Rie­go al al­can­ce de la mano

Super Campo - - Exposiciones Y Jornadas Createch 2017 -

mi­co, sino tam­bién los as­pec­tos am­bien­ta­les y so­cia­les. Aquí cree­mos que la tec­no­lo­gía nos pue­de dar una gran mano pa­ra ayu­dar­nos a dar un sal­to dis­rup­ti­vo y así con­ce­bi­mos el CREATech”. Los pro­duc­to­res ar­gen­ti­nos de­ben adap­tar­se y es­tar pre­pa­ra­dos pa­ra en­fren­tar si­tua­cio­nes ex­tre­mas”, in­di­có An­gel Me­nén­dez. CAM­BIO CLI­MÁ­TI­CO. Án­gel Me­nén­dez, pro­fe­sor de la Fa­cul­tad de In­ge­nie­ría de la UBA y con­sul­tor in­de­pen­dien­te es­pe­cia­li­za­do en te­mas hí­dri­cos, se­ña­ló que la agri­cul­tu­ri­za­ción in­flu­yó so­bre los ex­ce­den­tes hí­dri­cos: “Aún si no hu­bie­ra ha­bi­do un in­cre­men­to de las pre­ci­pi­ta­cio­nes, el cam­bio de uso de sue­lo ha­bría ge­ne­ra­do si­tua­cio­nes com­pro­me­ti­das en al­gu­nas re­gio­nes”. El in­ves­ti­ga­dor se­ña­ló que en­tre las ac­cio­nes que se pue­den ha­cer pa­ra mi­ti­gar los pro­ble­mas ge­ne­ra­dos por los ex­ce­sos hí­dri­cos se pue­den in­cluir las obras hi­dráu­li­cas, cam­bios en el uso del sue­lo, ges­tión de pro­nós­ti­cos y adaptación a con­di­cio­nes ex­tre­mas. “Con las obras se pue­de lo­grar que al­gu­nas zo­nas no se inun­den o que se inun­den me­nos an­te cier­tos even­tos de mag­ni­tud pe­que­ña o me­dia­na, pe­ro es­tas obras no pue­den ser he­chas en for­ma ais­la­da: ha­ce fal­ta un plan maes­tro por cuen­ca”, ex­pli­có el es­pe­cia­lis­ta. En cuan­to al ma­ne­jo de uso del sue­lo, la in­tro­duc­ción de cul­ti­vos de ser­vi­cio, ro­ta­ción con pas­tu­ras o fo­res­ta­ción pue­de con­tri­buir a evi­tar cre­ci­mien­tos ex­ce­si­vos de los ni­ve­les de las na­pas freá­ti­cas. El uso de pro­nós­ti­cos de me­diano pla­zo pa­ra la to­ma de de­ci­sio­nes, se­gún Me­nén­dez, pue­de ser útil, pe­ro

