to que ex­pe­ri­men­ta por los ani­m­laes que­da en cla­ro que la con­si­de­ra una ac­ti­vi­dad más es­ta­ble en el tiem­po. “Pen­sá...¿có­mo ha­ces pa­ra des­pren­der­te del ro­deo que vas ar­man­do? Acá es­tán las ma­dres, los to­ros pa­ra re­pa­sar, está el di­ne­ro in­ver­ti­do en agua­das, alam­bra­dos, co­rra­les, man­gas, vien­tres, ge­né­ti­ca. To­do eso es una apues­ta fir­me cuando em­pe­za­mos el ne­go­cio y una vez que está tra­ba­jan­do se ha­ce di­fi­cil des­ar­mar­lo”, ase­gu­ra.

– SC: Y apos­ta­ron en un mo­men­to que no era buen ne­go­cio...

– LN: Apos­ta­mos desde ha­ce unos 10 años. Re­cuer­do que en una opor­tu­ni­dad me en­con­tré con un Se­cre­ta­rio de Agri­cul­tu­ra (cuando la in­si­tu­ción no te­nía aún el ran­go de Mi­nis­te­rio) y me fe­li­ci­tó por la idea de vol­car­me a los ani­ma­les. "En 6 me­ses la ga­na­de­ría ex­plo­ta", me di­jo, pe­ro yo creo que to­da­vía no ex­plo­tó, tie­ne mu­cho por cre­cer.

– SC: ¿Qué opi­na de los pre­cios de los ani­ma­les?

– LN: Los pre­cios son re­gu­lar­men­te bue­nos. Sien­to que tie­nen que cre­cer por­que cre­cen por es­ca­lo­nes y eso no le per­mi­te pro­gra­mar­se al em­pre­sa­rio. Pa­san 3, 4 o 5 me­ses y se man­tie­nen en el mis­mo ni­vel, es de­cir que no si­guen el rit­mo de la in­fla­ción. Cuando se ha­ga fuer­te la ex­por­ta­ción los que ten­ga­mos bien ar­ma­das las ins­ta­la­cio­nes y ten­ga­mos bue­nos ani­ma­les al­can­za­re­mos muy bue­na uti­li­dad.

– SC: ¿Ven­den só­lo a mer­ca­do in­terno?

– LN: Lle­va­mos los ani­ma­les a 450 ki­los y con el des­vas­te se vie­nen a 430 ki­los. Nos com­pra el su­per­mer­ca­dis­mo. Has­ta aho­ra ven­de­mos a con­su­mo in­terno por­que na­da nos in­di­ca que ha­ya

clien­tes in­tere­sa­dos pa­ra que pre­pa­re­mos a los no­vi­llos de otra ma­ne­ra, pe­ro creo que la ex­por­ta­ción re­cién está co­men­zan­do. Tie­ne mu­cho to­da­vía por ex­plo­rar.

– SC: ¿Tie­ne al­gún ob­je­ti­vo pa­ra el fu­tu­ro?

– LN: El ob­je­ti­vo ya está lo­gra­do. Nos mo­ve­mos en­tre 400 y 500 ma­dres y a par­tir de allí no ne­ce­si­ta­mos com­prar ter­ne­ros. La cla­ve del ne­go­cio es tra­tar de cum­plir el ci­clo. Ven­de­mos du­ran­te to­do el año y es­ta­mos eva­luan­do man­dar a mer­ca­dos más cer­ca­nos co­mo Ro­sa­rio o ven­der aquí en Per­ga­mino pa­ra aba­ra­tar cos­tos, pe­ro yo soy se­gui­dor de Li­niers.

EM­PRE­SA­RIO Y OTRAS YERBAS.

“Desde ha­ce mu­cho tiem­po me de­fi­nen co­mo el em­pre­sa- rio Luis Nar­di, pe­ro nun­ca me sen­tí un em­pre­sa­rio", afir­ma el ex pre­si­den­te de Agroac­ti­va. “Mi vi­da ha si­do, lo que me lle­vo por de­lan­te y me gus­ta, lo ha­go”, con­fir­ma sin du­dar­lo. “No ten­go una pla­ni­fi­ca­ción. Pue­de que se­pa co­mo da­ré el pri­mer pa­so, pe­ro fran­ca­men­te ni si­quie­ra me he con­si­de­ra­do em­pre­sa­rio. To­dos sa­be­mos a qué lu­gar ha lle­ga­do Agroac­ti­va, pe­ro al prin­ci­pio ha­bía que lim­piar de no­che la mues­tra, que en ese mo­men­to era una mues­tri­ta, ir a vi­si­tar los even­tua­les ex­po­si­to­res, en fín ha­bía que ha­cer de to­do. To­da mi vi­da ha si­do así, de mu­cha aus­te­ri­dad en mi vi­da par­ti­cu­lar y de mu­cho tra­ba­jo pa­ra ge­ne­rar lo ne­ce­sa­rio pa­ra man­te­ner a la fa­mi­lia. Por eso, más que em­pre­sa­rio siem­pre me con­si­de­ré y si­go sien­do un tra­ba­ja­dor”.

– Su­per CAM­PO: ¿Hay si­mi­li­tu­des en­tre di­ri­gir una em­pre­sa y di­ri­gir un cam­po

– LN:- La ver­dad es que no soy de pla­ni­fi­car. Creo que es muy com­ple­jo que­rer ma­ne­jar al­gu­nas va­ria­bles ex­ter­nas. Ade­más, nun­ca tu­vi­mos ne­go­cios de tal en­ver­ga­du­ra co­mo pa­ra pen­sar en pla­nes a 20 o 30 años por­que los que arran­ca­mos de tan aba­jo, uno de los ma­yo­res in­co­ve­nien­tes que te­ne­mos es que nos fal­ta di­ne­ro. De­be­mos in­ver­tir en for­ma per­ma­nen­te.

– SC: El cre­ci­mien­to de Agroac­ti­va siem­pre fue en for­ma ge­nui­na?

– LN: To­do ha si­do en for­ma ge­nui­na. No des­pre­cio los cré­di­tos pe­ro si se rein­vier­te ge­nui­na­men­te eso no ge­ne­ra do­lo­res de ca­be­za sino un ma­ne­jo más tran­qui­lo de los ne­go­cios. Las cua­tro em­pre­sas que fun­dé o im­pul­sé nun­ca usa­ron cré­di­tos por­que son ca­ren­tes de atrac­ti­vos. Si uno tie­ne que pa­gar ta­sas de in­te­rés del 30% o tie­ne que ar­mar una car­pe­ta enor­me pa­ra en­trar a al­gún ban­co, des­alien­ta to­mar el cré­di­to.

Los ani­ma­les se re­crían a pas­to y lue­go se ter­mi­nan con si­la­je y grano. Sa­len del cam­po con 450 ki­los pa­ra la ven­ta y se­gún Nar­di al­can­zan muy bue­nos pre­cios al mo­men­to de ven­der­se en Li­niers.

En tierra san­ta­fe­si­na Nar­di se sien­te a sus an­chas. Dis­fru­ta del tra­ba­jo en el cam­po y su­per­vi­sa una a una las ac­ti­vi­da­des. Cría cer­dos y ove­jas, aun­que sin fi­nes co­mer­cia­les, sino más bien con el con­ven­ci­mien­to de pre­pa­rar un buen asa­do ca­da vez que lle­ga un ami­go al cam­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.