exi­ge una ac­tua­li­za­ción pe­rió­di­ca. “Y hay que con­si­de­rar la he­te­ro­ge­nei­dad es­pa­cial; al­gu­nos pro­duc­to­res vie­ron en su cam­po, en años de Ni­ño, me­nos pre­ci­pi­ta­cio­nes que en un año de Ni­ña, por­que la ten­den­cia ge­ne­ral no se re­fle­ja ne­ce­sa­ria­men­te en to­dos los cam­pos”, acla­ró Me­nén­dez. Tam­bién apun­tó que es acon­se­ja­ble to­mar me­di­das que per­mi­tan pre­pa­rar­se pa­ra si­tua­cio­nes com­ple­jas, co­mo, por ejem­plo, crear ca­mi­nos in­ter­nos que sigan sien­do tran­si­ta­bles en mo­men­tos de gran­des ex­ce­den­tes de agua. “Lo ideal es adop­tar me­di­das de no arre­pen­ti­mien­to, es de­cir que son bue­nas in­de­pen­dien­te­men­te de si el pro­nós­ti­co ne­ga­ti­vo se cum­ple o no”. RO­BÓ­TI­CA. Ale­jan­dro­jan­droj Re­pet­to, je­fe de in­no­va­ción­ción del Cen­tro de In­ves­ti­ga­ció­nió­ni y De-Desa­rro­llo del Ejér­ci­to­ér­ci­toé Ar­gen­tino di­ser­tóer­tóe so­bre las po­si­bi­li-bi­li-b da­des de la ro­bó-bó-b ti­ca en el cam­po.po.p Re­pet­to desarro-rro-r lló los pri­me­ro­se­ros au­tos au­tó­no­mos­mos de Amé­ri­ca La­ti­na­na pa­ra la ciu­dad de Bue­no­se­no­se Ai­res, con sen­so­res com­pra­dos en el ex­te­rior pe­ro con la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial desa­rro­lla­da en la Ar­gen­ti­na. Hoy es­tá desa­rro­llan­do ro­bots pa­ra el con­trol me­cá­ni­co de ma­le­zas. Re­pet­to co­men­tó a Super CAM­PO que cual­quier pla­ta­for­ma ro­bó­ti­ca tie­ne tres par­tes. La pri­me­ra es sen­sa­do ob­te­nien­do da­tos del am­bien­te, don­de se es­tá mo­vien­do el ro­bot có­mo ve, có­mo es­cu­cha. La se­gun­da es el pro­ce­sa­mien­to de ese da­to, in­ter­pre­tán­do­lo y tran­for­mar­lo en in­for­ma­ción y que és­ta re­per­cu­ta en ac­cio­nes dán­do­le ór­de­nes a una pla­ta­for­ma ro­bó­ti­ca, que es la par­te me­cá­ni­ca del ro­bot, que es la ter­ce­ra par­te. "En to­do lo que es sen­so­res, son ca­da vez más ba­ra­tos, la in­ter­pre­ta­ción es la par­te de in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial don­de to­dos los días hay avan­ces fuer­tes. La me­cá­ni­ca, que es la par­te fí­si­ca y tie­ne que ver con la in­dus­tria sí­mil au­to­mo­triz, es­tá más ver­de por­que los in­dus­tria­les lo­ca­les no se de­di­can a es­to”, se­ña­ló Re­pet­to. CAR­NE SIN­TÉ­TI­CA. El ho­lan­dés Mark Post, CSO y co­fun­da­dor de dos com­pa­ñías de­di­ca­das a la co­mer­cia­li­za­ción de car­ne y cue­ro cul­ti­va­dos, di­ser­tó so­bre­obre es­ta nuev­nue­va car­ne que se ob­tie­ne en la­la­bo­ra­to­rios en ba­se cé­lu­cé­lu­las ma­dre de mús­cu­múscu­lo es­que­lé­ti­co bo­vi­bo­vino. “Ac­tual­men­men­te hay cua­tro com­com­pa­ñías tra­baj­ba­jan­do” des­crib­cri­bió y an­ti­ci­pó que en tres años es­ta­rá dis­po­ni­ble en res­tau­ran­res­tau­ran­tes es­pe­cia­les.les. ¨Creo que ene 4 a 7 años es­ta­rá en su­per­mer­ca­dos”. Se­gún, Post, con la ex­ten­sión de la car­ne cul­ti­va­da co­mo com­mo­di­tie y a un pre­cio ac­ce­si­ble, en un con­tex­to de un 70% más de con­su­mi­do­res en 2050, “gran par­te de la pro­duc­ción ga­na­de­ra cam­bia­rá o des­apa­re­ce­rá. Pa­ra los pro­duc­to­res es una opor­tu­ni­dad de mi­grar ha­cia los cul­ti­vos. To­ma­rá dé­ca­das que se desa­rro­lle, por lo tan­to ten­drá tiem­po de pen­sar. Pe­ro efec­ti­va­men­te ten­drá que adap­tar­se, y es­to es lo que ocu­rre

per­so­nas asis­tie­ron al prin­ci­pal even­to del año del Mo­vi­mien­to CREA rea­li­za­do en Cór­do­ba.

nor­mal­men­te con cual­quier tec­no­lo­gía".

“Ha­blan de car­ne sin­té­ti­ca, pe­ro en reali­dad se tra­ta de cé­lu­las mus­cu­la­res; se apro­pian del tér­mino car­ne por­que se tra­ta de un ali­men­to que es bien vis­to por mu­chos con­su­mi­do­res”, in­di­có el in­ves­ti­ga­dor del INTA Bal­car­ce, En­ri­que Pa­van y re­cor­dó que una ham­bur­gue­sa, a di­fe­ren­cia de un bi­fe, es un ali­men­to pro­ce­sa­do. Y que una ham­bur­gue­sa ela­bo­ra­da en ba­se a cé­lu­las mus­cu­la­res cons­ti­tu­ye un pro­duc­to que, ade­más de ser pro­ce­sa­do, es ar­ti­fi­cial. “El pre­cio de es­te ali­men­to ar­ti­fi­cial, si bien vie­ne ba­jan­do, es mu­cho más ca­ro que el de car­ne bo­vi­na na­tu­ral. Ade­más, ha­brá que ver cuál es la per­cep­ción de los con­su­mi­do­res cuan­do se en­te­ren de las hor­mo­nas ar­ti­fi­cia­les y an­ti­bió­ti­cos que son ne­ce­sa­rios pa­ra po­der ela­bo­rar una ham­bur­gue­sa ar­ti­fi­cial”, aler­tó.

Iz­quier­da: Ki­li­mo desa­rro­lló una pla­ta­for­ma pa­ra ayudar al pro­duc­tor a to­mar de­ci­sio­nes so­bre rie­go com­ple­men­ta­rio. Aba­jo: pro­to­ti­po de vehícu­lo au­tó­no­mo que en su pri­me­ra eta­pa de desa­rro­llo se­rá uti­li­za­do por se­mi­lle­ros.

El CREALab fue un es­pa­cio don­de las star­tups pu­die­ron ex­hi­bir desa­rro­llos pa­ra el cam­po.

Mi­chael Do­ver

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.